publicidad

Dos hispanos miembros de la Policia de NY fueron detenidos por narcotrafico.

Dos hispanos miembros de la Policia de NY fueron detenidos por narcotrafico.

Alfredo Rivera, agente retirado, Rafael Jiménez, oficial auxiliar, fueron detenidos por ayudar a red que transportaba cocaína.

Dos hispanos miembros de la Policia de NY fueron detenidos por narcotraf...

Podrían alcanzar cadena perpetua

NUEVA YORK - Un agente retirado de la Policía de Nueva York y un oficial auxiliar de ese mismo cuerpo, ambos de origen hispano, fueron detenidos por su participación en una red de distribución de cocaína, informó este martes la fiscalía federal.

Alfredo Rivera, agente retirado que sirvió en el cuerpo durante veinte años, y Rafael Jiménez, que desde 2006 ejerce como oficial auxiliar, planearon entre octubre de 2009 y marzo de 2010 aprovecharse de su vinculación con la Policía para transportar cocaína entre varios puntos de Nueva York.

Según la fiscalía, ambos hombres, que se enfrentan a penas que podrían alcanzar la cadena perpetua, aceptaron un negocio ilegal, propuesto por varios agentes encubiertos, para transportar diez kilos de cocaína entre Long Island y El Bronx a cambio de recibir 12,000 dólares.

publicidad

En varias reuniones con esos agentes encubiertos, que se hicieron pasar por narcotraficantes, Jiménez prometió que conseguiría la ayuda de un oficial retirado (Rivera) para efectuar el trabajo y que, de ser necesario, conseguiría "refuerzos" de la propia Policía para asegurarse de que la operación se realizaba sin problemas.

Jiménez, que, en su calidad de oficial auxiliar de la Policía no puede ir armado, acudió a todas las reuniones con un arma de fuego consigo, al igual que Rivera, algo que también fue considerado un delito por la fiscalía.

"Nunca tengo problemas con la Policía. Si detienen el vehículo, les enseñaré mi carné de identidad y mi placa policial. Siempre me dejan en paz", explicó Rivera en uno de los encuentros en los que él también participó para cuadrar una operación que, según detalló la fiscalía, se efectuó el pasado 23 de marzo.

Jiménez y Rivera han sido acusados de participar en un plan para distribuir cocaína, un delito que conlleva una pena máxima de cadena perpetua y una mínima de diez años de prisión.

También fueron acusados por un delito de posesión ilegal de armas, por los que podrían ser condenados a una pena de entre cinco años y cadena perpetua, y por otro de extorsión relacionado con "el uso inapropiado" de la autoridad, por la que podrían recibir una pena máxima de cárcel de veinte años.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad