publicidad

México impulsa el turismo con su XXXV Tianguis Turístico Acapulco

México impulsa el turismo con su XXXV Tianguis Turístico Acapulco

La edición 2010 del Tianguis Turístico Acapulco es un esfuerzo de México por ofrecerse como un referente del turismo mundial.

México impulsa el turismo con su XXXV Tianguis Turístico Acapulco 1e9de8...

El peso del turismo

ACAPULCO, México – "Bienvenidos, la gente tiene que saber que México es más que lo que dicen en las noticias, más que balaceras. Hay algo bonito que visitar en cada rincón de México" decía con su peculiar acento acapulqueño una joven entusiasta, al identificar a algunos de los asistentes al Tianguis Turístico Acapulco 2010.

Como cada año desde hace 35, el popular balneario en el sureño estado de Guerrero fue la sede del mayor evento de esta naturaleza en toda América Latina, en el que se hicieron presentes los 31 estados del país y el Distrito Federal para mostrar todo lo que tienen qué ofrecer a México y al mundo.

Y es que esta actividad en el país es toda una necesidad. A decir de la dependencia de Turismo nacional, éste representa el 9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB, Gross Domestic Product), y emplea de forma directa a 2.4 millones de personas y a otros siete millones indirectamente.

publicidad

El puerto se vistió de fiesta. En los buses, en letreros en cada esquina, en los hoteles de la costera --como se le llama a la céntrica avenida Miguel Alemán--, colgaban letreros de bienvenida en inglés y español a los asistentes a la Feria. La vigilancia policial trataba de ser discreta, pero se veía en cada esquina.

No era para menos. Más de 300 proveedores de servicios turísticos y unos mil compradores de Estados Unidos, Austria, Bélgica, Brasil, China, Alemania, España. Suiza, Tailandia entre otros harían un total de 18 mil encuentros de negocios durante el evento, que fue del 25 al 28 de abril. Representantes de medios de comunicación nacionales y extranjeros abarrotaban los eventos que se llevaron a cabo en el Centro de Convenciones de Acapulco.

Influenza, crisis económica mundial y violencia fueron los factores críticos que México parece haber logrado dejar en el olvido, tras el desastrozo 2009 en materia de turismo. Así lo exponen gobiernos como el de Michoacán que dice haberse llevado un grato sabor de boca de este Tianguis, y los resultados se verán en un mediano plazo.

De brazos abiertos

El presidente mexicano Felipe Calderón inauguró el evento, dejando clara la importancia de éste. Un retén militar y su respectivo operativo formaban un cinturón de seguridad alrededor del Centro de Convenciones. Al interior, al menos dos detectores de metal desde temprana hora, por los que tuvieron que pasar los asistentes al recinto.

Alrededor de las cuatro de la tarde, el presidente apareció en el escenario del teatro Juan Ruiz de Alarcón, dentro del Centro de Convenciones. Lo acompañaban entre otros, la secretaria de Turismo federal, Gloria Guevara; el gobernador de Guerrero, Zeferino Torreblanca y el alcalde de Acapulco, Manuel Añorve.

País hospitalario

"Si la mariposa monarca viaja desde Canadá a Michoacán, y si la ballena gris recorre más de mil kilómetros para llegar a Baja California, ¿por qué no vendrían turistas de todo el mundo a nuestro país? (...) México abre los brazos al mundo" dijo el mandatario, enfatizando que además de los destinos turísticos, lo mejor del país es "la hospitalidad de su gente, porque es algo que está en nuestra cultura y en nuestra forma de ser".

"México, el país de la hospitalidad" dijo en su oportunidad la secretaria de Turismo, Gloria Guevara. La funcionaria invitó a la inversión turística en las 29 ciudades Patrimonio de la Humanidad que tiene México.

Guevara destacó además tres acciones a implementar para despuntar el turismo: Incrementar la competitividad, facilitar el proceso de inversiones nacionales y extranjeras e impulsar las zonas turísticas con respeto al medio ambiente, generando un beneficio regional.

El gobernador Zeferino Torreblanca habló de la guerra contra el crimen organizado que lleva a cabo el gobierno federal. "Su decisión muestra, aunque algunos no parezcan, resultados. El proceso lleva su tiempo porque exige cambio de parte de la sociedad (...) Requerimos apostarle a México en cualquier momento", concluyó.

publicidad

Lo mejor de cada uno

Ya dentro de los stands de cada estado, los expositores llevaban imágenes y un poco de todo sobre su entidad. En Veracruz estaba un hombre haciendo tabacos, Sinaloa llevó lo más rico de sus alimentos, el estado de México mostraba su riqueza arqueológica, Chihuahua presumía el imponente recorrido del Chepe, un tren que recorre las barrancas del estado.

Empresarios hoteleros y turísticos presumían también sus capacidades de logística, a disposición de los visitantes. Cada pasillo tenía algo característico de México: Durango, por ejemplo, dejaba ver a dos bellas jóvenes vestidas con la ropa típica del estado.

Al pasar, los asistentes tomaban dulces típicos, revistas, libros, bolígrafos y todo aquello que los expositores llevaban para invitarlos a sus destinos.

El objetivo de este evento es mejorar y fortalecer la imagen de México a través de una campaña orientada en primera instancia a incrementar la competitividad del sector. Pero finalmente, será el tiempo y la experiencia que vivan los visitantes en el país el que medirá el éxito del Tianguis, que invitó al mundo a visitar sus 30 mil zonas arqueológicas, sus más de 110 mil monumentos históricos de los siglos XVI al XIX y a conocer su cultura viva a través de sus 62 etnias.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad