publicidad
El nuevo billete de 10 euros es de un color rojo más intenso que el primero y es más difícil de falsificar que el anterior.

El nuevo billete de 10 euros es más difícil de falsificar que el anterior

El nuevo billete de 10 euros es más difícil de falsificar que el anterior

El nuevo billete de 10 euros es de un color rojo más intenso que el primero y es más difícil de falsificar que el anterior.

El nuevo billete de 10 euros es de un color rojo más intenso que el prim...
El nuevo billete de 10 euros es de un color rojo más intenso que el primero y es más difícil de falsificar que el anterior.

El nuevo billete de 10 euros, que comenzó a circular hoy, es de un color rojo más intenso que el primero, su diseño es similar al de la primera serie y es más difícil de falsificar que el anterior.

El nuevo billete comenzó hoy a circular por los cajeros automáticos y ventanillas de los bancos, así como por las tiendas de la zona del euro.

En total comenzarán a circular de forma gradual 4.500 millones de billetes nuevos de 10 euros, según cifras del Banco Central Europeo (BCE).

La entidad monetaria europea asegura que "el billete es más difícil de falsificar y su autenticidad puede comprobarse fácilmente".

La falsificación de billetes de euro es insignificante porque hay cuatro billetes falsos por cada cien mil billetes en circulación.

publicidad

El nuevo billete incorpora elementos de seguridad que dificultan su falsificación.

El holograma y la marca de agua del nuevo billete de 10 euros muestra un retrato de Europa, personaje de la mitología griega, y también incluye un número verde esmeralda.

Al inclinarlo, el número brillante produce un reflejo metálico que se desplaza verticalmente y cambia su color del verde esmeralda al azul oscuro.

Estos elementos de seguridad permiten comprobar la autenticidad del nuevo billete de 10 euros y dificultan su falsificación.

Las maquinas se han adaptado al nuevo billete

El BCE y los bancos centrales nacionales, como el Banco de España, han ayudado a los fabricantes y propietarios de máquinas de tratamiento de billetes y dispositivos de autentificación para facilitar su adaptación al nuevo billete.

El nuevo billete de 5 euros se emite desde el 2 de mayo del pasado año pero algunas máquinas expendedoras tuvieron problemas para aceptarlos porque no se había adaptado su sensor de lectura a tiempo.

El Banco de España ha trabajado con los fabricantes de las máquinas para probar los sensores y ha recordado a todos los sectores que utilizan estas máquinas que deben actualizar esas maquinarias para detectar los nuevos billetes de 10 euros.

En España, el 90% de las máquinas están ya adaptados al nuevo billete de 10 euros, según dijo el director general de Operaciones, Mercados y Sistemas de Pago del Banco de España, Javier Alonso.

El BCE facilitó a los propietarios y fabricantes de maquinas de billetes el nuevo billete de 10 euros casi nueve meses antes de su puesta en circulación para que realizaran pruebas y tuvieran tiempo suficiente para adaptar sus equipos.

Asimismo se han simplificado los trámites para recibir los nuevos billetes de 10 euros necesarios para la adaptación y se organizó un seminario sobre billetes en Bruselas.

El billete tiene un barnizado que es imperceptible al tacto pero que le permite ensuciarse menos y por lo tanto durar mas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad