publicidad
La austeridad será un punto central para este año en Italia.

Italia entró formalmente en recesión y se prepara para un 2012 sombrío

Italia entró formalmente en recesión y se prepara para un 2012 sombrío

Italia, golpeada por la crisis de la deuda, entró en recesión a finales de 2011 y se prepara para pasar un 2012 sombrío, marcado por la austeridad.

La austeridad será un punto central para este año en Italia.
La austeridad será un punto central para este año en Italia.

Lleva dos trimestres consecutivos en números negativos

MILÁN - Italia, golpeada por la crisis de la deuda, entró formalmente en recesión a finales de 2011 y se prepara para pasar un 2012 sombrío, marcado por la austeridad.

El Producto Interior Bruto (PIB) de Italia, tercera economía de la eurozona, registró una caída de 0.7% en el cuarto trimestre, que se sumó a la baja de 0.2% en el trimestre anterior, según informó el miércoles el Instituto italiano de Estadísticas (ISTAT).

El retroceso en el cuarto trimestre implica la entrada oficial en recesión, que se define por una caída del PIB durante dos trimestres consecutivos.

El país estuvo ya en recesión en el 2009 con una caída del PIB del 5.1%.

publicidad

Los economistas no se esperaban un retroceso tan marcado en el cuarto trimestre, ya que fue superior a los pronósticos que preveían una caída de 0.4% del PIB, según la agencia Dow Jones Newswire.

En el conjunto de 2011, la economía italiana registró un débil crecimiento de 0.4%, una cifra inferior a la previsión de 0.6% calculada por el gobierno. En 2010, el crecimiento fue de 1.5%.

Las causas

Para los economistas, la actividad económica se contrajo debido a la baja demanda por el peso de las drásticas medidas de ajuste decididas a finales del 2011 y por el freno a nivel mundial del crecimiento, lo que afecta a uno de los sectores clave, el de las exportaciones.

"No hay condiciones para que el consumo se despierte y el desempleo está alcanzando un nivel récord", comentó a la AFP Chiara Corsa, economista del banco UniCredit.

"Los italianos empezaron a economizar más debido a las medidas de austeridad para el 2012", sostiene Fabio Fois de Barclays Capital.

Atacada por la especulación financiera debido a su colosal deuda pública (cerca del 120% de su PIB), Italia aplica desde 2010 una serie de planes de ajuste con el fin de calmar a los inversionistas, lo que ha reducido la actividad económica y provocado un aumento de la presión fiscal.

El gobierno liderado desde noviembre pasado por el tecnócrata Mario Monti aprobó en diciembre un paquete de medidas con el fin de alcanzar el equilibrio presupuestario en 2013.

Repercusiones

La crisis de la deuda también ha repercutido en los bancos y las empresas y afecta el sistema de inversiones, según explicó Chiara Costa.

Todo parece indicar que el año 2012 será "difícil" para Italia, dice Costa, aun si el gobierno de Monti prometió agarrar "el toro por los cuernos" y reorientar la economía italiana.

Si bien el gobierno calcula que el PIB bajará un 0.4% este año, el Banco de Italia calcula un descenso del 1.2% al 1.5%, y el Fondo Monetario Internacional una caída del 2.2%, lo que empaña aún más el clima sombrío.

Una larga recesión en Europa, donde viven cientos de millones de ricos consumidores, comprometería la recuperación de Estados Unidos y frenaría a los mercados emergentes.

Junto con los planes de austeridad, Monti adoptó un amplio plan para liberalizar la economía y negocia con los sindicatos una reforma laboral que estimule el crecimiento.

"Hay que esperar de tres a cinco años para ver los resultados de las medidas", reconoció hace dos semanas el viceministro de Economía, Vittorio Grilli.

¿Qué otras medidas debería implementar Italia para salir de la crisis de deuda? Déjanos tus comentarios y comparte la información en Facebook y Twitter.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad