publicidad
Lejos de comprometerse, hay empleados que enrarecen el ambiente e incluso quitan el valioso tiempo. 

Cinco tipos de empleado que nadie quiere

Cinco tipos de empleado que nadie quiere

Lejos de comprometerse, hay empleados que enrarecen el ambiente e incluso quitan el valioso tiempo. 

Lejos de comprometerse, hay empleados que enrarecen el ambiente e inclus...
Lejos de comprometerse, hay empleados que enrarecen el ambiente e incluso quitan el valioso tiempo. 

¿Eres o tienes a alguno de ellos?

Lejos de comprometerse con su trabajo, hay empleados que enrarecen el clima en el lugar de trabajo e incluso quitan el valioso tiempo. Tener un trabajador improductivo puede llegar a significar un día de trabajo perdido a la semana.

No todos los empleados tienen un compromiso con su labor, afirma Liliana Silva, directora de mercadotecnia de Grupo Xtra a la web CNN Expansión.

Hay expertos que identifican a los colaboradores sin compromiso con su organización como aquellos que tienen de manera recurrente el pensamiento de que en otras empresas un puesto similar es mejor pagado.

“Un empleado motivado es sinónimo de laborar en una empresa que puede satisfacer necesidades de seguridad, pertenencia, estima, realización y equidad en el trato”, cita el medio a Ernesto Magaña, investigador del Centro de Enseñanza Técnica y Superior, en temas laborales.

publicidad

El medio indica que hay cinco tipos de trabajadores que los empleadores no quieren:

El autómata. Es aquel que no tiene iniciativa. Se instala a ver pasar la jornada sin aportar nada, con tareas rutinarias a quien no le importa el avance de la empresa en que trabaja y cuyo valor de trabajo es igual a cero.

“Es fácil caer en esta categoría cuando estamos desmotivados, cuando hemos perdido el impulso y cuando estamos inmersos en una actividad que no nos satisface”, sostiene Liliana Silva a CNN Expansión.

El hiperactivo. Así se define al que padece una “sed” prácticamente frenética de ocuparse de todo sin definir prioridades, o sin tener en cuenta si la actividad que realiza está teniendo un sentido para la empresa. Buena parte de los trabajadores se encuentra en esta categoría, pues resulta difícil priorizar, definir objetivos y trazar una ruta para alcanzarlos.

El duplicador. Es aquel que por ego, apatía o distracción no pregunta si está trabajando en algo que ya hizo alguien más, y realiza cualquier tarea desde cero.

El exagerado. Algunos profesionales suelen incurrir en excesos de información que, lejos de ayudar, vuelven el trabajo más confuso. El ideal de las tareas de cada puesto es que faciliten la vida a los involucrados.

El inconcluso. El medio indica que debe comenzarse con las tareas más complicadas y agobiantes para luego realizar las actividades más sencillas y hasta satisfactorias. Aunque así se programa efectivamente, hay personas que dejan lo pesado hasta el final, lo cual genera desmotivación en su trabajo.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad