publicidad

Daños económicos de Gustav

Daños económicos de Gustav

"Gustav" comenzó el domingo a impactar en las plataformas de extracción de petróleo del Golfo de México.

Plataformas evacuadas

MIAMI - El huracán Gustav comenzó el domingo a impactar en las plataformas de extracción de petróleo del Golfo de México en su camino directo a Luisiana y se teme que cause devastadores daños económicos.

Los empleados de las plataformas fueron evacuados y la producción de petróleo y gas natural volverá a verse afectada gravemente como ya ocurrió hace tres años con el impacto consecutivo de los huracanes "Katrina" y "Rita".

Justo cuando el precio del petróleo había comenzado a descender, luego de alcanzar un máximo de $147 el barril, el viernes pasado se tambaleó con una primera subida y un posterior descenso a la espera del impacto exacto en las plataformas de las que se extrae una cuarta parte de la producción de petróleo de EU.

Durante el mes de agosto, el precio del barril de petróleo de Texas ha descendido un 7.5 por ciento, equivalente a $8.62.

Fuerte y de gran envergadura

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos reiteró el domingo que "Gustav" es un huracán "extremadamente peligroso" tanto por la fuerza de sus vientos de cerca de 120 millas por hora (200km/h) como por hora como por la envergadura del mismo.

El diámetro del huracán abarca 53 millas (85 kms) desde su centro, mientras que los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden 200 millas (325 kms) desde el centro.

publicidad

El ojo del huracán se situará el domingo en el centro del Golfo de México y se moverá rápidamente en dirección noroeste a una velocidad de 17 millas por hora (28 km/h) para llegar a la costa de Luisiana el lunes.

La población de Nueva Orleans y de los municipios cercanos a todo el delta del Misisipi ha sido evacuada, pero miles de personas corren el riesgo de quedar aisladas y sin posibilidad de abandonar la zona por la falta de suficientes medios de transporte público.

El martes se conocerá el impacto

Según fuentes del CNH, el impacto de "Gustav" en las plataformas de extracción de petróleo y gas natural del Golfo de México no se conocerá hasta el martes.

El efecto en el precio del barril de petróleo se verá también el martes en el mercado de Nueva York, ya que el lunes es festivo por la celebración del Día del Trabajo (Labor Day)

El pasado viernes, el precio del barril de crudo de Texas registró un leve descenso en Nueva York, en paralelo al fortalecimiento del dólar, y cerró a $115.46 después de haber sobrepasado los $117.

La importancia del Golfo de México

El Golfo de México tiene una extraordinaria importancia para la economía de Estados Unidos, ya que de las plataformas del área se extraen alrededor de 1.3 millones de barriles diarios de crudo o una cuarta parte del total nacional y más de 7 mil millones de pies cúbicos de gas natural o un 14 por ciento del total.

En Texas están también instaladas más de medio centenar de refinerías y en la costa de Luisiana está la mayor terminal marina de descarga de petroleros, con un flujo de más de un millón de barriles diarios de crudo importado.

La magnitud de Gustav" afectará, por ello, a la economía de los estados sureños y del sector del petróleo, como ya ocurrió hace tres años con los devastadores huracanes " Katrina (en agosto) y "Rita" (septiembre) hasta alcanzarse precios récord del crudo y de la gasolina.

Ambos huracanes han sido hasta ahora los más dañinos para la industria petrolera y las refinerías, al reducir la capacidad total de refinado en casi cinco millones de barriles diarios o alrededor de un 29 por ciento y paralizar prácticamente la producción de gas.

Se utilizarán las reservas

Para paliar los posibles daños, el Departamento de Energía de EU anunció que utilizará parte de los fondos de reserva de petróleo que se elevan a 707.2 millones de barriles de crudo.

Además del sector petrolero, el daño económico sobre Luisiana puede ser enorme y, sobre todo, para Nueva Orleans que está todavía lejos de recuperarse del efecto causado por "Katrina".

La población de Nueva Orleans, según cifras de la Oficina del Censo de EU, es actualmente de 325 mil personas, es decir, dos tercios del número de habitantes antes del desastre causado por "Katrina".

publicidad

El número de estudiantes en las escuelas públicas sigue siendo la mitad de hace tres años, el número de autobuses públicos es una quinta parte de 2005 y el número de hospitales que funciona a pleno rendimiento es también la mitad de 2005.

Tres años después, miles de personas siguen viviendo en casas móviles en situación precaria y sin que se hayan producido las inversiones millonarias para la recuperación prometidas por el Gobierno de Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad