null: nullpx
Deportaciones

Deportaron a varias mujeres que denunciaron esterilizaciones forzosas en Georgia

Un nuevo reporte de AP asegura que ICE ya deportó a seis de las mujeres que denunciaron abusos médicos y prácticas invasivas sin su consentimiento en un centro de inmigrantes de Georgia. Según abogados de las denunciantes, el gobierno sigue intentado deportar a otras mujeres implicadas.
11 Nov 2020 – 10:48 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) ya deportó a seis de las mujeres que denunciaron haber sido sometidas a procedimientos ginecológicos invasivos e innecesarios en un centro de detención de inmigrantes en Georgia, reportó la agencia The Associated Press (AP).

Los abogados de las denunciantes aseguran que el gobierno sigue intentado deportar a otras mujeres implicadas y al menos otras siete de las que denunciaron lo ocurrido en el centro de detención de Ocilla, en el condado de Irwin, Georgia, recibieron una notificación de que pronto podrían ser expulsadas del país.

Según un reporte reciente de Los Angeles Times, que citaba un nuevo informe y registros obtenidos, la cifra de migrantes que denunciaron haber sido víctimas de estas prácticas abusivas contrarias a su capacidad reproductora era de al menos 19 mujeres, en su mayoría negras y latinas, procedentes tanto de América Latina y el Caribe como de África.

Según los testimonios citados por AP, una de las migrantes dijo que ICE le había anunciado que se levantaba la suspensión de su deportación y que su expulsión era "inminente", mientras otra fue incluso trasladada a un aeropuerto rural de Georgia este lunes y la hicieron firmar los papeles de su deportación, pero finalmente fue devuelta al centro de detención, ante la reclamación de sus abogados.

Aunque de acuerdo con la ley, las personas deportadas aún pueden participar como testigos de un caso penal o civil, es común que terminen en países violentos o en donde su seguridad se ve amenazada, por lo que se vuelve difícil mantener contacto con ellas.

Una de las mujeres denunciantes, que fue deportada a Jamaica, un país de donde salió con apenas 5 años, aseguraba recientemente que aún desconocía la magnitud del procedimiento médico al que fue sometida, ya que no había podido someterse a una revisión médica allí.

"ICE está destruyendo la evidencia necesaria para esta investigación", dijo a AP Elora Mukherjee, profesora de derecho de la Universidad de Columbia, que se encuentra trabajando con varias de estas mujeres.

Por su parte, la agencia aseguró en un comunicado que ha notificado al inspector general de Seguridad Nacional "sobre cualquier traslado o deportación planificada de las detenidas de Irwin que eran pacientes del doctor" involucrado y que "cualquier insinuación de que ICE está tratando de impedir la investigación al llevar a cabo la remoción de las entrevistadas es completamente falsa".


Las migrantes denuncian haber sido sometidas sin su consentimiento, o engañadas, a cirugías que han limitado seriamente su capacidad reproductiva. En la mayoría de los casos alegan no haber recibido información de este procedimiento, ni las causas para realizarlo, y por supuesto, tampoco se les ofreció ninguna alternativa, de acuerdo con las denuncias.

En un informe reciente presentado ante el Congreso, un equipo de nueve obstetras y ginecólogos certificados y dos expertos en enfermería, encontró un "patrón alarmante" en el que el doctor Mahendra Amin, ginecólogo principal que atendía a las migrantes del Centro de Detención del Condado de Irwin, presuntamente sometió a las mujeres a cirugías ginecológicas injustificadas.

Amin no podrá volver a atender a las mujeres migrantes de ese centro de detención. Actualmente el inspector general del Departamento de Seguridad Nacional está investigando estos hechos y el Departamento de Justicia abrió una investigación criminal pero defensores de los inmigrantes piden que no solo se investigue al médico, sino también al centro de detención y cualquier papel que haya jugado ICE al enviarle las pacientes.

Testimonios

El nuevo reporte de la agencia AP contiene los testimonios de dos mujeres, una keniana y una mexicana, ambas traídas a Estados Unidos desde niñas y detenidas tras haber cometido algún delito. Podrían ser deportadas a países que desconocen y en los que apenas vivieron pocos años de sus vidas.

Mbeti Ndonga, natural de Kenia de 37 años, fue deportada con anterioridad tras ser arrestada por daños a propiedad gubernamental. La mujer volvió a ingresar ilegalmente al país y fue detenida por ICE en el centro del condado de Irwin, en Georgia.

El pasado año Ndonga fue llevada ante el doctor Amin tras solicitar tratamiento por dolor abdominal y un exceso de sangrado vaginal. Según su testimonio, solo pretendía que el médico le diera una receta para continuar con un tratamiento prescrito por un médico anterior pero Amin le insistió en que se sometiera a un legrado. En su historia clínica cuenta también que le hicieron una laparoscopía.

Según Ndonga, cuando se despertó de la cirugía, el doctor le dijo que nunca podría tener hijos, aunque no se ha podido comprobar clínicamente. Ella, en cambio, sigue padeciendo el dolor abdominial y el sangrado por el cual pidió la revisión. En dos ocasiones Ndonga ha dado su testimonio a los investigadores federales, la última de ellas este mismo martes.

"Les dije que me habían abusado, torturado, deshumanizado", dijo a la AP. Tras su primera entrevista la semana pasada, tanto ella como sus abogados aseguran que ICE le dijo que habían levantado la suspensión de su deportación y que de un momento a otro podría ser devuelta a Kenia.

"El temor de Mbeti al responder las preguntas de los investigadores era que su caso de inmigración empeorara", explicó a la AP la profesora Elora Mukherjee. "Pocas horas después de la entrevista, sus peores temores se hicieron realidad", agregó.


El otro testimonio es el de una mujer mexicana que habló con la AP dando solo su primer nombre: Yenira. Yenira fue puesta bajo custodia de ICE tras ser arrestada por posesión de menos de un gramo de cocaína o metanfetamina, según consta en sus antecedentes penales.

El pasado jueves sus abogados notificaron que quería hablar con los investigadores federales por quejas sobre el doctor Amin. Días después, el pasado lunes, Yanira fue trasladada a un aeropuerto de Georgia para ser deportada a México, pero a última hora un agente se le acercó para decirle que no sería deportada pues sus abogados habían intervenido a tiempo.

Yanira ya había sido sometida a una histerectomía en 2014 y desde entonces padecía sofocos y fatigas, por lo que estando detenida en el centro de Georgia, pidió ir al médico para que le recetara parches de estrógeno. Según ella, Amin le dijo que le realizaría una ecografía vaginal y una citología pero realizó ambos procedimientos sin usar lubricantes, ocasionándole un dolor intenso y problemas para sentarse durante casi una semana.

"Nosotras somos humanas. Somos mujeres. Tenemos sentimientos ”, expresó. "El hecho de que estemos detenidas no significa que debamos ser tratadas como animales".

ICE niega deportaciones

ICE dijo a Univision Noticias que estaba “cooperando plenamente con la investigación de la Oficina del Inspector General (OIG) del Departamento de Seguridad Nacional (DHS)” para esclarecer las quejas presentadas por inmigrantes detenidas en Irwin y quienes denunciaron haber sido sometidas a procedimientos de histerectomía sin sus consentimientos.

La agencia dijo que la colaboración “incluye acomodar las entrevistas realizadas por la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia”, que forma parte de la investigación.

Indicó además que ha estado notificando a la OIG del DHS, a través de la Oficina de Responsabilidad Profesional de ICE, “sobre cualquier traslado o remoción planificada de detenidos de Irwin que fueron pacientes del Dr. Amin, y está apoyando plenamente los esfuerzos de la OIG del DHS y la División de Derechos Civiles del DOJ”.

“Cualquier insinuación de que ICE está intentando obstaculizar la investigación llevando a cabo la deportación de los entrevistados es completamente falsa", aseguró.

Acusaciones serias

La agencia federal también dijo en su respuesta a Univision Noticias que las acusaciones “plantean algunas preocupaciones muy serias que merecen una investigación rápida y exhaustiva” y que quienes hayan violado las políticas y procedimientos “deben rendir cuentas”.

“Si hay algo de verdad en estas acusaciones, es mi compromiso hacer las correcciones necesarias para asegurar que seguimos dando prioridad a la salud, el bienestar y la seguridad de los detenidos de ICE”, dijo el director encargado de ICE, Tony Pham.

La dependencia dijo además que las leyes de inmigración “permiten que un extranjero busque alivio de la deportación. Sin embargo, una vez que han agotado todo el debido proceso y las apelaciones, quedan sujetos a una orden final de expulsión emitida por la agencia, un juez de inmigración o la Junta de Apelaciones de Inmigración, y esa orden debe cumplirse”.

ICE no respondió si bajo esta normativa alguna de las denunciantes de Irwin ha sido expulsada de Estados Unidos después de haber denunciado los abusos a los que fueron sometidas.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés