null: nullpx
Elecciones 2016

El ataque en Nueva York da pie a Trump para agitar el miedo contra los refugiados sirios

El candidato republicano redobló su promesa de terminar con el ingreso de sirios que huyen de la guerra a EEUU. Activistas ven con preocupación la retórica antimusulmana en la campaña electoral y piden no vincular a los refugiados con ataques terroristas perpetrados en el país.
20 Sep 2016 – 11:02 PM EDT

Donald Trump fue rápido en vincular el ataque con explosivos en Nueva York con el programa de refugiados sirios del gobierno de Barack Obama, pese a que el sospechoso es de origen afgano y ciudadano estadounidense.

El candidato presidencial republicano tuiteó este lunes: "Refugiados de Siria superan los 10k (10,000) y más por venir. Muchos hombres jóvenes, mal investigados".

Ataques como el del sábado generan el entorno propicio para que Trump agite los temores de una amenaza terrorista y reafirme su llamado a detener la llegada de refugiados sirios. Su argumento es que islamistas radicales pueden infiltrarse entre ellos.

Activistas y defensores de los derechos humanos ven con preocupación este tipo de discurso en la campaña electoral. Aseguran que alimenta un creciente sentimiento de islamofobia y xenofobia en el país.

"Es muy peligroso ligar los actos terroristas cometidos por un extremista con los refugiados inocentes que están escapando de ese mismo tipo de violencia", dice a Univision Noticias Yasmine Taeb, del Comité de los Amigos para la Legislación Nacional (FCNL), un grupo de cabildeo cuáquero en Washington D.C.

“Lo veo como un discurso alarmista que no contribuye en nada, simplemente nos divide más entre nosotros”.

En un comunicado enviado por su campaña, Trump también arremetió contra su rival Hillary Clinton por tener una postura más abierta a la admisión de refugiados sirios.

La candidata demócrata dijo el año pasado que le gustaría ver el número de refugiados admitidos en EEUU aumentar de los 10,000 que llegaron este año fiscal a 65,000.

Pero Clinton "siempre ha dejado muy en claro" que apoya el ingreso de refugiados siempre y cuando sus antecedentes sean "muy bien investigados", asegura su campaña en un correo electrónico enviado a Univision Noticias.

La captura de Ahmad Khan Rahami, sospechoso de haber planeado las bombas en Nueva York y Nueva Jersey, involucró la ayuda de estadounidenses de diferentes orígenes.

Fue un indio sij el que alertó a la policía sobre la presencia del sospechoso durmiendo en la puerta de su bar en Nueva Jersey. En el tiroteo que se dio entre la policía y Rahami antes de su arresto, dos agentes fueron heridos, uno de ellos un hispano.

Obama en la ONU

Los coletazos que el ataque del sábado provocaron en la campaña electoral llegan en un mal momento para el presidente Barack Obama.

Este martes, el mandatario celebrará una reunión al margen de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, para avanzar en la cuestión de los refugiados sirios.

En el encuentro, al que asistirán unos 40 países, se espera que los líderes anuncien nuevas medidas, desde aumentar el número de refugiados que aceptan recibir hasta un incremento en las donaciones.


La guerra en Siria, uno de los temas centrales del encuentro anual de la ONU, ha obligado a más de 4.8 millones de personas a huir a países vecinos, según cifras de la ONG británica Oxfam.

Hace unos días, se conoció la noticia de que la Casa Blanca buscará aceptar 110,000 refugiados del mundo entero en el año fiscal 2017, 25,000 más que este año.

Si bien no precisó cuántos de esos refugiados serán sirios, activistas creen que será un número mayor a los 10,000 que ingresaron a Estados Unidos en 2016.

Aun así, son cifras bastante menores de las que esperaban.

"El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados reconoció que hay más de un millón de refugiados que necesitan ser reubicados de forma urgente", dice a Univision Noticias Margaret Huang, directora interina de Amnistía Internacional en EEUU.

"Apreciamos los esfuerzos de Obama para aumentar el número de reubicaciones, pero no está ni cerca de ser suficiente", asegura. "Representa un 10% de los casos más urgentes" a nivel mundial.


El temor de los activistas es que el actual clima político tóxico empañe los esfuerzos para admitir un número de refugiados que ya de por sí es pequeño.

"Es una preocupación que tenemos, especialmente porque este es un año electoral y la retórica antimusulmana ha aumentado", dice Yasmine Taeb.

Los planes de Obama son resistidos por algunos republicanos en el Congreso, que es el que proporciona los fondos para el programa de reubicación de refugiados.

Uno de ellos es el senador por Texas y ex aspirante presidencial Ted Cruz.

"El Congreso debe actuar para (…) frenar el flujo de refugiados procedentes de focos terroristas en el Medio Oriente que el presidente Obama está determinado en traer a nuestro país", dice en un comunicado publicado este lunes.

Miedo infundado

El miedo a que los refugiados representen una potencial amenaza terrorista es infundado, según defensores de los derechos humanos.

La directora interina de Amnistía Internacional dice que los que ingresan a EEUU pasan antes por un proceso de escrutinio "extraordinario".

"Demora más de dos años. Cuenta con la asistencia de las agencias de inteligencia del país y la ayuda de la Agencia de la ONU para los Refugiados", explica.

"Con semejante investigación de antecedentes, es muy poco probable que estas personas representen una potencial amenaza para la seguridad de EEUU".

Yasmine Taeb cita información de la Casa Blanca para reafirmar el punto de Margaret Huang.

Asegura que de los más de tres millones de refugiados que EEUU ha admitido desde 1975, "ninguno ha cometido un ataque terrorista en suelo estadounidense".


Lea también:

Más contenido de tu interés