null: nullpx
Elecciones 2016

Ivanka, la calma que precedió la rabiosa tormenta de Trump

La hija del candidato cautivó a los delegados de Cleveland con un discurso humanizador que buscaba destruir la imagen del candidato entre las mujeres. Su padre se encargaría luego de diluir esas palabras.
22 Jul 2016 – 11:22 PM EDT

CLEVELAND, OHIO. Fueron como el ying y el yang. La elocuente y delicada Ivanka Trump habló en la noche del jueves en positivo del Estados Unidos que su padre promete construir y de las bondades de éste como padre de familia. Donald Trump tomó el relevo para hacer de perro de presa de los demócratas, los indocumentados y los criminales, el rol que ha seducido a los votantes.

La hija de Trump cautivó al público del Quicken Loans Arena con la presentación de 15 minutos que hizo de su padre en el cuarto y culminante día de la Convención Nacional Republicana.



Delegados, reporteros e invitados se agolpaban en los pasillos a las 10:00 pm (hora del este) cuando Ivanka se acercó al podio y recibió la mayor ovación de la noche. No cabía ni un alfiler, a diferencia de la desoladora imagen durante discursos de primer time en jornadas previas.

La expectación y entusiasmo generalizado que generó Ivanka contrastó también con la tensión, división y controversias que marcaron la cita del partido más bizarra en mucho tiempo.

A diferencia de sus hermanos en los días anteriores, ella ofreció anécdotas personales, que tenía por fin endulzar la imagen que muchos estadounidenses se han formado del empresario como un hombre sin escrúpulos ni corazón.

"Cuando era una cría me solía entar en el piso cerca del escritorio de mi padre, construyendo muros de lego", recordó.


Ivanka dijo que su padre es famoso pero que realmente no es bien conocido por los estadounidenses, un argumento que también usa la rival demócrata, la también impopular Hillary Clinton.

Pero aún más importante, Ivanka dedicó buena parte de su intervención a convencer a las mujeres votantes de que su padre no es un misógino. Trump necesita a su hija para mejorar sus cifras de apoyo entre las mujeres, un grupo con el que le va tremendamente mal.

"Él es indiferente al color y al género", dijo. Para probar su argumento, dijo que en la organización de su padre las mujeres son pagadas igual que los hombres y que cuando una mujer es madre es apoyada y no excluida.

El equipo de respuesta rápida de Hillary Clinton reaccionó diciendo que los hombres representan el 75% del equipo de campaña del candidato y que estos reciben tres veces más que las mujeres, según un análisis del diario Boston Globe a principios de junio.

La empresaria y exmodelo de 34 años también presentó algunas de las promesas más progresistas de su padre con respecto a las mujeres.

“Como presidente, mi padre cambiará las leyes laborales que fueron aprobadas cuando las mujeres no eran una porción significativa de la fuerza de trabajo", prometió.

Admirada

Ivanka, quizás más que el resto de hijos de Trump, puede ser un poderoso recurso para el candidato en lo que queda de campaña.

La joven es admirada por muchos. Asesora cercana de su padre en los negocios y en la campaña, en Twitter tiene casi 2 millones de seguidores. A algunos de los seguidores más incondicionales de Trump les hubiera gustado que fuera elegida como su aspirante a vicepresidenta y en Cleveland algunos se paseaban con carteles pidiendo que se lanzara a por la presidencia en 2024, cuando supuestamente se acabarían los ocho años de gobierno de su progenitor.

Es probable que veamos a menudo a Ivanka en campaña. Hace tres semanas, Trump contrató a la veterana encuestadora Kellyane Conway para reparar su imagen con las mujeres y en esa estrategia Ivanka sería fundamental.

Trump ha hecho numerosos comentarios en campaña que han agraviado a las mujeres votantes, desde su insinuación sobre la menstruación de la periodista Megyn Kelly hasta su amenaza de revelar un secreto sobre la esposa de Ted de quien retuiteó una foto desfavorecedora.

Para ganar las elecciones los analistas consideran con base en resultados recientes, que el republicano tendrá que limitar su brecha con Clinton al menos a 10 puntos. En particular, el discurso de Ivanka esta noche es visto como una oportunidad para mejorar la imagen de su padre entre las mujeres. La rival demócrata de Trump, Hillary Clinton, le aventaja en 15% según una encuesta reciente de WSJ/NBC.

Con el esperado discurso de Ivanka Trump este jueves por la noche, cuatro de los cinco hijos del candidato han hablado en horario estelar. Todos menos el pequeño de 10 años Barron.

La campaña de Trump quería humanizar al candidato y parece que convencieron a algunos delegados en Cleveland, como es el caso de Glorida Campos, de Illinois, exsimpatizante de Jeb Bush: "Yo pensaba que era un hombre millonario y exitoso pero nunca que fuera un padre amoroso".

Lea también:

Más contenido de tu interés