publicidad

Los gastos que no tenías contemplados en la experiencia universitaria de tu hijo

Los gastos que no tenías contemplados en la experiencia universitaria de tu hijo

Es posible que te sorprendas de la cantidad de gastos ocultos que pueden salir durante la experiencia universitaria de tu hijo. Si no tienes cuidado puede quedarse corto con tu mejor planificación para el financiamiento de la universidad.

Información del College Board

Los gastos imprevistos pueden disparar la factura

A la hora de determinar el precio de la educación universitaria de tu hijo, obviamente incluiste los elementos de mayor costo, como la educación, la alimentación y el alojamiento. Pero es posible que te sorprendas de la cantidad de gastos ocultos que pueden salir durante la experiencia universitaria de tu hijo. Si no tienes cuidado a la hora de tomar en cuenta todos los gastos probables, puedes quedarte corto con tu mejor planificación para el financiamiento de la universidad.

El marco global

Deberías recordar que la vida universitaria de tu hijo no consiste sólo en clases, sino también en una experiencia social. Si bien eso no significa que quieras que tu hijo esté de fiesta todas las noches, deberías reconocer que para hacer amigos y tener mejor conocimiento de la vida adulta y las opciones de carrera profesional puede ser necesario participar en clubs o actividades. Estas actividades harán la experiencia universitaria más productiva y disfrutable. Estar involucrado en estas cuestiones probablemente conlleve gastos adicionales que puedes no haber planificado, como membresías a clubs o comisiones.

El estilo de vida que elija tu hijo también tendrá un impacto en las finanzas. Por ejemplo, ¿vivirá en una residencia para estudiantes y por lo tanto comerá en la cafetería? ¿O se unirá a una fraternidad o quizás viva fuera del campus en un apartamento? Si elige un apartamento, ¿cocinará o comerá siempre fuera? Otros gastos pueden incluir entretenimiento, como películas y conciertos.

publicidad

Hable antes del tema

El punto clave consiste en discutir con tu hijo las opciones de las que dispone en términos sociales, de actividades y de estilos de vida y llegar a un entendimiento para encontrar un equilibrio entre el control del gasto y lograr que la universidad sea una experiencia benéfica y disfrutable. Si bien es difícil calcular todos los detalles con previsión, al menos logra que tu hijo sea consciente de estas cuestiones. Alientalo a discutir de forma regular acerca de estos posibles gastos para evitar malentendidos relacionados con costos ocultos.

Costos relacionados con las clases

Una vez que has considerado los aspectos de estilo de vida y sociales de los costos universitarios, debería enfocarse en los gastos ocultos que están relacionados de forma más directa con la parte académica. La elección de una especialización puede impactar en el precio de la universidad, debido a que ciertas especializaciones pueden implicar la utilización de laboratorio y pago de comisiones. El costo de los libros también puede incrementar la factura y otra posible gasto es una computadora.

Gastos de transporte

Los viajes pueden implicar dos tipos de gastos escondidos. En primer lugar, si el estudiante dispondrá de un auto, puede que tenga que pagar los gastos de estacionamiento, además de la gasolina, seguro y mantenimiento. En segundo lugar, la distancia entre su casa y la universidad puede también impactar fuertemente en los gastos, dependiendo de qué tan frecuentemente el estudiante regresa a casa (o qué tan frecuentemente lo visitas en la universidad). Si su casa se encuentra sólo a tres horas en autobús de la universidad, desplazarse de la una a la otra será por supuesto mucho más barato que si están separadas por miles de kilómetros.

Los costos se acumulan pronto

Los gastos empezarán a acumularse incluso antes de que tu hijo parta para la universidad, ya que necesitará todo tipo de artículos, desde sábanas y fundas de almohada hasta un teléfono y un despertador, sin olvidar el material para el estudio y los artículos de aseo. 

Planifique con antelación

Ofrecerle a tu hijo una experiencia universitaria completa sale caro. A pesar de ello, con cierta previsión serás capaz de planificar la factura e incluso reducirla. Por eso habla con tu hijo acerca de los costos ocultos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad