null: nullpx
Ford

El auto americano más caro de la historia: se subastó un Ford GT40 1968 en $11 millones

La casa de subastas RM vendió en $11 millones un GT40 durante las actividades del Concurso de Elegancia en Pebble Beach.
31 Mar 2016 – 06:37 PM EDT
Reacciona
Comparte

Los autos que pertenecen a la lista de los modelos más caros de la historia son principalmente de origen europeo, claro ejemplo es el auto poseedor del récord del auto más caro vendido en la historia, que le pertenece a un Ferrari 250 Testa Rossa, que se vendió en 2011 por $16,390,000.

Pero ya hay un auto americano que se acercó bastante a esta exorbitante suma ya que la casa de subastas RM vendió en $11 millones un GT40 durante las actividades del Concurso de Elegancia en Pebble Beach.

El Gt40 es un auto bastante buscado en las subastas, lo que lo convierte en un auto caro de por si, pero este modelo en específico goza de un gran pedigrí y tiene varios detalles que hicieron que su precio subiera tanto en la subasta.

Su atributo principal es que fue el “auto cámara” que se utilizó para filmar escenas de la película Le Mans, en la que Steve McQueen dio rienda suelta a su gusto por los autos y las carreras.

McQueen quería que las escenas mostraran realmente lo rápido que iban los autos, así que él mismo compró el coche más veloz que había en aquel entonces en Estados Unidos, le quitó el techo, y adaptó una cámara para captar acción y velocidad pura. Muchas tomas fueron hechas incluso a más 155 millas por hora (250 km/h), no por nada sigue siendo catalogada por los fans de las carreras como el mejor material que existe sobre el tema.

Este GT40 con el chasis no. P/1074 (M.10003) tiene un motor V8 de 289 pulgadas cúbicas con 440 caballos de fuerza. Debutó con una victoria en Spa en 1967 con Jacky Ickx y Dick Thompson y fue el primer GT40 que ganó para Gulf/Wyer. Este auto también es el único auto de Gulf que ganó siendo un Mirage (1967 en Spa) y también siendo un GT40 (1968 en Monza). El Mirage es la versión inglesa y poco conocida del GT40.

Otra cosa que incrementa su valor es que es el primero de sólo tres GT40 que se hicieron de construcción ultraliviana con carrocería con partes de fibra de carbono, si a esto le sumamos que el próximo mes de marzo de 2013 se cumplirán 50 años de que Ford sacara el proyecto del GT40 con el fin de que el mundo se diera cuenta de que no sólo Ferrari podía hacer súper autos que ganaran carreras., tenemos una pieza muy especial aquí.

Los GT40 acumularon cuatro victorias seguidas en las 24 Horas de Le Mans entre 1966 y 1969, convirtiéndolo en uno de los autos más significativos de la época y probablemente el auto de carreras americano más importante de la historia.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Ford