publicidad
Un caza Rafael respostando en vuelo.

Ataque a Libia, marketing para el avión caza Rafale francés

Ataque a Libia, marketing para el avión caza Rafale francés

La intervención militar aérea lanzada en Libia por una coalición internacional ofrece una gran oportunidad de mostrar en acción al caza francés Rafale que París.

Un caza Rafael respostando en vuelo.
Un caza Rafael respostando en vuelo.

Publicidad para el avión caza

La intervención militar aérea lanzada el sábado en Libia por una coalición internacional ofrece una gran oportunidad de mostrar en acción al caza francés Rafale que París y el fabricante Dassault han intentado vender, hasta ahora sin éxito, a varios países, entre estos Brasil.

El sábado, ocho Rafale sobrevolaron el cielo libio para instaurar una zona de exclusión aérea en cumplimiento de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para proteger a la población civil de la ofensiva militar del dirigente libio Muamar Gadafi. El domingo fueron seis.

Todos efectuaron misiones de reconocimiento y/o de ataque. Otros ocho aparatos están a bordo del portaaviones nuclear francés "Charles de Gaulle" que el domingo zarpó rumbo a Libia.

publicidad

Libia "quizá sea una forma de hacerle publicidad al Rafale gracias a la experiencia en combate", resumió el lunes Jean Pierre Maulny, subdirector del Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS) encargado de asuntos de defensa y seguridad.

"Aunque el Rafale ya participa en Afganistán, ese conflicto no es popular. Y por ello, los industriales dudan en informar sobre el material" desplegado en determinados escenarios bélicos, explicó.

Éxito tecnológico, fracaso comercial

Considerado un éxito de la tecnología francesa, el Rafale es, sin embargo, un fracaso comercial pues Francia nunca logró exportarlo.

Sin embargo, a principios de febrero, el director general de Dassault Aviation, Charles Edelstenne, afirmaba que el Rafale tenía posibilidad de ser vendido a ocho países.

El Rafale está en liza desde 2009 en Brasil por un multimillonario contrato para la venta de 36 aviones de combate por el que compite con el F/A-18 Super Hornet del estadounidense Boeing y el Gripen NG del sueco Saab.

Dado por "hecho" por el presidente francés Nicolas Sarkozy en septiembre de 2009 -pese a que nunca se firmó ningún documento-, Brasil anunció semanas atrás que aplazaba su decisión por razones presupuestarias.

Desde 2008 Francia negocia la venta de 60 aparatos con los Emiratos Arabes Unidos.

El Rafale, un birreactor cazabombardero concebido en los años 80, capaz de misiones de ataque aire-tierra y aire-mar y de reconocimiento o ataque nuclear, que cuesta unos 50 millones de euros (70 millones de dólares), también fue propuesto a India, Kuwait, Suiza, Grecia, e inclusive...Libia.

Hasta ahora, todas ellas fueron infructuosas.

Libia "nos ayudará a venderlo", estimó un responsable francés que pidió el anonimato.

"Un conflicto permite demostrar verdaderamente la capacidad de un aparato. Desde ese punto de vista, Libia representa una vitrina tecnológica", comentó Christophe Menard, analista de Kepler Capital Markets.

Esta prueba real "permitirá agregar galones al cuadro de honor del avión, a condición de que no se pierda ningún aparato", opinó.

Como los franceses acompañarán a los aviones qataríes que participarán en la coalición será más fácil convencer a los potenciales compradores, añaden los expertos.

"Un avión de combate siempre se venderá mejor si ha sido confirmado 'apto para el combate'", explicó una fuente cercana a Dassault Aviation antes de precisar que el "mejor ejemplo" fue el Mirage 3 usado por Israel durante la guerra de los Seis Días en junio de 1967.

En esa ocasión "demostró tal capacidad (de acción) que se convirtió en un best-seller mundial", recordó esa fuente.

En Libia la situación es diferente porque el Rafale no enfrenta a un avión del mismo nivel "pero el solo hecho de que este avión haya entrado en la zona aérea libia el mismo sábado, sin bombardeos previos de las defensas antiaéreas libias, muestra la confianza en ese aparato (que pueden tener) todos aquellos que se interesan por este avión", subrayó esa fuente.

publicidad

El portavoz de Dassault Aviation, Stephane Fort, insistió en la "polivalencia" del Rafale, que lo distingue por ejemplo del F-18 de Boeing, que el presidente estadounidense, Barack Obama, defendió este fin de semana en Brasil, que sólo puede ser configurado para una misión a la vez y ello antes de despegar, recordaron.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad