publicidad
Una ley semejante a la de Arizona está siendo analizada en Utah.

Activistas en Utah prefieren acuerdo bipartidista a las marchas contra ley

Activistas en Utah prefieren acuerdo bipartidista a las marchas contra ley

Una ley semejante a la de Arizona está siendo analizada en Utah

Una ley semejante a la de Arizona está siendo analizada en Utah.
Una ley semejante a la de Arizona está siendo analizada en Utah.

Semejante a la SB1070

DENVER, cOLORADO - Dirigentes hispanos de Utah descartaron hoy la convocatoria de marchas en contra de un nuevo proyecto de ley sobre inmigración semejante a la ley SB1070 de Arizona y, a cambio, promueven un acuerdo bipartidista que favorezca un proyecto alternativo.

José Gutiérrez, cofundador de la Coalición Hispana Latina de Utah (UHLC, en inglés), indicó que la comunidad hispana "no saldrá a las calles" para oponerse a la propuesta inmigratoria del representante estatal Stephen Sandstrom, republicano de Orem.

Las marchas y las manifestaciones "no son una buena solución", dijo Gutiérrez, porque podrían interpretarse de manera errónea como si "200.000 personas invadiesen la ciudad y las calles".

publicidad

La semana pasada, Sandstrom declaró que su propuesta es "simplemente tomar las leyes federales y transformarlas en leyes estatales para que se puedan hacer cumplir en Utah".

La iniciativa, dijo el legislador, busca combatir los casos de robo de identidad y tráfico de drogas cometidos por inmigrantes indocumentados.

Además, pide que las agencias estatales verifiquen la situación inmigratoria de todos quienes soliciten beneficios públicos.

Pero, según Gutiérrez, Sandstrom "no entiende a los inmigrantes", por lo que su propuesta "no es la solución".

La alternativa, sostuvo el dirigente hispano, es convocar a líderes y activistas latinos para que conversen con políticos tanto republicanos como demócratas y de esa manera se gestiones un nuevo proyecto de ley "que sea de beneficio para toda la población de Utah".

"Los demócratas y los republicanos tienen que dialogar y nosotros seremos el puente", afirmó Gutiérrez.

Sandstrom indicó que antes de escribir su proyecto de ley recibió numerosas llamadas de inmigrantes hispanos que se expresaron a favor de la medida.

"Literalmente me han contactado docenas y docenas de personas hispanas, por teléfono o por correo electrónico, que me han preguntado cómo podían ayudarme porque también ellos quieren que se apruebe esa ley", declaró el representante republicano.

"Tampoco ellos están de acuerdo con que la gente ingrese ilegalmente al país", agregó.

Gutiérrez dijo que esta semana comenzarán las reuniones para desarrollar una estrategia que permita presentar un proyecto de ley alternativo en la próxima sesión de la legislatura de Utah, que comienza en enero del 2011.

Según estadísticas del censo, el 12.3 por ciento de los 2.8 millones de habitantes de Utah son hispanos y el 60 por ciento de ellos son inmigrantes.

El Pew Hispanic Center estima hay en Utah alrededor de cien mil indocumentados de origen hispano.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad