publicidad
"Uno de los mayores problemas que tenemos es que no se cree a las mujeres. El instinto es creer primero al hombre y sospechar de la mujer que denuncia", lamentó

¡Fin a la impunidad en los campus!

¡Fin a la impunidad en los campus!

La directora de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, denunció hoy el número de abusos contra las estudiantes que se registra en los campus de Estados Unidos

"Uno de los mayores problemas que tenemos es que no se cree a las mujere...
"Uno de los mayores problemas que tenemos es que no se cree a las mujeres. El instinto es creer primero al hombre y sospechar de la mujer que denuncia", lamentó

Naciones Unidas.- La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, denunció hoy el número de abusos contra las estudiantes que se registra en los campus de Estados Unidos y consideró fundamental terminar con la "impunidad".

publicidad

"En Estados Unidos ser una estudiante en un campus es algo muy peligroso", dijo a Efe Mlambo-Ngcuka, en una entrevista en la víspera del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La responsable de ONU mujeres se declaró "decepcionada" con la respuesta que hasta ahora han dado los centros educativos del país a este problema y criticó que las universidades opten por "proteger su supuesto buen nombre a costa de los derechos de sus propias estudiantes".

"Pensamos en la universidad como el lugar de las ideas, donde se valora la libertad (...), pero cuando se trata de este tema, las universidades están tan de espaldas como el resto de la sociedad", lamentó.

Para Mlambo-Ngcuka, el problema de las violaciones y los abusos sexuales en los campus está condenado a perpetuarse fuera de ellos si esos delitos continúan sin castigarse.

"Si no son detenidos allí, los estudiantes crecerán pensando que eso está bien y cuando se conviertan en consejeros delegados de empresas, en profesores o en líderes, continuarán haciéndolo", criticó.

En ese sentido, recordó que hay estudios que muestran que en muchas universidades, más que un alto número de violadores, hay reincidentes.

"Reinciden porque nunca los cogen y, porque si los cogen, nunca les pasa nada. Así que no tienen un incentivo para no hacerlo", señaló.

''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''

Las 10 universidades más peligrosas

Mlambo-Ngcuka señaló que aunque las jóvenes cada vez están más dispuestas a denunciar, aún no se hace lo suficiente, algo que atribuyó en parte a la cultura de poner en duda las alegaciones de la mujer en este tipo de casos.

"Uno de los mayores problemas que tenemos es que no se cree a las mujeres. El instinto es creer primero al hombre y sospechar de la mujer que denuncia", lamentó

Por ello, recalcó la necesidad de involucrar a los hombres en la lucha contra los abusos sexuales y contra la violencia de género, uno de los grandes objetivos que se ha fijado ONU Mujeres.

"Esta tiene que ser una responsabilidad compartida", señaló Mlambo-Ngcuka, destacando la importancia que tiene "la movilización de hombres y niños".

publicidad

Dentro de ese esfuerzo, la ONU está llamando a vestir los barrios de todo el mundo de naranja durante las próximas dos semanas, con el fin de llamar la atención sobre el problema y expresar solidaridad con las víctimas.

Por ese motivo, edificios como el Empire State Building de Nueva York y la sede de las Naciones Unidas se iluminaron hoy con ese color.

"Es un color brillante, queremos que este sea un esfuerzo visible por un futuro más luminoso para las mujeres y las niñas", dijo Mlambo-Ngcuka, que destacó el carácter global de la iniciativa.

"Puedes cerrar los ojos y decir cualquier sitio, y literalmente en todos habrá violencia contra las mujeres", explicó, recordando que las mujeres se encuentran además con violencia en todos los ámbitos de la vida, empezando por el hogar.

"El hogar es el núcleo y, en teoría, un santuario, pero realmente es el lugar más violento. El 70 por ciento de la violencia ocurre en el hogar", recordó.

Esos abusos se registran también en las escuelas, en centros de trabajo o en el transporte público, llegando a registrarse casos de "mujeres violadas en hospitales, como pacientes, en la consulta del médico por su propio doctor", señaló.

"Simplemente la mujer no tiene un lugar donde esconderse", insistió Mlambo-Ngcuka sobre la necesidad de que la sociedad al completo participe en la eliminación de la violencia de género.

publicidad

Más que nuevas leyes, la ONU considera que la clave es implementar adecuadamente las ya existentes y avanzar definitivamente en la eliminación de las barreras que frenan la igualdad, principalmente facilitando la educación de las niñas y respetando los derechos de la mujer en materia reproductiva.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad