null: nullpx
Divisas

Frutas, frijoles y huevos, cómo influye la victoria de Trump en los mercados mexicanos

Comerciantes mexicanos cuentan cómo ha incrementado el precio de los productos provenientes de Estados Unidos tras el resultado de las elecciones. Por el momento el único antídoto que proponen es comprar artículos puramente nacionales.
15 Nov 2016 – 3:09 PM EST

Manzanas rojas, amarillas y verdes, frijol negro, uvas y peras son los productos de consumo básico que los mexicanos han tenido que comprar a un precio más alto tan solo una semana después de la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Ante la incertidumbre que generó el resultado, la moneda mexicana fue una de las divisas más afectadas. La semana pasada se registraron las mayores pérdidas en los últimos ocho años pues el dólar llegó a cotizarse hasta en 21.45 pesos.

Estos efectos ya comienzan a hacerse presentes en los mercados mexicanos, el lugar donde los las personas, con bolsa y monedero en mano, se abastecen de productos básicos alimenticios como huevo, frijol, arroz, carnes, frutas y verduras.


“Pásele, pásele, qué le vamos a dar”, gritan los vendedores en los pasillos del mercado de Medellín, ubicado en el centro de la Ciudad de México, quienes con frases ingeniosas buscan conservar su clientela pese al aumento de precio en algunos productos, en especial los que provienen de Estados Unidos.

Jesús Bautista, un joven que atiende junto con su mamá un puesto de frutas y verduras, asegura que estos meses han sido difíciles, porque aunque la gente sigue comprando, cada vez consume menos.

Podemos ver los efectos en el jitomate, que es un producto esencial en la casa y ya subió de precio. Nosotros lo tenemos en 30 pesos el kilo (1.47 dólares) y hace 10 días estaba a 20 pesos (.98 dólares). También ha aumentado el precio de los productos americanos que normalmente nos envían de Estados Unidos como la manzana roja, amarilla, verde y la gala, también la uva y la pera”, señaló en entrevista con Univision Noticias.

Ángel Trejo, quien vende huevos, desechables y materias primas como grenetina, chocolate y semillas, también ha sido testigo del aumento de precios en algunos de sus productos. Dice que hace pocas semanas el precio de los desechables de plástico de marcas de EEUU, “estaban en 45 pesos (2.21 dólares) y ahora ya valen 52 (2.55 dóalres)”.

En la misma situación de Jesús y Ángel se encuentran miles de comerciantes y clientes en México. De acuerdo con Juan Castaingts Teillery, economista y académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), entre más se devalúe el peso, los precios de los productos básicos aumentarán y comenzarán a fracturar las finanzas de los mexicanos.

“Una vez que se devalúe el peso, los precios de los productos importados se hacen más caros. Tanto los que van directamente al consumidor, que desgraciadamente son muy abundantes, como los insumos que las empresas compran para producir”, detalló.


Para Castaingts, el aumento de los precios dependerá de cuánto se devalúe el peso. Sin embargo, para él, una de las acciones que podría contener el efecto, aunque de forma mínima, sería el fomento del consumo interno, es decir, de productos mexicanos.

“Hay un factor que puede detener este efecto que es el consumo interno, que desgraciadamente es muy poco en México. Una de las consecuencias que tuvo el Tratado de Libre Comercio en México es que nos hicimos profundamente dependientes de Estados Unidos”, dijo.

Esa es la estrategia de María de los ángeles Becerra Aguilar, quien vende frijol, arroz, semillas y chiles secos en el mercado de Medellín. Asegura que aunque el frijol americano, uno de los que más consumen sus clientes, aumentó de precio, siempre busca una opción nacional.

“Nosotros por lo menos vendemos cosas del país, tratamos de que las cosas que estén en el puesto sean nacionales para que le ayude al bolsillo de los clientes”, declaró.

Publicidad