publicidad
El reportero de Univisión recorrió el país. Aquí, con el presidente Obama durante un acto en Pennsylvania.

Martín Berlanga le toma el pulso electoral al país

Martín Berlanga le toma el pulso electoral al país

Martín Berlanga le toma el pulso electoral al país

El reportero de Univisión recorrió el país. Aquí, con el presidente Obam...
El reportero de Univisión recorrió el país. Aquí, con el presidente Obama durante un acto en Pennsylvania.

El voto latino debe ser crucial

Tratar de tomarle el pulso político al votante hispano para las elecciones de noviembre no es cualquier cosa. Pero en Univision nos dimos a la tarea de intentarlo.

Para eso viajamos a distintas partes del país y así conocer de primera mano que es lo que opinan los votantes y los que quisieran serlo.

La problemática de cada estado es distinta, mientras que Nevada enfrenta el desempleo mas alto del país y graves problemas con las hipotecas en la vivienda, otros estados como Pennsylvania tienen un muy fuerte surgimiento del movimiento llamado Tea Party en donde algunos candidatos toman el tema de migración como uno importante para aumentar su base de seguidores.

La batalla mantiene divididas dos corrientes, algunos están decepcionados pues opinan que el cambio prometido por Obama no ha llegado a dos años de su mandato y por otro lado la oposición que algunos candidatos republicanos le han dado a iniciativas como el Dream Act o propuestas de ley como la Ley SB-1070 en Arizona que ha tenido réplicas en 20 estados mas.

publicidad

Por qué saldrán a votar los latinos

En Phoenix conocimos a Inés Mercado quien estuvo precisamente en las marchas en contra de la aprobación de la ley más dura en Arizona en contra de la inmigración ilegal. Ella decidió esta vez no quedarse de brazos cruzados.

Hace tiempo tenía posibilidades de hacerse ciudadana y votar pero lo ocurrido en Arizona fue la gota que derramó el vaso. Le preguntamos si esto ha motivado a muchos electores hispanos. Y nos respondió: Si, si, yo lo creo porque fue mi caso, ésa situación a mi me ha motivado y en ningún momento he dudado estoy puesta y lista para votar.

Particularmente para quienes viven en Arizona el tema migratorio es razón para participar. Ellos han vivido en carne viva la controversia a partir de los operativos del alguacil del condado Maricopa Joe Arpaio.

Inés luchaba según nos decía para no guardarle rencor a esas personas detrás de las políticas que pusieron a ella y a muchas personas entre la espada y la pared solo por su color moreno en la piel. 'Lo único que pienso de esta gente es que yo creo que de esa manera creen que van a conseguir quizás llegar a un puesto más alto ganando votos, pero es la manera más fea. Están jugando con la dignidad de la gente trabajadora que lo único que quiere es sacar a su familia adelante'.

En el 2008 los latinos votaron en números sin precedente mas del 85 % de los registrados participaron, esta ves ambos partidos luchan por hacer renacer ese interés

Decepcionados pero con esperanza

Fue el mismo presidente Barak Obama quien nos dio la idea al decir en un discurso que había que ir a pedirle a la gente que protegiera el cambio y él sugirió que todos fueran a las peluquerías, a las iglesias, a los centros de trabajo.

Fuimos a cortarnos el cabello a una estética de Las Vegas con Brenda a ella le preguntamos: ¿Cuál era la principal problemática que veía en Nevada? El desempleo, respondió contundentemente. Y no es para menos. En Nevada, el desempleo ha llegado a mas del 14 por ciento. Brenda no dudaba que los políticos habían fallado.

Brenda estaba un tanto decepcionada por las promesas incumplidas de Obama. Yo, mientras, deseaba que no se enojara mucho con la política porque de lo contrario el corte de cabello le podía salir mal.

Y sin embargo era una de las muchas personas que a pesar de todo, sigue creyendo en el Partido Demócrata. Según el Centro hispano Pew dos tercios, el 65 por ciento de los votantes latinos registrados, piensan apoyar a candidatos demócratas en su distrito. Solo el 22 por ciento dicen estar a favor del republicano.

En la iglesia de San Mateo en Phoenix conocí a un apasionado grupo de personas que de la misa pasaron al trabajo electoral. Se propusieron inscribir a tantos votantes como fuera posible y así iban casa por casa para motivarlos a votar. Sus palabras fueron contundentes: estamos seguros de que no es cuestión de fe, es cuestión de acción.

publicidad

Luis nos contaba que en sus entrevistas se topan con varios retos. Algunas personas tenían miedo a dar información, otras a que se les robe su identidad. Y muchos no sabían por quién van a votar y la mayoría no se quería meter en problemas.

Pero las palabras que María repetía a esa gente eran más que convincentes: "Los latinos ya no nos vamos a dejar, vamos a luchar, vamos a demostrar por medio del voto quiénes somos y cuántos somos,

¿Por qué hasta ahora que vienen estas elecciones legislativas todas las organizaciones están haciendo ya movimientos desesperados?, les pregunté.

Porque hasta que tronó, hasta que la gente se desesperó, hasta que machacaron tanto al latino, desunieron familias ¿No dicen que es el país de la libertad? ¿Cual libertad si estamos siendo seguidos como criminales? ¿Dónde está esa libertad? respondía María, quien agregó que esa libertad se defiende con el voto.

El Tea Party

Esta gira camino a las elecciones nos llevo a Pennsylvania donde conocí a mujeres latinas enojadas con el sistema actual de gobierno, amas de casa dispuestas a dejar unas horas de sus labores maternales para comprometerse en la política.

"Estoy cansada de tener el gobierno metido en mi vida diciéndome qué es lo que mis niños pueden comer gastándome todo nuestro dinero que pagamos en impuestos y trabajamos mucho, duro para tener", dijo Ana Puig a quien conocimos en la sede del movimiento que cada día ha ganado más adeptos y ha puesto a candidatos hasta ahora desconocidos con propuestas aún más conservadoras y estrictas hacia la inmigración indocumentada.

publicidad

La pregunta obligada es cómo algunos de ellos siendo inmigrantes o hijos de inmigrantes apoyaban candidatos con tales posturas y sostenían que el Tea Party no está contra la inmigración ni contra inmigrantes sino en contra de una situación en la que no hay respeto para la ley.

"Hay mucha explotación de los inmigrantes y eso no es correcto", decía Mary Ann Davies

'Lo que nosotros no queremos es que este país se vuelva socialista', me decía Bertha, una inmigrante Ecuatoriana. ¿Para ustedes tener un seguro de salud es es socialismo?. 'Absolutamente', respondió.

El Dream Act

También platicamos y hasta bailamos y nos fuimos a los bares a donde van los jóvenes para ver su interés por participar en estas elecciones. La situación dista mucho al entusiasmo que despertaron las presidenciales del 2008.

Estas elecciones legislativas tienen el gran reto de movilizar a los jóvenes. En Nevada me decían que los candidatos han tenido más iniciativa para buscar el voto joven pero en Florida me contaban que no habían escuchado mucho de los candidatos.

Aquí mi conversación con una joven que trabaja como mesera en Chicago.

-Tu vas al a escuela en las mañanas y trabajas en al taquería en las tardes… estabas esperando que el Drama Act pasara y no paso. ¿Cómo te sientes ahora?

'Un poquito decepcionada estuve unos días, casi deprimida, que no quería hacer nada. Los latinos jóvenes estábamos esperando para tener una oportunidad más alta, muchos de nosotros tenemos que trabajar y estudiar. Si nos hubieran dado el Dream Act hubiéramos podido dedicar el cien por cien al estudio'.

publicidad

-¿Todavía siguen creyendo en Obama?

Pues yo fui una de las que siempre creí en el pero como casi no ha hecho ninguna de las cosas que prometió, puedo decir que todavía tengo la esperanza pero no depende de él pero de los demás. La decepción es que ya quería terminar mi carrera y pues esperaba ejercer mi carrera luego. Hace falta que esa promesa se vuelva realidad porque los latinos jóvenes estamos luchando mucho y no nos estamos dejando vencer.

-Me hablas de tu depresión, ¿cómo te llego a nivel personal porque ya no ibas a poder estudiar?

Pues este ya no quise ir a la escuela sentí que cuál era el chiste si no iba a poder ejercer luego luego, entonces ya no quise ir pero mi mamá y el dueño de donde trabajo también me dijo que no me dé por vencida, que de una manera u otra se va a poder hacer. Tengo muchos amigos que son profesionales pero de nada les sirve.

Evaluación

El 2 de noviembre se eligen a las personas que toman decisiones sobre el Dream Act y también sobre presupuestos, impuestos y hasta calentamiento global, pero sobre todo decisiones que podrían ahondar o ayudar en el problema del desempleo que es una de las principales preocupaciones.

Lo mismo me decía eso un señora que trabaja en un restaurante de Colorado y otro que hacía pizzas en Chicago. Y la tan prometida reforma migratoria es un factor fundamental para muchos latinos que ya pueden votar pero que tienen amigos o familiares esperando que las cosas cambien para 12 millones de indocumentados  

publicidad

La del 2 de noviembre es una especie de evaluación electoral hacia el presidente Obama que en las encuestas no le ha ido muy bien y mucho tiene que ver con que uno de cada 10 estadounidenses esta desempleado.

Pero también es una evaluación de nosotros como comunidad y cuál es nuestra participación política. No se trata solo de ser muchos sino de estar bien representados con los políticos que apoyen nuestros intereses, cualesquiera que estos sean.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad