publicidad

Panamá quiere que emigrantes cubanos en su país se beneficien de traslados

Panamá quiere que emigrantes cubanos en su país se beneficien de traslados

Panamá negocia con países de Centroamérica para que los 1.000 cubanos varados en su territorio se beneficien de un acuerdo para transitar hacia EE.UU.

Inmigrantes cubanos en Panamá

Panamá, 30 dic (EFE).- Panamá negocia con los países de Centroamérica para que los 1.000 cubanos varados en su territorio se beneficien de un acuerdo para transitar por la región hacia Estados Unidos, como lo harán los cubanos albergados en Costa Rica, dijo hoy el vicecanciller panameño, Luis Miguel Hincapié.

"Panamá va a seguir trabajando. Esto no puede ser una solución solo de Costa Rica, solo de Panamá o solo de Nicaragua. Tiene que ser una solución en conjunto de todos los países de Centroamérica", sostuvo el diplomático en una entrevista en el canal 13 de la televisión local.

publicidad

El viaje en avión desde Costa Rica hacia El Salvador de un primer grupo de estos migrantes y su posterior recorrido en autobús hacia la frontera norte de México fue acordado el lunes pasado en Guatemala en una reunión de los países involucrados.

Costa Rica aclaró entonces que este "primer ejercicio piloto de traslado humanitario" aplicaría a un grupo de los 8.000 cubanos que tienen una visa temporal de tránsito en ese país.

"Se está trabajando con los países de Centroamérica en una solución para que estas personas puedan llegar a su destino, Estados Unidos", aseveró Hincapié.

El vicecanciller abogó por la apertura de fronteras para prevenir el tráfico de personas y aseguró que mientras se concreta una solución, Panamá ofrecerá a los cubanos "el trato humanitario que se merecen: alimentación, salud, cobija".

La situación de los cubanos en este país es excepcional, porque a pesar de que necesitan una visa para entrar al territorio, adonde llegaron vía marítima desde Colombia, se les ha permitido la estancia, dijo el director del Servicio Nacional de Migración de Panamá, Javier Carrillo.

"Están en un limbo. No están ilegales, pero tampoco están legales formalmente hablando. Se les tolera, se les da un trato humanitario", indicó Carrillo en entrevista con el canal 13.

El lunes pasado el Gobierno de Panamá inició la mudanza de los cubanos varados en el Paso Canoas, frontera con Costa Rica, a un hospedaje seguro, y el cierre de los albergues donde unos 700 se guarecían desde el 18 de diciembre.

Ese día, el Gobierno de Costa Rica anunció que dejaría de expedir visas a los emigrantes caribeños porque había rebasado sus capacidades, y también que suspendía su participación en la mesa política del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

La decisión de salir del SICA se debe a que en ese foro no encontró apoyo para trasladar a los cubanos tras el cierre de la frontera de Nicaragua para los cubanos decretado el pasado 15 de noviembre.

La medida de Costa Rica, considerada por expertos como un golpe a la integración centroamericana, conllevó a una reunión el pasado 22 en México y a la última, el 28 en Guatemala, en la que se resolvió el ejercicio piloto de trasladar a El Salvador a un primer grupo de cubanos, quienes costearán sus gastos. EFE

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad