Cargando Video...
Rosa María Hernández ingresó a un hospital de Texas para una operación de vesícula, pero la ambulancia tuvo que pasar por un punto de inmigración y por eso le siguieron el rastro. La menor, que sufre de parálisis cerebral, tuvo que salir del hospital a un centro de detención, mientras su familia teme por una posible deportación.
Cargando Playlist...