publicidad
Vuelven a sus labores los empleados de bancos privados y públicos que mantuvieron la huelga por una semana. 

Los empleados de los bancos aprueban fin a una huelga de una semana en Brasil

Los empleados de los bancos aprueban fin a una huelga de una semana en Brasil

Vuelven a sus labores los empleados de bancos privados y públicos que mantuvieron la huelga por una semana.

Vuelven a sus labores los empleados de bancos privados y públicos que ma...
Vuelven a sus labores los empleados de bancos privados y públicos que mantuvieron la huelga por una semana. 

Los huelguistas pedían aumento salarial

Los empleados de los bancos privados y públicos de Brasil aprobaron el lunes el fin de la huelga por tiempo indeterminado en demanda de mejores salarios que iniciaron hace una semana y el regreso a sus trabajos el martes, informaron fuentes sindicales.

La recomendación de la Confederación Nacional de los Trabajadores del Ramo Financiero (Contraf) de aceptar el aumento salarial propuesto por los bancos en una nueva negociación fue aprobada por la mayoría de los sindicatos regionales en asambleas realizadas este lunes.

Tan sólo algunos sindicatos, que representan principalmente empleados de entidades públicas como la Caixa Económica Federal y el Banco do Brasil en algunas ciudades, rechazaron la propuesta mejorada de los bancos y permanecerán de brazos cruzados, según la Contraf.

publicidad

Los huelguistas reivindicaban un reajuste salarial del 12.5%, muy por encima del 7.35% inicialmente propuesto por la Federación Nacional de Bancos (Fenaban).

La Fenaban, en una nueva ronda de negociaciones concluida el viernes, propuso un reajuste del 8.5% para los empleados en general y de un 9.0% para los que reciben el salario mínimo en el sector, así como un aumento sustancial en los auxilios concedidos para la alimentación de los trabajadores.

"Hicimos una severa huelga que movilizó a todo el sector y dejó cerradas miles de agencias en todo el país, lo que hizo que los bancos cambiaran de opinión y mejoraran su propuesta", afirmó el presidente de la Contraf, Carlos Cordeiro.

Según la central sindical, que representa al 90% de los cerca de 511,000 empleados del sector bancario en Brasil, un total de 10,355 agencias tuvieron que cerrar sus puertas el viernes, el cuarto día de la paralización, con lo que la huelga garantizó una mayor adhesión que en años anteriores.

Los empleados de los bancos realizaron el año pasado por esta misma época una huelga que se extendió por 23 días y con la que consiguieron un reajuste salarial del 8 %, inferior al que reivindicaban pero superior al propuesto por la patronal.

El sindicato alega que los seis mayores bancos del país obtuvieron el año pasado un beneficio líquido récord de 56,700 millones de reales (unos 23,625 millones de dólares) en parte alimentado con despidos y la contratación de nuevos empleados con salarios menores.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad