null: nullpx

Medio siglo del Ford Mustang Fastback

Desde que fue lanzado a mediados de 1964 el legendario pony car de Ford ha tenido infinidad de variaciones y versiones, pero ninguna de ellas reflejó la promesa de velocidad y emoción como el Mustang fastback.
23 Ago 2017 – 10:55 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/30
Comparte
Ford dio a conocer su Mustang al mundo el 17 de abril de 1964 iniciando sus ventas poco tiempo después. Sin embargo hasta la llegada de la carrocería fastback en agosto de ese mismo año, las ventas del nuevo auto estuvieron limitadas al modelo coupé formal conocido como notchback y como convertible. Por los siguientes 52 años el Ford Mustang fastback , el deportivo de aspecto agresivo cuya linea de techo continuaba ininterrumpida por la ventana trasera hasta caer en el borde posterior del maletero, ha sido la opción de aquellos que querían sumar la máxima emoción al aura de sus Mustangs. Esta es su historia. Crédito: Univision
2/30
Comparte
Los visitantes del pabellón de Ford en la Feria Mundial de Nueva York de 1964, el lugar donde Ford dejó al público ver el Mustang por primera vez, eran recibidos por este hermoso ejemplar fastback. Esta carrocería fue una gran sorpresa para un público que no se cansaba de conocer noticias del Mustang. El Mustang II de 1963, el auto concepto con que Ford comenzó a preparar al público para recibir las radicales líneas del Mustang, era un convertible con una línea de techo muy formal, similar a las versiones notchback y convertible. Crédito: Ford
3/30
Comparte
Nada había preparado al público para las agresivas líneas del Ford Mustang fastback, al que vemos aquí en color Calypso Coral. La idea de los diseñadores era la de conferirle a la aparencia del vehículo una sensación de movimiento permanente. Crédito: Ford
4/30
Comparte
Por supuesto, cuando Carrol Shelby decidió convertir un Mustang en el que sería el histórico Shelby GT 350 eligió la carrocería fastback, aunque también construyó 4 prototipos convertibles en 1966 en anticipación del primer Shelby Mustang convertible que llegó en 1967. Crédito: Ford
5/30
Comparte
El siguiente auto concepto en llegar con el nombre Mustang llegó con carrocería fastback, algo que sería una constante en los Mustang conceptos del futuro. El concepto Ford Mustang Mach 1 de 1966 mostró varias claves de diseño que caracterizarían al Ford Mustang 1967 un año más tarde después de la primera actualización de la primera generación del Ford Mustang. EL Mach 1 también muestra muchas claves visuales del Ford GT40 que defendía el honor de Ford en Le Mans ese año. Crédito: Ford
6/30
Comparte
La línea fastback era aún más radical en el Ford Mustang de 1967. Esta vez la línea del techo no caía antes del borde posterior del maletero sino que abarcaba toda su tapa muriendo con ella acentuando la sensación visual de movimiento perpetuo del modelo. Crédito: Ford
7/30
Comparte
En 1968 los cambios al Mustang fueron mínimos y cosméticos por lo que la línea fastback se mantuvo imperturbable por un año más. Este Ford Mustang GT fastback 1968 equipado con motor bloque grande 427 (7.0 litros) Cobra Jet fue subastado por la casa Barret-Jackson por 165,000 dólares. Crédito: Barrett-Jackson
8/30
Comparte
1969 trajo otra actualización visual a la familia Mustang. El Ford Mustang 1969 creció en longitud y anchura lo que hizo que las líneas de la carrocería fastback fluyeran aún mejor y más elegantemente. Sin embargo el Mustang flirteaba peligrosamente con el síndrome de obesidad automotriz. Crédito: Ford
9/30
Comparte
El Ford Mustang 1960-1970 vio algunos de los modelos más importantes de la historia del Mustang como el Mustang Boss 302, cuyo prototipo se puede ver en esta imagen. El Mustang Boss 302 fue creado únicamente con el propósito de homologar el modelo para el circuito de carreras del circuito Trans Am de ese año, al igual que su homologo con V8 de bloque grande el Mustang Boss 427 fue fabricado para homologar la participación del Mustang en el circuito NASCAR. Ambos modelos por supuesto, utilizaban la carrocería fastback y hoy son invalorables piezas de colección por su limitada producción y por el valor histórico que su origen implica. Ford
10/30
Comparte
Otro de los modelos históricos de la sub-generación 1969-1970 fue el Ford Mustang Mach 1 que combianba caracteristicas de lujo con una apariencia agresivamente deportiva y motores V8 de alto poder. El éxito del Mach 1 fue tal que Ford decidió descontinuar el Mustang GT que no regresaría hasta 1982. Al diferencia del Ford Mustang GT, todos los ejemplares del Mach 1 utilizaban la carroccería fastback. Crédito: Ford
11/30
Comparte
1970 vió la llegada de un nuevo auto concepto basado en el Ford Mustang. Este concepto bautizado como el Ford Mustang Milano concept 1970 presagiaba la que sería la tercera y última actualización visual de la primera generación del Ford Mustang. Crédito: Ford
12/30
Comparte
Las radicales líneas del Ford Mustang Milano concept 1970 llegaría de una manera aún más acentuada en el modelo Mustang fastback de 1971, pero el portón levadizo no aparecería al Mustang fastback por 3 años más. Crédito: Ford
13/30
Comparte
Entre 1971 y 1973, el Ford Mustang fastback, al cual el fabricante se refería ahora como Sportsroof fue el menos afortunado de los modelos de 'aspecto veloz' de la primera generación. Su ventana trasera casi horizontal restringía severamente la visibilidad del auto y hacía que su sección trasera luciera desproporcionadamente grande y visualmente pesada, en contraste con la versión notchback que se ve en la parte de abajo de la imagen. Crédito: Ford
14/30
Comparte
Para 1971 los fabricantes estadounidenses habían decidido detener voluntariamente su carrera por la potencia así como la participación, al menos en términos oficiales, en los deportes de motor. Esto tuvo como consecuencia que, a pesar de su aspecto agresivo, el Ford Mustang 1971-73 contaba con un caballaje mucho menor que el de sus predecesores, lo cual sumado a sus enormes proporciones y alto peso lo hizo un auto que no hacía honor a su linaje. El Mustang Match 1 de 1973 que se ve en la imagen, a pesar de su agresivo aspecto era puro'show' y nada de 'go'. Ford
15/30
Comparte
En septiembre de 1973 llegó el primer Ford Mustang totalmente nuevo desde el debut del modelo de 1964, como modelo 1974. Con las segunda generación del Mustang, Ford trataba de recapturar la magia del modelo original que se había perdido gradualmente a medida en que cada actualización le hizo ganar peso y aumentó sus dimensiones. El nuevo auto, al que su fabricante llamó Ford Mustang II estaba basado en la mecánica del subcompacto Ford Pinto y cuando se le comparaba con el modelo 1973 lucía realmente diminuto. La llegada del Mustang II coincidió con el embargo petrolero de 1973, lo que sin duda fue providencial para Ford ya que el modelo anterior hubiese sido masacrado por el mismo público que adoptó con entusiasmo el nuevo y mucho más económico modelo. Crédito: Ford
16/30
Comparte
El Ford Mustang II sólo fue ofrecido con carrocerías notchback y fastback, el convertible no regresaría en 9 años. el Mustang fastback adquirió por primera vez un portón levadizo similar al que presagió el Ford Mustang Milano concept 1970. Está característica le dio una gran practicidad al modelo que resultó ser un gran éxito en ventas. Crédito: Ford
17/30
Comparte
La dieta se potencia y poder que se habían autoimpuesto los fabricantes estadounidenses continuó durante la totalidad de la década de los 70 y pearte de la de los 80, gracias a la crisis energética de 1973 y a los estándares de misiones tóxicas impuestas por la Agencia de Protección Ambiental del Gobierno de Estados Unidos. Esto no fue un impedimento para que el Ford ofreciera versiones del Mustang con apariencia deportiva como este Mustang II King Cobra de 1978, con carrocería fastback por supuesto, el cual a pesar de estar equipado con un V8 de 5.0 litros apenas generaba 140 caballos de fuerza Crédito: Ford
18/30
Comparte
El Ford Mustang II fue construido hasta 1978, pero su corta carrera fue exitosa; Ford vendió más de un millón de ejemplares del Mustang II entre septiembre de 1973 y septiembre de 1978. Crédito: Ford
19/30
Comparte
La tercera generación del Ford Mustang llegó en 1979 con un aspecto sorprendentemente aerodinámico y europeo. El Mustang fue nuevamnete ofrecido con dos versiones de carrocería, fastback y notchback. El Mustang fastback fue la carrocería utilizada para las versiones más deportivas, como se puede apreciar en el Ford Mustang Cobra que se ve en la imagen.

Al igual que en los años anteriores, dichas versiones deportivas no eran más que meros paquetes de apariencia con motores anémicos y restringidos por los crudos controles de emisiones de aquellos días, una situación que no duraría mucho más tiempo.
Crédito: Ford
20/30
Comparte
En 1982 regresó el Ford Mustang GT con un motor V8 de 5.0 litros de desplazamiento con prestaciones más agresivas que la de los tímidos motores del pasado reciente, que le proporcionaba al Mustang 159 caballos de fuerza, potencia que hoy parece risible pero que en aquellos días era definitivamente importante. Este acontecimiento marcó una guerra por la potencia, que no se ha detenido desde entonces y por supuesto, la carrocería elegida para el Mustang GT fue la fastback. Crédito: Ford
21/30
Comparte
En 1984 las Operaciones de Vehículos Especiales (SVO por sus siglas en ingles) de Ford preparó una versión especial del Mustang con un motor de cuatro cilindros turboalimentado que desarrollaba su potencia máxima a altas velocidades, muy al estilo europeo. El Ford Mustang SVO utilizaba exclusivamente la carrocería fastback con un alerón doble tomado directamente del Ford Sierra XR4i diseñado por Ford de Europa. Inicialmente el motor de 2.3 litros de Mustang SVO desarrollaba 175 caballos de fuerza pero en su modelo final en 1986 la potencia era de 200 caballos de fuerza. Crédito: Ford
22/30
Comparte
Para el final de la carrera de la tercera generación en 1993, el V8 de 5.0 litros del Ford Mustang GT (en la imagen) desarrollaba 205 caballos de fuerza. El Ford Mustang Cobra, preparado por el Equipo de Vehículos Especiales (SVT por sus siglas en inglés) de Ford, utilizaba una versión modificada del mismo motor que contaba con 235 caballos de fuerza. Ambos autos utilizaban solamente la carrocería fastback. Crédito: Ford
23/30
Comparte
1994 marcó tanto el décimo tercer aniversario del Ford Mustang así como la llegada de su cuarta generación. Está generación casi no fue lanzada ya que Ford había decidido reemplazar al Mustang con una versión del Mazda MX-6 de tracción delantera. Cuando estos planes salieron a la luz pública la indignación de los fanáticos del modelo fue dada a conocer a la gerencia de Ford de manera clara e inequívoca a través de miles de cartas que llegaron a las oficinas principales de la compañía.

Los planes fueron reversados y el equipo de diseño se puso a trabajar rápida y furiosamente en el Mustang que fue lanzado en 1994. El Mustang de techo fijo ahora sólo contaba con una sola carrocería cuya estilizada línea de techo recordaba más a los modelos fastback del pasado que a los notchback a pesar de carecer del portón levadizo trasero. El Mustang GT era ofrecido como techo fijo y como convertible, modelo que había regresado desde 1983.

La versión del Mazda MX-6 fue lanzada como el Ford Probe un elegante copupé con un agresivo estilo fastback.
Crédito: Ford
24/30
Comparte
En 1998 la cuarta generación del Mustang recibió su primera y única actualización, en la que el frontal y las tomas de aira falsas de los laterales presentaban líneas mucho más angulares y marcadas. Esta generación vio la llegada de varias versiones especiales limitadas como este Mustang Bullit de 2001, nombrado así por el Mustang fastback de 1967 que Steve McQueen condujo en la película del mismo nombre,similar alq ue se ve en el fondo de la imagen. EL Mustang Bullit utilizaba el mismo V8 de 4.6 litros del Mustang GT que producía 260 caballos de fuerza. Crédito: Ford
25/30
Comparte
Al final de la cuarta generación en 2003 el Ford Mustang SVT Cobra utilizaba una versión supercargada del V8 de 4.6 litros que usaba el Mustang GT, que producía 390 caballos de fuerza. Crédito: Ford
26/30
Comparte
El 2004, justo para celebrar los 40 años del Mustang, Ford lanzó la quinta generación de su pony car con un diseño inspirado claramente en la primera generación del ya legendario deportivo. La carrocería del nuevo modelo estaba claramente inspirada en el diseño del Ford Mustang fastback 1965-1966. Crédito: Ford
27/30
Comparte
El Ford Mustang Cobra fue reemplazado por el Ford Mustang Shelby GT500 (modelo 2011 en la imagen). Para 2011 el V8 de 4.6 litros del Mustang GT contaba con 300 caballos de fuerza mientras que el Shelby GT 500, equipado con una versión agrandada y supercargada del mismo motor de 5.4 litros contaba con 500 caballos de fuerza. Crédito: Ford
28/30
Comparte
En 2012 Ford reemplazó el viejo V8 de 4.6 litros con un nuevo V8 de 5.0 litros de nuevo diseño capaz de funcionar a altas revoluciones. Con el nuevo motor los Mustang con motor V8 finalmente tenía la potencia que su carrocería fastback sugería. El Mustang GT ahora contaba con 412 caballos de fuerza. mientras de que el Shelby GT500 tenía un motor V8 supercargado de 5.8 litros que generaba unos prodigiosos 662 caballos de fuerza. Crédito: Ford
29/30
Comparte
Durante la quinta generación del Mustang Ford utilizó liberalmente el recurso de la nostalgia produciendo todo tipo de versiones basadas del Mustang del pasado, entre ellas el Ford Mustang Boss 302 Laguna Seca en la que el V8 de 5.0 litros generaba 444 caballos de fuerza. Crédito: Ford
30/30
Comparte
En 2014, en ocasión del primer medio siglo del Mustang, Ford presentó su sexta y actual generación. Nuevamente el Mustang llega en dos versiones; coupé y convertible. La versión Coupé tiene nuevamente un hermoso diseño fastback que probablemente sea el mejor y más hermoso Mustang desde 1964. En la imagen vemos la versión 2018 que muestra una actualización que aunque leve garantiza la frescura del modelo hasta la llegada de su próximo relevo Crédito: Ford
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:FordCoupesAutos DeportivosMuscle Cars

Más contenido de tu interés