publicidad
Instalación de gas de Aliso Canyon, origen de la fuga cerca de Porter Ranch

El Senado de California aprueba una moratoria sobre las operaciones de gas en Aliso Canyon

El Senado de California aprueba una moratoria sobre las operaciones de gas en Aliso Canyon

La iniciativa legal de urgencia tendrá que ser aprobada ahora por la Asamblea antes de que el gobernador pueda firmarla

Obras de reparación de fuga de gas en Aliso Canyon, área de Porter Ranch
Obras de reparación de fuga de gas en Aliso Canyon, área de Porter Ranch

El Senado de California aprobó este jueves por unanimidad imponer una moratoria a la inyección de gas en los pozos que almacenamiento que tiene la compañía Southern California Gas (SoCalGas) en sus instalaciones de Aliso Canyon, foco de una fuga de gas masiva que ha obligado a la evacuación de miles de personas en la comunidad de Porter Ranch, en Los Ángeles.

Los senadores dieron luz verde a la medida de urgencia SB 380 con 40 votos a favor, y ninguno en contra, que ahora continuará su tramitación en la Asamblea, donde se requiere al menos dos tercios de apoyos de los legisladores en la Cámara Baja para que salga adelante.

Zona de la fuga de gas en Aliso Canyon, cerca de Porter Ranch
Zona de la fuga de gas en Aliso Canyon, cerca de Porter Ranch

"Estamos tomando los pasos adecuados para calmar y atender las preocupaciones de la comunidad sobre el riesgo asociado con la operación continuada en Aliso Canyon", aseguró la senadora Fran Pavley, que representa a los electores en la zona de Porter Ranch.

En caso de que la iniciativa se convierta en ley, se impondría una moratoria a la inyección de gas en las reservas de Aliso Canyon y restricciones a la extracción de gas de los pozos más antiguos (datados en la década de 1950) hasta que la División de Petróleo, Gas y Recursos Geotérmicos certifique la intridad de las instalaciones.

Esta agencia tendrá que determinar que el riesgo para la comunidades bajo antes que pudiera retomar sus operaciones con normalidad.

publicidad

La Comisión de Servicios Públicos evaulará en última instancia, según la SB 380, si las instalaciones de Aliso Canyon deben cerrar para siempre o minimizar su uso en un futuro. Esas reservas de gas son las más importantes del país y suministran energía al sur de California.

En estos momentos, SoCalGas cuenta con 18 pozos similares al que ha generado la fuga de gas que equivale a la contaminación que crean durante un año 450,000 vehículos.

La compañía tiene planificado ya clausurar temporalmente esos pozos para realizar una inspección.

SoCalGas asegura que las labores de cierre del pozo causante de las emanaciones de gas avanza a buen ritmo y calcula que podría detener la fuga antes de finales de febrero, aproximadamente 4 meses después de que fuera detectada.

Más de 2,500 familias del área de Porter Ranch han sido realojadas desde el 23 de octubre y otras 1,600 están a la espera de encontrar un destino temporal hasta que se arregle la situación.

Esta semana la Universidad del Sur de California (USC) informó de que pondrá en marcha una investigación para determinar los posibles efectos sobre la salud que la fuga de gas de Ailso Canyon podría tener en el largo plazo, algo que tanto las autoridades como los representantes de la compañía de gas han considerado inexistente.

Los numerosos habitantes de la zona en la que están registradas unas 30,000 personas aproximadamente, han sufrido de dolores de cabeza, mareos, sangrados y vómitos, que se han relacionado con la fuga de gas.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad