publicidad
Inmigrantes y activistas durante una protesta contra la política de deportaciones del gobierno de Obama.

Cuatro madres detenidas en protesta contra las deportaciones en Washington DC

Cuatro madres detenidas en protesta contra las deportaciones en Washington DC

Mujeres inmigrantes le piden al gobierno de Obama y al Partido Demòcrata que paren las deportaciones.

Inmigrantes y activistas durante una protesta contra la política de depo...
Inmigrantes y activistas durante una protesta contra la política de deportaciones del gobierno de Obama.

Cuarto madres, dos de ellas indocumentadas, fueron detenidas el lunes por participar en un acto de desobediencia civil frente al Comité Nacional Demócrata, en Washington DC, para exigir al presidente Barack Obama que frene las deportaciones.

publicidad

La protesta, organizada por el grupo "Dream Action Coalition" (DRM), comenzó frente a la puerta del Comité Nacional Demócrata y terminó en una calle contigua, donde inmigrantes y activistas celebraron durante dos horas una asamblea en torno a una pancarta en la que podía leerse: "Partido Deportador. Rompiendo promesas y familias".

El ritmo de deportaciones en el país ha caído un 20% en los últimos diez meses respecto al mismo periodo del año anterior, según informaron la semana pasada fuentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), lo que sitúa las deportaciones en el nivel más bajo desde al menos 2007.

No obstante, Obama fue bautizado por grupos proinmigrantes como el "deportador en jefe" porque las deportaciones superaron la cifra récord de 2 millones en lo que lleva de mandato, la cifra con la que el anterior presidente, George Bush, concluyó sus dos legislaturas (ocho años) en la Casa Blanca.

Por ello, una veintena de activistas cortaron el tráfico y vestidos con camisetas azules y rojas gritaron consignas como "Obama mentiroso, el pueblo está furioso" o "Sin papeles, sin miedo".

 

Bajan las deportaciones, pero sigue el descontento entre los hispanos Univision

Entre los activistas, que se protegieron del calor con sombrillas y botellas de agua, se encontraban madres indocumentadas de cinco estados (Nueva York, Arizona, Virginia, Maryland y Connecticut), así como jóvenes llegados de Nueva York o varias familias que trajeron con ellos a sus bebés.

La abogada Anna Wilase, presente en la protesta, explicó a Efe que las cuatro arrestadas podrían tener que pagar una multa de $50 por bloquear el tráfico y por celebrar una reunión ilegal, aunque anticipó su puesta en libertad en unas tres horas.

Una de las detenidas es Teresa Galindo, de 70 años, que hace 31 años llegó a Estados Unidos desde México con cuatro de sus ocho hijos y que ahora tiene 13 nietos (el menor de un año y el mayor de 20), todos ellos nacidos en Estados Unidos.

"Le digo al presidente que pare las deportaciones, que deje de separar a las familias y que cumpla con sus promesas. No nos van a callar, vamos a seguir hasta el final", clamó en declaraciones a Efe Galindo, que durante la protesta estuvo sentada en el suelo con un cojín.

Su hijo, César Vargas, agradeció públicamente a su madre el "valor" de haber cruzado la frontera y de arriesgarse a sufrir una detención por los derechos de la comunidad latina.

 

En el año 2014 podría ser un año de menos deportaciones Univision

"Ella ya se cansó de los juegos políticos de los demócratas. Fuimos la comunidad latina los que los elegimos en 2008 y 2012. Y ahora el presidente nos está dando la espalda", denunció en declaraciones a Efe Vargas, quien advirtió a los demócratas de que la comunidad latina votará al partido que los "proteja".

"El mundo no es rojo o azul. Ya no vamos a aceptar un partido que no nos quiere", insistió el activista, quien cree que en las próximas elecciones legislativas de noviembre los latinos también podrían orientar su voto hacia candidatos independientes.

Más comprensivo con la posición de Obama se mostró el único "padre" de la protesta, Víctor Andrés, quien cree que el presidente está bajo muchas "presiones" y solo espera que pueda ampliar el alcance del programa de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), puesta en marcha dos años atrás.

publicidad

Esta medida, que ha otorgado permisos de trabajo a más de 520 mil jóvenes indocumentados que llegaron al país siendo niños, podría beneficiar a la mayor de sus hijas, de 16 años, que llegó con cuatro.

Los activistas prometieron seguir con su lucha y la activista Lenka Mendoza de "DREAMers Moms USA" adelantó que el próximo 3 de noviembre su grupo tiene previsto organizar una huelga de hambre de 24 horas frente a la Casa Blanca, aprovechando que el 4 de noviembre Estados Unidos tiene una cita con las urnas para renovar parte del Congreso.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad