publicidad

El barrio Vermont Knolls en Los Angeles, una isla de paz en un mar de violencia

El barrio Vermont Knolls en Los Angeles, una isla de paz en un mar de violencia

El barrio de Vermont Knolls, en Los Ángeles, se ha mantenido libre de homicidios durante al menos tres años.

El barrio Vermont Knolls en Los Angeles, una isla de paz en un mar de vi...

Una comunidad con raíces

LOS ÁNGELES, California - Un mapa de homicidios en Los Ángeles muestra un oasis de aproximadamente una milla cuadrada en Vermont Knolls, entre la Calle Hoover y la Avenida Halldale y de la Calle 73 a la 85, en donde en tres años no han ocurrido asesinatos, según un proyecto del diario Los Angeles Times iniciado en el 2007.

La colonia le debe en parte su buena fortuna a los esfuerzos de la ciudad y de inversionistas privados que durante la última década han revivido exitosamente el corredor comercial de la Avenida Vermont, reportó el Times.

Los lotes vacíos su fueron ocupando poco a poco, echando a la gente que solía merodear y causar problemas en la zona, según Marqueece Harris-Dawson, presidente y jefe de la Coalición Comunitaria, un grupo influyente en el área.

publicidad

El Centro Cristiano Crenshaw también se citó como un factor en la paz relativa de este enclave. La mega-iglesia se encuentra en el antiguo plantel de la Universidad Pepperdine, entre la Calle Vermont y la Avenida Normandie.

Pero otros factores también separan a esta colonia de sus alrededores más violentos -ventajas que Harris-Dawson y otros afirman que no serían fáciles de reproducir en otros lugares.

Los habitantes de la zona son en lo general grupos de residentes de edad avanzada, dijo. El predomino de viviendas para familias, en lugar de apartamentos, significa menos densidad y menos rotación.

Además, muchos en la colonia son dueños de sus casas y han sentado raíces por generaciones.

El resultado es un lugar en donde la gente se conoce y en donde hay una inversión emocional y financiera, algo que los hace más renuentes a tolerar cualquier cosa que pueda perturbar la paz.

Vecinos comprometidos

"Instamos suavemente a la gente a que mantenga arreglado el exterior de sus casas. Y si no lo hacen les enviamos una pequeña nota", dijo Lawrence Koonce Senior, quien ha vivido en la Calle 81 durante 43 años y el presidente del grupo de vigilancia vecinal local.

"La gente se mantiene alerta", dijo Koonce, agregando que los residents han desarrollado relaciones con los oficiales de la policía de Los Ángeles que patrullan el área. Koonce, de 64 años, recordó que un vecino que le habló a la policía cuando se percató de un extraño sospechoso que estaba tocando puertas y que intentó meterse a una casa.

Durante años, la policía ha perseguido a la pandilla Hoover y en julio de 2007, una investigación de un año resultó en el arresto de 18 de sus miembros. La pandilla había estado usando como base la casa de la abuela de uno de los miembros en Vermont Knolls, reportó el Times.

En contraste, a una milla al sur en una sección de la colonia Westmont en donde han ocurrido 28 asesinatos, los residentes no viven con tal sensación de seguridad.

Ahí, 21 de las víctimas fueron hombres y mujeres de la raza negra. Cinco fueron latinos.

Edificios de apartamentos sombríos para residentes con subsidios de gobierno se amontonan a lado de viviendas venidas a menos que a menudo cuentan con apartamentos adjuntos.

Carteles en frente de casas cerradas con tablas anuncian ventas por ejecuciones hipotecarias, mientras que licorerías, lavanderías y pequeñas iglesias puntean las calles de la zona.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad