publicidad
Texas continúa con fuertes lluvias

Hispanos de Texas evacúan sus hogares a causa de las inundaciones

Hispanos de Texas evacúan sus hogares a causa de las inundaciones

Las autoridades, ante la crecida del agua por las lluvias, han obligado a abandonar los hogares situados al lado de ríos, muchos ocupados por latinos

Texas continúa con fuertes lluvias
Texas continúa con fuertes lluvias

Las inundaciones provocadas por las fuertes tormentas que azotan gran parte de  Texas, y que ya han ocasionado la muerte de 22 personas en este estado, han obligado a las autoridades a ordenar la evacuación de casas en poblados aledaños a ríos y canales, muchas de ellas habitadas por hispanos.

publicidad

En Rosenberg, una localidad a 45 millas al suroeste de Houston, la Policía local ordenó a cerca de 150 residentes de casas distribuidas a lo largo del Río Brazos, uno de los más grandes del estado, a que abandone sus hogares hasta nuevo aviso.

Según William Henry, portavoz del Departamento de Policía de Rosenberg, el caudal del Río Brazos ha llegado a un máximo de 48 pies, lo que significa que de llegar a los 50 pies en las próximas horas se convertiría en una zona de alto riesgo.

"El Servicio de Meteorología Nacional ha pronosticado más precipitaciones para este tarde y mañana domingo, lo que nos hace pensar que la orden de evacuación podrían ampliarse a más vecindarios", señaló Henry.

Es precisamente esa inseguridad lo que ha motivado a decenas de residentes, en su mayoría de origen hispano, a dejar sus casas hasta nuevo aviso.


Texas continúa con fuertes lluvias Univision

Sonia Rangel, natural de San Luis Potosí (México), vive en una casa móvil con su esposo y sus cuatro hijos y ante al aumento del caudal del Río Brazos la familia se ha visto obligada a pernoctar en casa de unos conocidos.

"Me han dicho que no entre a mi casa porque existe peligro de que hayan víboras y otros animales. Por ahora pienso acatar, pero me extraña porque en 13 años que tengo viviendo acá, nunca me ha pasado algo similar", indicó Rangel.

La casa móvil de Rangel, sostenida por ladrillos y estructuras de madera, tiene un espacio amplio en la parte trasera de su domicilio, que da al Río Brazos, y sus dos caballos y mascotas también han formado parte del proceso de evacuación.

En la casa contigua, donde reside Bruno González, un obrero de construcción de 53 años, el agua ha tapado gran parte de su jardín y ha destruido los huertos de hortalizas y legumbres. Anoche durmió en un albergue de la Cruz Roja pero esta mañana regresó a su casa rodante porque teme ser víctima de saqueos.

"Uno nunca sabe. Las pertenencias no tienen mucho valor, pero hay que estar pendiente. Si esto empeora no sé qué haría, porque esta es mi casa, mi hogar, mi todo", remarcó González, que debe desplazarse en bicicleta para poder cruzar el pantano que ahora forma parte de su vivienda.

Las autoridades de varias ciudades del estado se han debido emplear a fondo para contrarrestar los efectos del temporal que azota esta zona del país, en donde hasta el momento se han reportado 21 muertos en  Texas y 6 en Oklahoma, además de miles de viviendas destruidas.

Richmond, ciudad que también cuenta con urbanizaciones que dan al Río Brazos, han clausurado parques públicos y áreas de recreación municipales, mientras que en Wharton, localidad ubicada a 60 millas al suroeste de Houston, se ha ordenado la evacuación de viviendas contiguas a las zonas fluviales y al Río Colorado.

En el condado Brazoria, cerca a las orillas del Golfo de México, se desarrolla un programa de evacuación voluntaria hacia refugios temporales, con la participación de organizaciones religiosas, comunitarias y la Cruz Roja.

El presidente Barack Obama firmó ayer una declaración de situación de desastre mayor en  Texas, que facilitará el envío de ayuda federal para complementar la que ya están proporcionando el estado, los municipios y las reservas de nativos americanos.

publicidad

Entre otras cosas, la ayuda incluye subvenciones para alojamiento temporal y reparación de casas, préstamos a bajo costo para cubrir pérdidas de propiedades no aseguradas y "otros programas para ayudar a los residentes y propietarios de negocios a recuperarse de los efectos del desastre".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad