publicidad

Pastor que quemó el Corán quiere ser presidente con una plataforma antiinmigrante

Pastor que quemó el Corán quiere ser presidente con una plataforma antiinmigrante

Terry Jones quiere deportar a los '20 millones de ilegales' que residen en el país

Indocumentados 'son criminales'

El pastor Terry Jones, famoso por quemar la copia del Corán en marzo pasado ya que considera al Islam una religión del diablo, anunció su candidatura a la presidencia con una plataforma antiinmigrante. 'Los inmigrantes ilegales son criminales', dijo en una entrevista con Univision.com.

Duro, implacable y sin vueltas, el pastor Jones no tiene pelos en la lengua cuando habla de los musulmanes o los indocumentados, especialmente ahora que se postula a la presidencia del país.

'Tenemos el problema muy serio de los 20 millones de ilegales en nuestro país', dijo a lo que se preguntó de dónde sacaba esa cifra ya que ronda los 11 millones. Y respondió: 'Esos números están por debajo de la realidad. Pero igual, si fueran 10 o 12 millones, son mucha gente y estimamos que nos cuestan $400 billones al año, nos cuestan trabajos. Y la cuestión del mensaje nos cuesta también….pueden venir, pueden hacer lo que quieran, pero al final no hacemos nada. Así que al final, les decimos que vengan y hagan lo que quieran'.

¿ Usted está en contra de la reforma migratoria?

Si, definitivamente.

¿Y como deportará a toda esa gente?

Tenemos el poder de hacerlo. Einsehower ya lo hizo para darles trabajo a los soldados que regresaban. Tenemos que recordar que esta gente está ilegal, así que ni se debería discutir. Si estás ilegal, eres un ilegal. Y si continúo haciendo algo ilegal, eso me hace un criminal. Esa gente debe ser apresada y debe ser deportada.

publicidad

¿Cree que los indocumentados son criminales?

Por supuesto que son criminales. Quiebran la ley. Si la quiebras una vez, no eres criminal. Pero si paso una señal de Pare y robo un banco, y continúo haciendo actividades, como tomar un trabajo que no debo tomar y tomo beneficios que no me corresponden, entonces sí, eso me hace un criminal.

Jones le apunta también a los niños nacidos de indocumentados en Estados Unidos, quienes son ciudadanos norteamericanos. 'Ciertas excepciones deben ser tomadas', dijo en la entrevista y anunció que evaluará ese cambio.

El pastor de la pequeña iglesia evangélica en Gainesville, Florida, dice que no nos están diciendo la verdad sobre el déficit.

'Quiero cortar el déficit, una de las razones por las cuales me presento es que no se le está diciendo a la gente la verdad, cómo estamos ahora. Tenemos ahora $14.3 trillones de deuda y casi ni podremos pagar el interés de ese monto. Perderemos nuestro estatus y no nos dicen que para recuperarnos será difícil', dijo.

'Y tendremos que hacer cortes en gastos -continuó-, como traer todo el personal militar de regreso a casa. Creo que estamos gastando 850 billones al año en defensa y tenemos que reexaminar a los militares. También tenemos que reducir los impuestos a las corporaciones y reducir la burocracia'.

Duro con el déficit

En la página web de su grupo "Stand Up America Now", muy crítico con la religión musulmana, se puede leer hoy un comunicado del líder de la iglesia Dove World Outreach Center, en Gainsville, en el que expresa su intención de concurrir a las elecciones con siete propuestas sobre las que gravitará su campaña presidencial.

El pastor adquirió notoriedad en 2010 cuando dijo que quemaría un ejemplar del Corán en el aniversario de los ataques del 11 de septiembre, que en 2001 causaron unos 3,000 muertos en EU, lo que suscitó una condena internacional e incluso la intervención del presidente estadounidense, Barack Obama.

Posteriormente, el pastor dijo en una entrevista de televisión que ya no quemaría el texto sagrado.

Sin embargo, en marzo pasado, Jones hizo un simulacro de juicio contra el Corán, y, en presencia de varios miembros de su iglesia, lo declaró "culpable" y prosiguió a quemarlo. Ese acto fue grabado en vídeo y colgado en Internet.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad