Elecciones 2016

Trump cambia su discurso sobre qué inmigrantes deportaría y ya no habla de los 11 millones de indocumentados

El candidato republicano, en una entrevista con Fox News, vuelve a matizar su propuesta sobre la inmigración y abandona algunas ideas iniciales, como el uso de una fuerza de deportación. La nueva jefa de campaña del magnate, Kellyane Conway, dijo que "solo deportará a indocumentados con antecedentes criminales".
23 Ago 2016 – 11:32 PM EDT

En los últimos tres días, el discurso sobre la propuesta migratoria de Donald Trump ha dado un giro notable y desandado sus duros planteamientos iniciales, de los que apenas conserva intacto la construcción de un muro fronterizo. Ahora el candidato republicano dice que no buscará deportar a todos los indocumentados que viven en Estados Unidos, ni creará la "fuerza de deportación" como había prometido desde el comienzo de su campaña.

La noche de este lunes en entrevista con Fox News el magnate expresó que solo regresará a sus países a "indocumentados con antecedentes criminales", y dio a entender que desiste de una de sus promesas más controvertidas planteada a lo largo de las primarias: deportar a los 11 millones de indocumentados que se calcula que viven en EEUU.

Preguntado sobre el planteamiento inicial de sacar de sus casas a los indocumentados y trasladarlos a la fuerza a centros de detenciones, Trump negó que hubiese hecho tal propuesta.

"Nunca dije eso. No voy a llevarlos (a los indocumentados) a centros de detenciones", insistió el candidato al presentador Bill O'Reilly.

El entrevistador le recordó que en algunas ocasiones Trump ha aludido el plan de deportaciones masivas que en 1954 llevó adelante el entonces presidente Dwight Einsehower, con el que expulsó del país a cerca de un millón de personas.

Trump matizó su posición respondiendo que "eso fue en esa época".

"No. He dicho que aquello se hizo de esa manera tan fuerte. No estoy de acuerdo. No estoy hablando de centro de detenciones. Tengo muy buenas relaciones con mucha gente y muchos hispanos. De los malos vamos a deshacernos rápidamente. Tú sabes, hay un montón de malos, líderes de bandas", agregó el candidato republicano.

En la misma línea se anotó su nueva jefa de campaña, Kellyane Conway, entrevistada por la presentadora Megan Kelly.

Conway afirmó que el republicano busca: "Primero, asegurar las fronteras y aplicar la ley (…) Segundo, deportar a aquellos que han cometido crímenes".

Este mensaje ratifica la información dada a conocer el fin de semana por Univision Noticias sobre un replanteamiento de su política migratoria.

Kelly preguntó sobre la idea de Trump de crear una "fuerza de deportación" y el plan para devolver a todos los indocumentados a sus países de origen. "La fuerza de deportación es más la logística de cómo logras el objetivo de asegurarnos de que somos justos con todos", respondió Conway y dijo que esa fuerza debe ser vista como un "mecanismo".


Presionada una vez más para que respondiera de manera inequívoca sobre lo que es visto como un cambio de posición de Trump sobre el manejo del problema de los inmigrantes indocumentados, la nueva asesora del magnate señaló: "Esto es lo que él ha dicho sobre eso: él aplicará la ley, algo que atenderá mucho; él deportará a aquellos que han cometido crímenes; él se asegurará de que los trabajos de los estadounidenses estén protegidos".

Cambio de tono


Aunque Conway no descartó expresamente que se desistiera de la idea de deportar a los 11 millones de indocumentados, como dijo Trump más de una vez desde que lanzó su campaña por la presidencia, todo indica que la campaña está considerando cambios importantes en la manera de lidiar con el tema migratorio, con una aproximación menos radical.

Este sábado, al final de una reunión con su llamado Consejo Hispano en Nueva York, Univision Noticias supo de boca de al menos tres de los asistentes que en el encuentro se había discutido un plan para regularizar la situación de los millones de indocumentados.

"A mí me gustó mucho que Trump reconociera que hay un gran problema con los 11 millones de personas que están aquí y que deportarlos no es posible ni es humano. El candidato también dijo que él anunciaría una forma de darles un estatus que no sería la ciudadanía, pero que les permitiría estar aquí sin miedo a una deportación”, dijo a Univision Noticias Jacobo Monty, un abogado de inmigración de Texas que estuvo en la reunión.

Aunque el sábado trascendió que esta semana en Colorado el magnate presentaría un discurso sobre inmigración, la presentación fue suspendida, según dijo Conway porque "inmigración es un asunto muy complejo (…) no se puede apurar para lograr las soluciones correctas y obtener un plan específico".

En noviembre 2015 en entrevista con 'Morning Joe' de MSNBC el magnate dijo sobre su intención de deportar: "Ustedes tendrán una fuerza de deportación y ustedes van a hacerlo de manera humanitaria".

Incluso, el republicano expresó su admiración por un polémico programa puesto en marcha durante el gobierno de Dwight Eisenhower conocido como 'Operación Espalda Mojada'.

Lea también:

Más contenido de tu interés