null: nullpx
Ford

Ford Fiesta ST 2014

Los hot hatch están mejor que nunca, y Ford ha creado un producto que seguramente pasará a la historia como uno de los mejores del segmento.
25 Nov 2015 – 12:39 PM EST
Reacciona
Comparte

Los hot hatch están mejor que nunca, y Ford ha creado un producto que seguramente pasará a la historia como uno de los mejores del segmento.

El nuevo Fiesta ST junta todo lo que busca uno en un hot hatch: es un auto compacto, económico que puede llevar a la famiia (pequeña, como en todos los hatch compactos) y que es rápido y sumamente divertido de manejar.

El Fiesta ST se siente como un Focus ST en versión reducida, lo cual es bastante bueno. El bastidor está igual de bien balanceado y la puesta a punto nos recuerda que es un auto deportivo sin sacrificar demasiado en comodidad y practicidad.

El interior tiene toques deportivo sutiles como la palanca de cambios y el volante especial ST, y otros no tan sutiles como los asientos Recaro color naranja. Dichos asientos son muy cómodos y tienen excelente soporte lateral, probablemente se sientan algo estrechos para los más anchos ya que los pétalos son bastante prominentes, pero es de esperarse en este tipo de asientos.

La posición de manejo es buena, y aunque sigue siendo un Fiesta, se puede encontrar una posición baja sin sacrificar la visibilidad exterior.

La calidad de los acabados es buena pero los materiales es uno de los puntos que nos hubiera gustado que mejoraran un poco, sobre todo porque el Focus presenta materiales mucho mejores que la generación pasada y en el Fiesta algunas zonas de contacto se sienten un poco baratas.

El espacio en las plazas traseras es suficiente para dos adultos aunque los niños viajarán más cómodos, y la cajuela tiene buen tamaño para un auto de este segmento.

El motor del Fiesta ST es uno de los puntos más fuertes del auto, su cuatro cilindros de 1.6 litros entrega la nada despreciable cantidad de 197 caballos de fuerza y está acoplado a una caja manual de 6 velocidades. Esta cantidad de potencia en un auto de este tamaño lo hace bastante divertido.

El motor es brioso y la entrega de potencia es pareja a partir de las 3 mil revoluciones por minuto, aunque el turbo empieza a soplar a las 2,500 rpm. El pedal del embrague es suave y corta bastante rápido, consiguiendo un buen balance entre desempeño y comodidad para cuando uno está atorado en el tránsito.

El comportamiento dinámico del auto es de lo mejor que podemos encontrar en el segmento hoy en día. La suspensión es firme pero no sacrifica comodidad en el manejo citadino y le entrega una adherencia envidiable por autos “deportivos” de mucho mayor precio.

Su contenido tamaño y bajo peso lo hacen un auto ágil, predecible y fácil de controlar, sin olvidar que es bastante rápido.

Hoy en día los hatchback compactos ofrecen muy buenas opciones, desde el VW Polo GTI que regresa la insignia GTI a sus origines, así como el Peugeot 308 GT, el Fiesta ST también se esfuerza por entregar un producto de alta calidad quesea versátil y sumamente divertido de manejar. Esos tres ejemplares muestran lo mejor que hay hoy en día y la gente decidirá según lo que más le guste y le convenga. Las tres opciones son sumamente buenas, pero el Fiesta ST tiene ese algo que lo hace sobresalir un poco por encima de los demás.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:FordAutos DeportivosHatchbacksAutos