publicidad
Angélica Mora, periodista

El chorrito de aceite

El chorrito de aceite

Aunque han pasado 20 años no he olvidado a esa oyente Y aún menos su cariñosa advertencia sobre la triste realidad de un chorrito de aceite cubano

Angélica Mora, periodista
Angélica Mora, periodista

Lo hacíamos sin libreto previo, David Hall Fortún y yo. Era un programa diario - y como su título lo decía- totalmente en vivo e improvisado sobre temas de actualidad. Teniamos una audiencia fenomenal que sabíamos muy fiel.

Tratabamos que "En Vivo" fuera dinámico y alegre, sin dejar de lado los

temas que pudieran interesar en ese momento a los oyentes en Cuba.

Recuerdo que en una ocasión, David me preguntó qué había almorzado y le

contesté que spaguettis... hechos el dia anterior y que habia llevado

una porción para ese día.

David, siempre malicioso, me pidió detalles:

"Y... ¿cómo los haces?"

Viendo que intentaba "tomarme el pelo" porque no hay nada más fácil que

publicidad

abrir una caja y vaciarlos en agua hirviendo con sal le dije

precisamente que así lo hacía y le ponía después, mi salsa especial de

tomate.

Pero agregué:

"¡Ah! pero para que no se pequen, le pongo un chorrito de aceite al agua".

David se dio por safisfecho con mi arte culinaria y seguimos adelante, ya con temas más serios.

En "En Vivo", a veces teníamos la suerte de contar con la participación

de oyentes, quienes nos llamaban por teléfono -burlando muchas veces a

la seguridad del estado- e iban directamente al aire.

Durante ese programa replicó el teléfono. Era una oyente que pidió hablar conmigo y me expresó:

"Angélica, tu sabes lo que te queremos, pero tengo que decirte que ese

chorrito de aceite que tu le pones a los spaguettis, nosotros no lo

malgastamos. Cuando llegamos a tenerlo...echamos -cuando hay- unas

escasas gotas a las viandas...si es que las encontramos en el mercado o

alguien nos ha traído algunas desde el interior".

Aunque han pasado 20 años... no he olvidado a esa oyente Y aún menos su

cariñosa advertencia sobre la triste realidad, de un chorrito de aceite

cubano.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad