publicidad

Obama presiona al Congreso para evitar cierre del gobierno, no hay acuerdo

Obama presiona al Congreso para evitar cierre del gobierno, no hay acuerdo

Obama presiona al Congreso para evitar el cierre del gobierno, pero no logra acuerdo

Evitar parálisis

WASHINGTON - WASHINGTON, DC - Una cuarta reunión en la Casa Blanca en las últimas 48 horas entre el presidente Barack Obama y líderes del Congreso no pudo llegar a un acuerdo la noche del jueves sobre el plan de gastos para el resto del año fiscal en curso, aumentando las posibilidades de un cierre parcial del gobierno.

Las conversaciones entre Obama, el presidente de la Cámara John Boehner, republicano de Ohio, y el líder de la mayoría del Senado Harry Reid, demócrata por Nevada, así como el vicepresidente Joe Biden, terminó menos de una hora después de comenzar.

Obama dijo que hubo progresos en las negociaciones para el presupuesto, pero el acuerdo para votar la ley de presupuesto 2011 y evitar así una parálisis de la administración no llega a escasas horas de que se venza el plazo.

Quería informar de nuevo al pueblo estadounidense que hemos hecho algunos progresos adicionales esta noche", dijo Obama tras la reunión.

"Mi esperanza es que podré anunciar al pueblo estadounidense en algún momento relativamente temprano del día que se evitó una parálisis, que se completó un acuerdo", dijo Obama.

"Todavía no hay certeza. Pero espero una respuesta en algún momento temprano del día".

El presidente agregó: "Hemos reducido los temas, sin embargo, aún no hemos alcanzado un acuerdo", dijeron Reid y Boehner en un comunicado conjunto tras la reunión.

publicidad

"Seguiremos trabajando durante la noche para tratar de resolver las diferencias que aún tenemos".

Repubicanos culparían a Obama

Los republicanos maniobraron para culpar al Partido Demócrata, del presidente Barack Obama, por una inminente parálisis del gobierno esta semana, y aprobaron el jueves una iniciativa en la Cámara de Representantes a fin de financiar operaciones federales para otra semana.

Los demócratas en el Senado ya rechazaron la medida y el Presidente dijo que la vetaría.

La Casa Blanca calificó la medida del financiamiento de una semana, apoyada por los republicanos, como una distracción y los demócratas dijeron que el Congreso ya había aprobado muchos proyectos de ley temporales y necesita tomar una medida para financiar el gobierno hasta el 30 de septiembre, cuando termina el año presupuestal.

Obama se sentó de nuevo el jueves con el presidente de la Cámara Baja, John Boehner y el líder de la mayoría del Senado Harry Reid, pero ambos salieron de la Casa Blanca 90 minutos después para decir que seguían sin llegar a un acuerdo en cuanto al financiamiento. Reid dijo que seguirían negociando más tarde.

Mientras que el tiempo se agota para evitar la paralización del gobierno, con el límite fijado para la medianoche del viernes, Obama dijo que creía que "necesitamos poner la política a un lado y trabajar en nuestras diferencias para un proyecto de ley que cubra el resto del año fiscal".

Su veto marcó un agrio vuelco a las negociaciones entre el mandatario y los líderes del Congreso, pero habrá una oportunidad más para negociar.

Reid dijo que las negociaciones de la noche del miércoles habían generado un acuerdo sobre cuánto recortar el gasto, pero que los republicanos insistían en reescribir la Ley de Aire Puro e introducir el volátil tema del aborto al debate del gasto.

"Este asunto es ideológico, no de números", dijo Reid. "Los dos temas principales que están deteniendo este asunto son... los derechos reproductivos y el aire puro. Estos asuntos no tienen lugar en la propuesta presupuestaria.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad