publicidad
El candidato republicano Rick Santorum durante las primarias de 2012.

En Iowa, el factor religioso es esencial para los republicanos

En Iowa, el factor religioso es esencial para los republicanos

Entre discursos, viajes y rezos, algunos candidatos republicanos claman por el voto conservador para ganar las primarias.

El candidato republicano Rick Santorum durante las primarias de 2012.
El candidato republicano Rick Santorum durante las primarias de 2012.

Voto conservador será clave en los comicios internos del 3 de enero

SIOUX CITY - En un pequeño café en Sioux City (Iowa, centro), unas cien personas se congregan alrededor de Rick Santorum, candidato republicano a la Casa Blanca y cristiano conservador: un pastor habla y el acto electoral se inicia con una oración.

"Se debe hacer una buena elección", dice el pastor Gordon Cary, de la iglesia protestante Cornerstone World Outreach de Sioux City, al hablar de la nominación del candidato republicano que enfrentará el presidente Barack Obama en las presidenciales del 6 de noviembre.

Los republicanos de Iowa, reunidos en "caucus" o asambleas de electores, se pronunciarán el martes, en la primera de una larga serie de elecciones primarias estado por estado que tendrán lugar hasta el verano boreal.

publicidad

"Debemos enviar un mensaje no sólo a Estados Unidos, sino al mundo entero", afirma el reverendo Gordon, que apoya la candidatura de Santorum, un ex senador republicano defensor de los valores tradicionales y cristianos.

Rechazo a las bodas gay

En entrevistas en televisión y discursos de campaña, Santorum ha recalcado su mensaje de rechazo del matrimonio gay y el aborto, incluso en los casos de violación.

Los cristianos conservadores y las múltiples iglesias protestantes estadounidenses (luterana, metodista, bautista y menonita), así como los católicos como Santorum, representan un electorado clave en Iowa, un pequeño estado agrícola del centro de Estados Unidos.

Un informe del Instituto para el estudio de los evangélicos estadounidenses de Wheaton estima que la proporción de cristianos evangélicos en Estados Unidos asciende a un 30 a 35% de la población, o sea unos 100 millones de personas.

Valores en el tapete

Eileen Gordon, de 62 años, madre del pastor, también apoya a Santorum.

"Elijo a Rick Santorum", dice a la AFP. "Él representa los valores morales que están más cerca de mi corazón".

"Creemos que la ley natural de Dios siempre es superior a la ley del hombre", agregó Eileen Gordon. "Es por esa razón que no creemos que se pueda hacer una ley que permita el matrimonio entre dos hombres".

Gerald Pallensen, de 83 años y veterano de la Segunda Guerra Mundial, cree "en el santo matrimonio."

"La persona comienza con la concepción y van a utilizar el dinero de mis impuestos para el aborto. Estoy absolutamente en contra de eso", dice Pallensen sobre las recientes propuestas de los demócratas.

El voto conservador

El esfuerzo de Santorum para captar a los conservadores cristianos parece estar dando sus frutos. El candidato, un abogado residente de Pensilvania de 53 años, se ubica en el tercer lugar con 15% de apoyo, detrás del ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, y del representante de Texas, Ron Paul, según la última encuesta de Des Moines Register difundida el sábado.

Santorum logró su crecimiento, según los expertos, gracias a una meticulosa campaña puerta a puerta en todo el estado.

"Estuvo en los 99 condados. Ha estado trabajando duro. En Iowa, eso puede tener rédito", dijo el politólogo David Redlawsk.

Santorum no es el único candidato que busca seducir al electorado de los cristianos evangélicos, base importante del Partido Republicano. El gobernador de Texas, Rick Perry, y la representante de Minnesota, Michele Bachmann, también se han concentrado en los temas religiosos en sus actos de campaña.

Entre rezos

Brad Zaun, un político local de Iowa que asesora a Bachmann, aseguró a la AFP que la candidata reza incluso en el bus de la campaña.

publicidad

"Ella no oculta sus creencias", dijo.

Perry, un ex piloto de la Fuerza Aérea, dijo hace poco que la religión le ayudó a encontrar el "camino correcto" cuando volvió a la vida civil.

Jennifer Bowen que dirige la asociación contra el aborto Right to Life (Derecho a la Vida) en Iowa, se negó a apoyar a un candidato republicano en particular.

Sin embargo, expresó su rotundo rechazo de Obama.

"El candidato que absolutamente no apoyamos es Barack Obama", dijo Bowen. "El dinero de los contribuyentes no debería ir a la industria del aborto".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad