publicidad

Uno de cada cuatro hispanos vive en condiciones de pobreza, según el Censo

Uno de cada cuatro hispanos vive en condiciones de pobreza, según el Censo

Según los datos del Censo, en Estados Unidos viven 12.4 millones de latinos que ganan menos de $22 mil al año.

Uno de cada cuatro hispanos vive en condiciones de pobreza, según el Cen...

Consecuencias de la recesión

WASHINGTON, D.C. - Uno de cada cuatro hispanos vive en Estados Unidos en condiciones de pobreza, lo que supone un total de 12.4 millones de personas, según los datos del Censo correspondientes al año 2009, cuando el país estaba en recesión.

La cifra de hispanos que viven bajo el umbral de la pobreza, es decir que ganan menos de $22 mil al año para una familia de cuatro personas, forma parte de un amplio informe de la Oficina del Censo que muestra que el nivel de escasez económica ha batido récords.

En 2009, vivían en la pobreza un total de 43.6 millones de estadounidenses, alrededor de uno de cada siete, la mayor cifra registrada desde 1959, cuando se comenzó a elaborar el censo.

Entre los hispanos, la proporción de pobres subió del 23.2 al 25.3 por ciento en 2009, cuando 1.4 millones de latinos más se sumaron al carro de la pobreza.

publicidad

Comparado con el resto de grupos demográficos, sólo los negros superan ese porcentaje, con un 25.8 por ciento, mientras que entre los blancos no hispanos, los pobres son un 9.4 por ciento del total.

Pero los datos del informe del Censo también muestran que, pese al avance de la pobreza, los hogares hispanos aumentaron un 0.7 por ciento sus ingresos medios en 2009, hasta alcanzar una media de $38 anuales.

Para el experto en demografía de la Universidad de Georgetown Harry Holzer, esta es una "contradicción interesante" que puede explicarse por "el leve descenso en la inmigración en los últimos años" y por otro factor que el informe no señala.

"No debemos olvidar que el número de hogares hispanos ha descendido tras la crisis, con lo cual hay un grupo importante que queda al margen del recuento de ingresos por hogares", dijo Holzer.

Retos a vencer

Decenas de expertos y grupos latinos reaccionaron al informe del Censo expresando la importancia de aprobar varios proyectos de ley que permanecen estancados en el Congreso para mejorar las cifras, como el de fomento de empleo local del demócrata George Miller, que, según Holzer, crearía un millón de puestos de trabajo.

El Consejo Nacional de La Raza, por su parte, reiteró en un comunicado su respaldo a medidas como la expansión de créditos tributarios y los incentivos para los pobres que trabajan, así como la creación de empleos verdes.

Otro de los grandes problemas retratados en el informe es el creciente número de personas sin cobertura médica en Estados Unidos, que en 2009 creció de 46 a 50 millones, el 16.7 por ciento de la población.

Entre los hispanos, son más de 15 millones, el 32.4 por ciento de la población, los que carecían de seguro en 2009, cuando la reforma sanitaria de Barack Obama aún se debatía en el Congreso.

En un comunicado difundido, Obama expresó su confianza en que esa reforma suponga avances en este sentido, e indicó que "una recesión histórica no tiene por qué traducirse en un aumento histórico en la inseguridad económica de las familias".

"Incluso antes de la recesión, el número de pobres en Estados Unidos ya era inaceptablemente alto, y los datos publicados hoy muestran que nuestro trabajo no ha hecho más que comenzar", dijo el presidente.

El grupo de edad más vulnerable al aumento de la pobreza es el de los niños hispanos, que son pobres en un 33.1 por ciento de los casos, mientras que los adultos pobres representan el 21.4 por ciento de la población latina de su edad y los ancianos, el 18.3 por ciento.

En total, en Estados Unidos viven en la pobreza 15.5 millones de menores de 18 años, casi uno de cada cinco, según los datos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad