null: nullpx
Deportaciones

Estudio: la población indocumentada en EEUU se redujo en 1.2 millones en 10 años

Según el Centro de Estudios de Migración, miles de mexicanos han retornado voluntariamente a su país y han aumentado las detenciones fronterizas totales de salvadoreños, guatemaltecos y hondureños.
29 Feb 2020 – 12:47 PM EST

La población total de inmigrantes indocumentados en EEUU se redujo en 1.2 millones, indica un reporte dado a conocer por el Centro de Estudios de Migración (CMS) de Nueva York.

El informe señala que, de 2010 a 2018, un total de 2.6 millones de mexicanos dejaron de ser parte de la población indocumentada en EEUU y alrededor de 1.1 millones regresaron voluntariamente a México. Los datos estadísticos fueron obtenidos en base a información del Censo 2010.

De acuerdo con el CMS, en 2010 la población estimada de indocumentados era de 11.8 millones, 1.2 millones más que los 10.6 millones que se calcula residían en el país en 2018. Ello, independientemente de la oleada de las caravanas de inmigrantes de Centroamérica y México.

“Las deportaciones no se han detenido, aunque no alcanzan el nivel cuando Barack Obama fue presidente y rompió todos los récords de arrestos y deportaciones”, dijo Juan José Gutiérrez, director ejecutivo de One Stop Immigration de Los Ángeles.

Gutiérrez indicó que el presidente Donald Trump ha deportado a casi un millón de personas, “aunque muchos de ellos también han decidido regresara causa del cerco de políticas antiinmigrantes y anti latinas”.

Menos ecuatorianos, coreanos y filipinos

En concreto, el estudio de CMS destaca que la población de mexicanos indocumentados en el país se redujo de 6.6 millones a 5.1 millones en 2018.

Otros grupos que reflejaron una reducción de su población en este país fueron los ecuatorianos, coreanos y filipinos.

Mientras, el total de migrantes que llegaron de El Salvador, Guatemala, y Honduras permaneció en los mismos niveles en 2018 que en los previos tres años, a pesar del gran número de emigrantes de esos países que han sido detenidos en la frontera entre México y EEUU en los cuatro años anteriores.

“Donald Trump quiere arrebatarle el título de deportador en jefe a Obama; aún no ha llegado, pero está tratando de lograrlo con sus medidas antiinmigrantes”, dijo Salvador Sanabria, presidente de El Rescate, una organización defensora de los inmigrantes.

Sanabria indicó que las medidas punitivas de la administración Trump, además de “la complicidad del gobierno de México y los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador) también han contribuido para reducir significativamente el flujo migratorio a EEUU”.

Sin embargo, aunque el presidente Trump ha pedido a ICE tomar medidas enérgicas contra la inmigración, el número de deportaciones tiene un ritmo más lento que con Obama deportó a 1.8 millones de inmigrantes durante sus primeros tres años de gobierno.

Trump ha deportado a 332,227 en 2016; 288,093 en 2017 y 337,287 en 2018 para un total de 957,607. En esos mismos tres años, los retornos totales en la era Trump han sido 316,255. Estas devoluciones son la remoción de un extranjero inadmisible o deportable fuera de EEUU que no se basa en una orden de expulsión.

Aumentaron las detenciones de centroamericanos

Aunque las detenciones fronterizas totales de salvadoreños, guatemaltecos y hondureños aumentaron en 63,000 en 2018, al pasar de 163,000 a 226.000 las aprehensiones, el total de llegadas de indocumentados de estos tres países aumentó en 12,000.

Robert Warren, de la Revista de Migración y Seguridad Humana y autor del reporte de CMS destaca que las solicitudes de asilo y las aprehensiones en el sur de la frontera han aumentado considerablemente en los últimos años, planteando inquietudes sobre el rápido crecimiento de esta población indocumentada.

La población de Nueva York también reflejó una merma, del 25 % entre el 2010 y el 2018 y el mayor número de éstos procedían de Jamaica (-51%), Trinidad y Tobago (-50%), Ecuador (-44%) y México (-34%), indica el estudio.

California también reflejó una reducción de su población indocumentada, que para el 2018 era de 2.3 millones de personas. En 2010 eran 2.9 millones los indocumentados.

La reducción de los mexicanos en ese estado fue de 605,000 en el periodo de diez años que abarca el estudio.

“Los resultados que se muestran aquí refuerzan la opinión de que mejorar las condiciones sociales y económicas en los países de donde provienen no sólo reduciría la presión en la frontera, sino que también causaría una gran disminución de la población indocumentada”, indicó Warren.

“Hay una suposición generalizada de que todos quieren venir a EEUU y que nadie se va, pero eso nunca ha sido cierto” agregó. “Siempre ha habido un flujo de retorno, pero hasta hace poco no pudimos medirlo bien en la población indocumentada”.

El estudio mostró además un aumento considerable en la población de venezolanos, que pasó de 65,000 a 172,000 debido a la inestabilidad política que vive en el país.

El mayor número de indocumentados procedentes de ese país fue el 2014, un año después de que Nicolás Maduro asumiera el poder oficialmente tras la celebración de elecciones. El presidente Hugo Chávez murió en 2013 y Maduro tomó el mando de manera interina.

“La militarización de la frontera de México con Centroamérica y la creación de su Guardia Nacional tuvo un efecto disuasivo para reducir el flujo migratorio”, criticó Salvador Sanabria. “La gente se enfrentó con un muro militar, y a esa comparsa de México se unieron los gobiernos de Honduras, Guatemala y El Salvador por eso hay menos inmigrantes”.

Deportados de la era Trump: los rostros detrás de las cifras (FOTOS)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.