publicidad

El frío lleva al petróleo al nivel más alto desde octubre

El frío lleva al petróleo al nivel más alto desde octubre

La ola de frío que se abate sobre el hemisferio norte llevó los precios a sus niveles más altos desde fines de octubre.

Más demanda de combustible

NUEVA YORK - La ola de frío que se abate sobre gran parte del hemisferio norte llevó los precios del petróleo a sus niveles más altos desde fines de octubre este lunes en Nueva York y Londres, en un mercado que anticipa un alza del consumo de energía y un descenso de los stocks petroleros.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del light sweet crude negociado en EU) para entrega en febrero terminó con el barril a $81.51, ganando $2.15 al cierre en relación al jueves.

En sesión alcanzó $81.68, nivel que no alcanzaba desde el 21 de octubre, cuando subió a $82, su nivel más alto de 2009.

En el InterContinentalExchange de Londres, el barril de Brent con igual vencimiento ganó $2.19 dólares, cerrando en $80.12, luego de llegar hasta $80.13, un récord desde el 18 de noviembre.

El mercado petrolero fue impulsado "por el frío que reina actualmente y no solamente en Estados Unidos", subrayó Andy Lipow, de Lipow Oil Associates. "La demanda por combustible de calefacción se traducirá en una demanda (mayor) para el crudo", pronosticó.

Temperaturas poco comunes

Temperaturas glaciales se registraron este lunes en parte de Europa y América del Norte. En Miami, las temperaturas se acercaron a cero grados centígrados, hecho que no sucedía desde hace cerca de 10 años.

publicidad

En China y Corea del Sur, Pekín y Seul registraron sus mayores nevadas en más de 60 años. En India, al menos 42 personas sucumbieron durante el fin de semana a una ola de frío que se abatió sobre el norte del país.

Según los analistas, el frío debería estimular el consumo de energía, reduciendo los excedentes de reservas petroleras, actualmente en niveles muy altos.

Las reservas de crudo en Estados Unidos disminuyeron en 1.5 millones de barriles durante la semana que terminó el 25 de diciembre y las de los productos destilados cayeron en 2 millones de barriles, según cifras del Departamento norteamericano de Energía (DoE).

"Esto tiene un impacto, principalmente en Asia, donde el kerosene continúa siendo un importante combustible para calefacción", recordó Antoine Halff, de Newedge Group, quien advierte sin embargo que "no se debe exagerar la importancia" del fenómeno. "En Estados Unidos es un factor cada vez más marginal, es importante en el norte de la costa este. En Europa sigue siendo importante principalmente en Alemania. Pero en general hubo un movimiento de conversión en los últimos 15 años del petróleo hacia el gas natural", relativizó.

Por otra parte, los operadores se preocupan por las tensiones entre Rusia y Belarús, que podrían afectar el suministro hacia Alemania y Polonia en caso de agravarse.

"Rusia dejó de alimentar en petróleo a Belarús, a raíz de un diferendo sobre las tarifas petroleras en 2010, lo que podría amenazar el suministro de crudo en Europa", concordó el experto Christophe Barret, de Calyon.

Moscú y Minsk no lograron ponerse de acuerdo a fines de 2009 sobre las condiciones de exportación del petróleo ruso a Belarús en 2010. Las negociaciones se reanudaron pero sin resultados positivos, indicaron el domingo responsables.

Belarus es un país de tránsito clave para el suministro de crudo ruso hacia Europa.

En enero de 2007, un conflicto similar había conducido a un brusco cierre del oleoducto Drujba, privando de crudo ruso durante varios días a cinco países europeos.

De todos modos, para el analista Olivier Jakob, del gabinete Petromatrix, la suba de los precios del crudo vinculada con Belarús no debería durar mucho: en 2007, el petróleo estuvo bloqueado tres días en el oleoducto de Drujba y en su reapertura las cotizaciones cayeron 7%, recordó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad