Empresas

El gobierno de Nuevo León lamenta el cambio de postura de Carrier, pero aclara que no afectará a México

La Secretaría de Economía y Trabajo local hizo un llamado a los estados vecinos en EEUU para mantener la relación comercial y "frenar la influencia" de Donald Trump.
1 Dic 2016 – 10:54 PM EST

En el norteño estado de Nuevo León, México, la planta de la compañía Carrier ya estaba lista para la ampliación que se tenía programada para una nueva línea de producción, pero no sucederá, pues la firma informó que sus funcionarios acordaron mantener cerca de 1,000 empleos en Indiana, tras llegar a un encuentro con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

El secretario de Economía y Trabajo de Nuevo León, Fernando Turner Dávila, lamentó que la empresa de aires acondicionados "haya tomado una postura política" influenciada por Trump, porque "México no es un país de quinta, es el principal socio comercial de Estados Unidos".

"Yo hago un llamado a los estados vecinos (de EEUU) a que se movilicen, porque los primeros que van a sufrir van a ser ellos, porque la relación bilateral les ha beneficiado, la relación comercial les ha brindado la garantía de las propiedades, de los negocios y las garantías de los bancos", dijo Turner Dávila a Univision Noticias.

El funcionario explicó que la nueva postura de la empresa no afectará la economía del municipio de Monterrey ni del estado de Nuevo León, aunque detalló que el edificio y las nuevas líneas de producción de Carrier ya están listas, "solamente falta la contratación de 2,400 empleados que se tenía prevista".

"Esta decisión empresarial se ha hecho política. En lo económico no vemos mayor problema porque Carrier es una empresa de 30 años aquí. Todo es importante, Carrier es una gran empresa, pero el estado de Nuevo León tiene 150,000 empresas, entonces su decisión no nos afecta", consideró Turner Dávila, quien agregó que el gobierno local no iniciará “una guerra de incentivos empresariales con Trump”.

Univision Noticias buscó la postura de Manuel Gutiérrez, director general de Carrier México, pero aún no dan una respuesta.


Carrier cambia de decisión

A principios de 2016 la empresa anunció que cerraría una de sus plantas situada en Indianapolis donde emplea 1,400 trabajadores, para trasladar su producción a Monterrey, México, a partir de 2017, con vistas a completar el proceso en 2019.

Sin embargo, el martes publicó en su cuenta de Twitter que tras llegar a un acuerdo con Trump mantendría la planta de Indiana, estado gobernado por Mike Pence.

Horas más tarde Carrier emitió un comunicado en su página web donde explica que "los incentivos ofrecidos por el estado fueron una consideración importante" en su decisión de quedarse en el país.

Durante su campaña, Trump mencionó el caso de Carrier e incluso sirvió para decir que era necesario renegociar los acuerdos comerciales con México y con China.


Luego de la decisión de Carrier, el secretario federal de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, destacó la solidez de la economía mexicana y enfatizó la confianza que existe por parte de los inversionistas.

"México requiere más inversión pública, más inversión privada y más inversión internacional, pero nuestro país tiene proyectos que están generando flujos y esos flujos pueden alimentar el ahorro y los deseos de encontrar otros mecanismos de inversión", declaró Meade Kuribreña.

Lea además:

Publicidad