publicidad
El Vaticano se dotó de una nueva ley en materia de transparencia, vigilancia e información financieras.

El Vaticano busca mayor transparencia financiera

El Vaticano busca mayor transparencia financiera

El Vaticano se dotó de una nueva ley en materia de transparencia, vigilancia e información financieras.

El Vaticano se dotó de una nueva ley en materia de transparencia, vigila...
El Vaticano se dotó de una nueva ley en materia de transparencia, vigilancia e información financieras.

Se dotó de una nueva ley

El Vaticano anunció el miércoles haberse dotado de una nueva ley en materia de transparencia, vigilancia e información financieras, adaptando su legislación a las exigencias de los organismos internacionales de control.

La comisión pontifical para el Estado de la Ciudad del Vaticano adoptó el lunes la ley XVIII, que se aplica a todos los servicios del gobierno central de la Iglesia y confirma las disposiciones de un decreto que ya entró en vigor el 8 de agosto por instrucción personal del papa Francisco, informó la Agencia France Press.

¿Qué opinas de estos controles al interior del Vaticano? Participa en nuestros Foros.

El Vaticano aumentó así la vigilancia sobre sus operaciones y servicios financieros, en el marco de su cooperación con el comité de expertos europeos Moneyval en la lucha contra el blanqueo de dinero "sucio'.

publicidad

La Santa Sede, que aspira a figurar en la lista de Estados irreprochables, quiere acatar los parámetros internacionales sobre transparencia, vigilancia interna e intercambio de informaciones con los organismos internacionales.

"Hemos llegado al 90% del trabajo normativo en este terreno. Por tanto lo más importante ya se ha realizado" dijo a la prensa el padre Federico Lombardi, portavoz de la Santa Sede.

Desde hace tres años, las estructuras administrativas y financieras del Vaticano --entre ellas el " banco del Papa", IOR-, antaño opacas y que permitían la colocación de fondos de origen dudoso, están siendo sistemáticamente revisadas para ser reformadas.

Este 'aggiornamento' se ha acelerado con la elección del papa Francisco en marzo pasado.

Contra el lavado de dinero

En concreto, esta nueva ley consolida la disciplina existente en materia de prevención y lucha contra el lavado del dinero; financiación del terrorismo; vigilancia y reglamentación de las entidades que llevan a cabo una actividad de naturaleza financiera y colaboración e intercambio de información con la Autoridad de Información Financiera a nivel interno e internacional.

"Deseo renovar el compromiso de la Santa Sede en adoptar los principios y ejecutar los instrumentos jurídicos desarrollados por la comunidad internacional, adecuar aun más el orden institucional para la prevención y la lucha contra el blanqueo, la financiación del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva", aseguró Francisco en su "Motu Proprio" del pasado 8 de agosto, subraya por su parte la agencia Efe.

También determina las funciones, los poderes y la responsabilidad de la Autoridad de Información Financiera en el ejercicio de la función de vigilancia y reglamentación, con el fin de prevenir y luchar contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

"Se trata de un texto bien articulado y complejo, casi un texto único en materia financiera, que se inscribe en el camino de la adecuación del ordenamiento vaticano a los parámetros internacionales del 'Grupo de Acción Financiera' y a las recomendaciones de la 'División Moneyval' del Consejo de Europa", señala la nota.

A la Autoridad de Información Financiera se le atribuye la función de vigilancia "prudencial" y a la institución del Comité de Seguridad Financiera la de extender la disciplina en materia de lucha contra el lavado de dinero y financiación del terrorismo también a los dicasterios (ministerios) de la Curia Romana y a otros organismos y entidades dependientes de la Santa Sede.

También están bajo dicha jurisdicción las organizaciones sin ánimo de lucro que tengan personalidad jurídica canónica y que tengan sede en el Estado de la Ciudad del Vaticano, agrega la nota.

"La combinación dispuesta en la ley vaticana y en el procedimiento canónico permite extender el ámbito de la presente reforma del Estado de la Ciudad del Vaticano a la Santa Sede", subraya la nota, que describe la iniciativa como un "compromiso reformador".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad