publicidad

Hispanos esperan ejecucion

Hispanos esperan ejecucion

Desde que se suspendió la moratoria de ejecuciones en EEUU, Texas ha ejecutado un reo y tiene en calendario a 14 más, entre ellos 3 hispanos .

En agosto serían sus ejecuciones

EL PASO, Texas - Desde que se suspendió la moratoria de ejecuciones en EEUU hace poco más de dos meses, Texas ha ejecutado ya a un reo y tiene en calendario a 14 más, entre ellos a los hispanos José Medellín, Heriberto Chi y Michael Rodríguez.En mayo pasado, el Tribunal Supremo de EEUU rechazó el argumento de dos condenados a muerte en Kentucky de que la inyección letal era un castigo cruel e inhumano y, por lo tanto, anticonstitucional.

A partir de entonces los estados reanudaron las ejecuciones de los condenados a muerte suspendidas en octubre de 2007 y Texas inició con la ejecución el 11 de junio de Karl Chamberlain, convicto por violar y asesinar a una mujer hace 17 años, y programó la de otros 14 para los próximos cinco meses.

De acuerdo con el calendario del Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ), para el 5 de agosto está programada la ejecución de Medellín, seguida el 7 de agosto por la de Chi, y el 14 del mismo mes la de Rodríguez.

Estos hispanos no necesariamente morirán en los días fijados, ya que la ejecución puede ser suspendida, incluso a último momento cuando los tribunales aceptan la revisión de alguna apelación interpuesta por la defensa legal de estos reos, o bien, cuando la Junta de Perdones ofrece una suspensión temporal de 30 días.

En lo que se refiere a Medellín, mexicano y convicto por el asesinato de dos jóvenes de 14 y 16 años de las que él, junto con otros pandilleros, abusaron sexualmente y torturaron, el gobierno de México ha pedido se suspenda la ejecución y se respete la orden de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que ordenó la revisión del caso.

publicidad

La CIJ dictaminó que EEUU debía revisar los casos de Medellín y otros 51 mexicanos condenados a muerte en el país, debido a que no se respetó en su proceso judicial su derecho a contactar al consulado de su país al momento de ser detenidos.

Aun cuando el resto de los estados aceptó la revisión de los casos de mexicanos sentenciados a la pena máxima, Texas se negó e hizo caso omiso a la petición presidencial que pedía cumplir con el mandato de la CIJ.

El en caso de Chi, acusado de asesinar en 2001 al empleado de una tienda de ropa y de herir a otro durante un robo, su ejecución fue suspendida en octubre de 2007 para permitir la revisión de su caso.

En ese entonces el embajador de Honduras en EEUU, Roberto Flores Bermúdez, solicitó al gobernador Rick Perry suspender la ejecución por inyección letal de Heliberto Chi Aceituno alegando que en el caso del hondureño, al igual que en el de Medellín, no se respetaron los derechos de los acusados de contactar con su consulado.

También para agosto se ha fijado la fecha de ejecución de Michael Rodríguez, acusado del asesinato de un policía en Dallas durante el robo a una tienda de artículos deportivos en la nochebuena del año 2000.

Rodríguez ingresó inicialmente al sistema penitenciario de Texas en 1992, con una condena de cadena perpetua, tras confesar haber conspirado con su hermano Mark para contratar a un hombre, Rolando Ruiz, al que pagaron por asesinar la esposa de Michael.

El esposo y cuñado de Teresa Rodríguez, de 29 años, habrían ofrecido 2.000 dólares a Ruiz para asesinar a la mujer y recibir así más de 250.000 dólares de su seguro de vida.

Los dos se declararon culpables y recibieron condenas de cadena perpetua en tanto que Ruiz fue sentenciado a muerte y se encuentra en proceso de apelaciones.

En el año 2000, Michael Rodríguez fue uno de los siete reos que escaparon de una prisión del sur de Texas y que asesinaron a un agente de la policía de Dallas en la nochebuena de año 2000, por lo que fue sentenciado a muerte.

Rodríguez ha solicitado en numerosas ocasiones a través de cartas a los tribunales de distrito un alto a las apelaciones y que proceda su ejecución.

Texas es el estado que registra el mayor número de ejecuciones al año en el país, y ha aplicado este castigo a 406 reos condenados a muerte desde 1982, de los cuales 36 fueron ejecutados en 2007.

La próxima está programada para el 10 de julio y corresponde al afroamericano Carlton Turner, de 29 años, acusado del asesinato de sus padres adoptivos durante un robo a su vivienda. EFE

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad