publicidad
Militantes de la Liga Conservadora Republicana (RCL)

Republicanos de Texas inician divididos su convención por el tema migratorio

Republicanos de Texas inician divididos su convención por el tema migratorio

Algunos delegados han expresado su deseo de darle un enfoque “más suave” a la inmigración indocumentada.

Militantes de la Liga Conservadora Republicana (RCL)
Militantes de la Liga Conservadora Republicana (RCL)

Quieren nuevo enfoque hacia indocumentados

FORT WORTH, Texas - El Partido Republicano de Texas, una de las alas más conservadoras de esa fuerza política estadunidense, inició este jueves su convención estatal en esta ciudad amenazado, por la división de sus delegados alrededor de la inmigración ilegal.

Se espera que el tema sea uno de los más debatidos durante la convención, que concluirá el próximo sábado y que constituye una de las mayores reuniones políticas en el país.

Algunos delegados han expresado su deseo de cambiar la plataforma aprobada en 2012 que da un enfoque “más suave” a la inmigración indocumentada, incluída la propuesta de establecer un programa de trabajadores huéspedes.

publicidad

Otros sostienen que la inmigración constituye un tema crucial para el futuro del partido y de su capacidad para atraer a los hispanos, el grupo de población de más rápido crecimiento en Texas.

“Nuestro partido está firme y unido en temas a favor de la vida, por derechos a la posesión de armas y demás cuestiones económicas”, dijo el delegado Norm Adams, fundador del grupo “Texanos por una solución sensible a la inmigración”.

“La ironía es que estamos divididos en un asunto muy simple”, indicó tras mencionar su esperanza en que “podamos unirnos en esta convención y encontrar una solución sensible”.

Fuentes del Partido Republicano adelantaron que la plataforma política estatal que está siendo analizada en sub comités previos a la convención, propondrá retener en su texto la denominada "solución de Texas" a la inmigración ilegal aprobada en 2012.

La plataforma apoyaba entonces permitir que indocumentados pudieran ser contratados para puestos de trabajo no cubiertos por estadunidenses, siempre que los trabajadores paguen una multa y se sometan a controles de antecedentes.

El apoyo a un programa de trabajadores huéspedes ha sido defendido como una solución de sentido común a los problemas de inmigración. Sin embargo, otros grupos de delegados ven el asunto de trabajadores temporales como un preludio a la amnistía.

Algunos delegados han propuesto regresar a la plataforma de 2010, que aboga por la aplicación de leyes más estrictas contra la inmigración indocumentada.

La plataforma de hace cuatro años se oponía a cualquier opción para regularizar u otorgar el estatus legal a los indocumentados residentes en la entidad.

También establecía sanciones contra los empleadores que contrataban a indocumentados y exigía poner fin a las ciudades santuario, donde los gobiernos locales prohíben a sus agentes de policía cuestionar a las personas sobre su estatus migratorio.

Jack Finger, un delegado de San Antonio, dijo que cualquiera que no pueda votar para volver a la plataforma de 2010, debería abstenerse de votar por completo a fin de no aprobar nada que sea más suave que el documento de hace cuatro años.

En cambio, Ken Hackett, un delegado suplente de la comunidad de Granbury, dijo que la plataforma tiene que apelar a un amplio espectro de votantes, especialmente los latinos. "El Partido Republicano necesita un cambio de juego”, opinó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad