null: nullpx
Elecciones 2016

Hillary Clinton se prepara para anunciar su compañero de fórmula

De los tres favoritos que más suenan para acompañar a la demócrata, uno es latino y dos hablan español.
21 Jul 2016 – 10:30 PM EDT

Con Donald Trump de contrincante, Hillary Clinton tiene asegurado el voto hispano. Pero el grupo que menos lealtad le tiene es el de la clase obrera blanca. Frente a este panorama, los tres candidatos en su corta lista de posibles compañeros de fórmula cuentan con una amplia experiencia política y podrían ser buenos fichajes. Aunque todos tienen puntos a favor y en contra.

Tim Kaine: una apuesta segura

Desde Washington se rumorea que Tim Kaine, actual senador en el estado péndulo de Virginia, es el favorito de la virtual candidata y el candidato más idóneo para ganarse los votos del electorado blanco masculino. Aunque a sus 58 años el mismo se pregunta si tiene el carisma necesario.

En una entrevista en junio en NBC, el senador de Virginia desde 2012 se tachó el mismo de “aburrido”.

A pesar de ello, Kaine tiene una larga trayectoria política. Empezó como miembro del consejo y luego alcalde de la ciudad de Richmond, antes de ser elegido gobernador de Virginia de 2006 a 2010. Tras titularse en la Universidad de Harvard, este abogado de derechos civiles también pasó un año trabajando con misioneros jesuitas en Honduras.

Kaine habla español, apoya la reforma migratoria y tiene experiencia en asuntos internacionales, en particular con América Latina y Oriente Medio, como miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

También en el Senado, es miembro del Comité de Servicios Armados, lo cual puede ser un punto a su favor tras los continuos ataques de la campaña de Trump por lo sucedido en Bengasi bajo el mando de Clinton como secretaria de Estado.

Destaca también la atención de Kaine a los veteranos, otra apuesta republicana. El viernes pasado, el senador participó en un mitin con Clinton en Annandale, Virginia donde enseñó al público a decir “listos para Hillary” en español.

Este católico es conocido como una apuesta segura, aunque su reputación como demócrata más conservador podría generar preocupaciones entre el ala más liberal del partido.



Tom Vilsack: respaldo del Medio-Oeste rural

Aunque su nombre haya aparecido más tarde en la contienda, el actual secretario de Agricultura, Tom Vilsack, es también visto a sus sus 65 años de edad como una apuesta con garantías. Y un punto a favor son sus vínculos con el Medio-Oeste rural de EEUU.

Además, Vilsack, quien quedó huérfano a una temprana edad y fue adoptado por una familia obrera de Pennsylvania, ha sido dos veces gobernador de Iowa (1999-2007), otro estado péndulo.

Est político tiene vínculos personales con la familia Clinton desde hace muchos años. En los años sesenta, Hillary Clinton trabajó con Tom Bell, el cuñado de Vilsack, en un comité sobre el escándalo de Watergate.

Igual que Kaine, Vilsack apoya abiertamente el Trans-Pacific Partnership, que Donald Trump, Bernie Sanders y Elizabeth Warren (otra posible candidata a vicepresidenta) rechazan con vehemencia y que Clinton apoyó inicialmente.

Eso sí, Vilsack tiene pocos vínculos con las minorías, un electorado clave para Clinton. De hecho, su firma como gobernador de una ley estatal haciendo del inglés el idioma oficial en 2002 fue criticada por grupos hispanos y progresistas.



Tom Pérez: el apoyo de las minorías

En lo que respecta a las minorías, el puesto le queda como anillo al dedo al actual secretario de Trabajo, Tom Pérez , nombrado en el 2013 por el presidente Barack Obama. Es hijo de inmigrantes dominicanos y tiene además el apoyo de los sindicatos.

Abogado de derechos civiles egresado de Harvard, igual que Kaine, fue asesor de alto nivel del fallecido senador Ted Kennedy hasta 1998 y fue jefe de la oficina de derechos civiles del Departamento de Salud y Servicios Humanos bajo el gobierno de Bill Clinton.

Antes de su actual puesto, trabajó para el Departamento de Justicia, donde fue reconocido por su trabajo por los derechos de las minorías LGBT al promulgar la ley sobre no discriminación en el trabajo (The Employment Non Discrimination Act) que él mismo señaló como prioritaria. También tiene experiencia con la cuestión de los crímenes de odio, lo cual le favorece para el voto de las minorías en el sentido más amplio.

En Washington la semana pasada, frente a miembros de LULAC, la organización hispana de derechos civiles más grande y más antigua del país, dio un discurso apasionado a favor del aumento del salario mínimo y de la reforma migratoria.

Como era de esperar, Pérez también ha sido miembro del consejo de varias organizaciones pro-inmigrante, dentro de las cuales destaca CASA (entonces Casa de Maryland).

Se espera que la nominación oficial del número dos de la candidata al partido demócrata se haga este viernes o sábado en el estado péndulo de Florida, lo cual deja suponer que el vencedor pueda ser un hispanohablante.

Lea también:

Más contenido de tu interés