publicidad

Corte Suprema debate demanda colectiva contra Wal-Mart

Corte Suprema debate demanda colectiva contra Wal-Mart

La tienda minorista Wal-Mart presentó argumentos ante la Corte Suprema de EU por la mayor demanda interpuesta por discriminación sexual.

Mayor disputa legal entre trabajadores y compañías

WASHINGTON, D.C.- La tienda minorista Wal-Mart se presentó el martes ante la Corte Suprema para sostener que el tribunal debe poner fin a una demanda colectiva por presunta discriminación sexual, interpuesta por trabajadoras de la tienda. El caso representa la mayor disputa legal entre grandes compañías y trabajadores del país.

De acuerdo con Financial Times esta demanda colectiva, que tardó más de una década para llegar a la Corte, fue interpuesta por trabajadoras de la empresa quienes alegan haber recibido salarios inferiores y menos promociones que los hombres en las 3,400 tiendas estadounidenses desde 1998.

Wal-Mart ha negado rotundamente las acusaciones e insistió en que su política corporativa prohíbe la discriminación, apoya la diversidad y garantiza un trato justo, reportó The Huffington Post.

Analizan demanda colectiva

A pesar de que los jueces más conservadores de la Corte Suprema parecían dudosos, el martes, ante la posibilidad de autorizar una demanda colectiva a más de 1.5 millones de empleadas y ex empleadas del distribuidor estadounidense Wal-Mart, casi todos sus miembros estaban preocupados por los aspectos del litigio, los cuales incluyen el pago retroactivo a las demandantes y si la empresa podría presentar pruebas de no haber hecho discriminación, informó AFP.

Theodore Boutrous Jr., abogado de Wal-Mart, comentó el martes que la empresa ha defendido el tratamiento de mujeres con independencia en sus puestos de trabajo, y argumentó que "las empleadas no tienen todas la misma historia" y que no hay suficientes "elementos en común" entre ellas para justificar una sola y única acción ante la justicia.

publicidad

Y agregó: "No hay absolutamente ningún proceso injusto aquí".

La jueza Ruth Bader Ginsburg mencionó que esta primera etapa del proceso no es para demostrar si hubo discriminación o no, sino mostrar evidencias para continuar con el caso.

Durante una hora de intenso debate este martes, algunos jueces, en particular las tres mujeres que componen la Corte y su presidente, nombrado por el entonces presidente George W. Bush, recordaron que "cada semana aparece un artículo sobre nuevos casos de discriminación" en Wal-Mart.

Los miembros de la Corte Suprema analizarán si un pequeño grupo de mujeres, quienes comenzaron el pleito hace 10 años, podrán representar a millones de empleadas actuales y anteriores de Wal-Mart.

Será antes de finales de junio cuando se conozca la decisión de la Corte sobre si la demanda colectiva puede seguir adelante o no.

Mayor protección a trabajadores de EU

Abogados de las demandantes afirman que la victoria para ellos en este caso contribuiría a dar a los trabajadores de Estados Unidos una mayor protección jurídica contra la discriminación.

Esta cuestión es extremedamente sensible dado que, sea cual sea la decisión de la mayor jurisdicción estadounidense, nada será como antes en materia de demandas por discriminación entre hombres y mujeres en las empresas, agregó AFP.

Si la mayor instancia judicial decide a favor de las demandantes, la mayor demanda colectiva de la historia se declarará admisible y tendrá lugar un juicio sin precedentes, aunque probablemente Wal-Mart firme un cheque astronómico para sus empleadas y ex empleadas.

Si, al contrario, la justicia falla a favor del principal empleador privado del país, la Corte corre el riesgo de estar condenando cualquier otro intento de demanda colectiva por discriminación.

Al respecto miembros de Wal-Mart apuntaron que de fallar en su contra ellos estarían condenados a cualquier otro intento de demanda colectiva por discriminación, reportó AFP.

Los potenciales reclamos podrían ascender a miles de millones de dólares.

Por su parte Joseph Seller, que representa a las seis primeras mujeres que presentaron la demanda en 2001, manifestó que "Wal-Mart daba a sus directores locales carta blanca" para aumentar sueldos y promover a los empleados, y "este derecho discrecional era usado para pagarle a las mujeres menos que a los hombres".

Diez años de espera

En 2001, siete empleadas de Wal-Mart presentaron una demanda por discriminación, afirmando "recibir menores salarios que los hombres en puestos comparables, pese a una mejor calificación y mayor antigüedad".

En 2007, en primera instancia, un juez federal las autorizó a representar en su nombre a la totalidad de las empleadas de Wal-Mart desde diciembre de 1998, cerca de 1.5 millones de personas.

La decisión fue confirmada en abril de 2010 por el Tribunal de Apelaciones de San Francisco (California, oeste) por estrecha mayoría de 6 votos contra 5 y fue apelada por Wal-Mart ante la Corte Suprema.

publicidad

Se trata de "la mayor demanda colectiva de la historia, por varios grados de magnitud, contra una empresa", estimó la cadena de distribución en su petición, recordando que están en juego "miles de millones de dólares".

El distribuidor es un coloso: decenas de millones de clientes entran cada semana a una de las 3,400 tiendas del grupo en Estados Unidos. El volumen de negocios de Wal-Mart a nivel mundial aumentó en su último ejercicio anual 3.4% a $421,800 millones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad