publicidad
EN varios estados activistas de grupos defensores de los derechos de los inmigrantes le piden al gobierno que frene las redadas y deportaciones y que empuje el debate de una reforma migratoria.

Critican redada de inmigrantes en Nashville

Critican redada de inmigrantes en Nashville

Agentes federales rompieron puertas y ventanas y sacaron a personas a punta de pistola durante una redada, denunciaron vecinos y activistas en Nashville.

EN varios estados activistas de grupos defensores de los derechos de los...
EN varios estados activistas de grupos defensores de los derechos de los inmigrantes le piden al gobierno que frene las redadas y deportaciones y que empuje el debate de una reforma migratoria.

Varios arrestos ejecutados a punta de pistola

NASHVILLE, Tennessee - Habitantes de un complejo de departamentos en Nashville, Tennessee, señalaron que agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) rompieron puertas y ventanas, y que sacaron a personas a punta de pistola durante una redada la semana pasada, reportó The Associated Press.

"Los niños fueron amontonados llorando mientras sacaban a los adultos", explicó Amelia Post, organizadora de la Coalición por los Derechos de Refugiados e Inmigrantes de Tennessee.

Post describió una llamada telefónica aterrada que recibió el 20 de octubre mientras se llevaba a cabo la redada en los apartamentos de The Clairmont.

Denuncias similares fueron incluidas en octubre de 2008 en un informe elaborado por investigadores del Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y The Urban Institute, donde recogieron los daños causados por las batidas de inmigrantes, principalmente a niños ciudadanos estadounidenses.

publicidad

Un año antes, en 2007, durante una redada en una fábrica de implementos militares en New Bedford, Massachussets, decenas de niños quedaron abandonados en sus escuelas tras el arresto de sus padres y enviados a centros de detención en otros estados.

Posible causa de los arrestos

Durante una conferencia de prensa en Nashville, Post indicó que la redada se debió a la disputa entre inquilinos y el propietario de los inmuebles por las condiciones de los apartamentos.

Los defensores de los inmigrantes afirman que la administración del complejo hizo caso omiso de las quejas, abandonó las oficinas que tenía en el lugar y que colocó un letrero para que los inquilinos con problemas llamaran a un número telefónico que nunca era atendido, reportó AP.

Poco después se llevaron a cabo los arrestos.

Detenido y con papeles

The Asociated Press reportó que el inmigrante Alberto Flores explicó que fue esposado cuando regresó a casa después de trabajar y que lo dejaron en una camioneta por dos horas y media antes de ser liberado, porque tenía permiso de trabajo.

"Nos trataron violentamente, como si fuéramos delincuentes", apuntó.

Roberto Bamales dijo en una entrevista que su compañero de habitación y otros cinco hombres que los visitaron ese día fueron arrestados en la redada.

Bamales precisó que no les permitió la entrada a los agentes y que cree que la administración del edificio les dio las llaves. Agregó que no fue llevado en custodia porque pudo probar que es un residente legal.

Tricia Herzfeld, abogada de la Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles de Tennessee, también habló en la conferencia de prensa y dijo que los inmigrantes indocumentados también tienen derecho a un proceso justo, el cual incluye derecho a la protección mientras están en casa de uno.

Daños irreparables

En el informe de La Raza de 2008 se lee que la combinación entre el miedo desatado tras las batidas, el aislamiento y la pobreza que desencadenaron los arrestos y las posteriores deportaciones, acarrearon en los hijos de los inmigrantes serios problemas de salud mental tales como depresión, trastornos, ansiedad, estrés post traumático e incluso pensamientos suicidas.

Tanto La Raza como The Urban Institute coinciden en señalar que los daños en niños separados de sus padres como consecuencia de redadas es "significativo", y que "por cada dos inmigrantes detenidos un niño se queda desamparado".

Ambas entidades concluyeron además que en Estados Unidos hay unos 5 millones de niños con por lo menos uno de sus padres indocumentado.

Organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes claman al Congreso que apruebe una reforma migratoria justa que incluya, entre otros beneficios, una vía de legalización indocumentados que carecen de antecedentes criminales. Pero el debate está frenado por falta de apoyo bipartidista.

publicidad

Año de deportaciones

A principios de octubre el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) dijo que había deportado a 392,000 inmigrantes indocumentados en el último año fiscal, y que 195,000 de ellos tenía antecedentes penales.

La cifra marcó un récord y suplantó la cifra anterior de 389,000 deportados.

La cantidad de personas con cargos penales expulsadas aumentó en 81,000 en el año fiscal 2010, según las cifras de la agencia de inmigración y aduanas (ICE).

"Este gobierno se ha centrado en velar por el cumplimiento de nuestras leyes de inmigración de una manera sensata y eficaz, que le da prioridad a la seguridad pública y nacional", dijo la jefa de la seguridad de Estados Unidos, Janet Napolitano, en rueda de prensa.

La Casa Blanca ha dicho que espera abrir un debate después de las elecciones de medio tiempo de este martes, cuando los estadounidenses elijan un nuevo Congreso (la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado).

La reforma migratoria se ha convertido, como en las presidenciales de 2008, en uno de los principales temas de campaña para ambos partidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad