publicidad
El Congreso de México aprobó una reforma que busca promover la competencia en el concentrado sector de las telecomunicaciones.

La nueva ley de telcos en México: “Introduce mayor competencia y mejores precios”

La nueva ley de telcos en México: “Introduce mayor competencia y mejores precios”

El ex canciller Jorge Castañeda dice que habrá "mayor competencia" en México tras la aprobación de la nueva norma.

El Congreso de México aprobó una reforma que busca promover la competenc...
El Congreso de México aprobó una reforma que busca promover la competencia en el concentrado sector de las telecomunicaciones.

El Congreso de México aprobó el miércoles una reforma que busca promover la competencia en el concentrado sector de las telecomunicaciones. El ex canciller Jorge Castañeda responde a preguntas clave del cambio.

¿Es positiva para los mexicanos la aprobación de la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones aprobada por el Congreso?

Es positiva en términos generales ya que refleja la aprobación de las reformas constitucionales de hace ya casi un año y además establece las condiciones para que efectivamente el IFE tenga dientes para que haya desprendimiento de activos y para que efectivamente haya más competencia en todos los sectores y todos los servicios.  Dicho eso, va a ser necesario ver  el detalle, no tanto ya de las leyes ni siquiera de los contratos ni de las decisiones del IFETEL, sino en concreto,  como responden las empresas; al final esta es una reforma tanto constitucional como secundaria para las empresas de telecomunicaciones, radiodifusión, etc, habrá que ver cómo responden ellas. Si efectivamente se desprenden de activos, si efectivamente entran nuevos tiradores, si efectivamente las múltiples cláusulas de las dos reformas permiten esa mayor competencia.

publicidad

¿Quiénes son los ganadores y quiénes los perdedores con las nuevas normas?

En teoría los ganadores son los usuarios o los consumidores mexicanos que tendrán acceso a tarifas, calidad, multiplicidad De servicios de telefonía, celular, fija, transmisión de datos, internet, etc, más rápidas,  más baratas, y también serán ganadores los televidentes y los radio escuchas que tendrán acceso a más diversidad y calidad de contenidos. Los perdedores, en teoría, son las grandes empresas preponderantes, principalmente Televisa en un ámbito, América Móvil, Telcel y Telmex en otro ámbito, pero también esto va a depender de lo que realmente suceda a nivel empresarial y de comportamiento de los agentes económicos, no solo de las disposiciones de una ley que como todas las leyes en México, son aspiracionales, es decir que indican no solo lo que debe ser, sino lo que uno quisiera que fuera.



¿Hubo conflicto de intereses de diputados y senadores que no se excusaron de participar en el debate?

Por supuesto que si hubo conflicto de intereses, pero no solo de Purificación Carpinteyro, sino de una gran cantidad de diputados y senadores que de manera directa o indirecta, familiar o empresarial o de compadrazgo, representan los intereses de las televisoras u otras empresas en este proceso. No tiene nada de malo que los intereses de estas empresas se vean reflejados en la legislación. Lo que sí es excesivo es que sean directamente los legisladores quienes representen esos intereses por estas vías.



¿Tendrá un impacto real para Televisa y Azteca la subasta de dos nuevos canales de televisión abierta?  

Es difícil saberlo. En teoría, el hecho de que Televisa y Azteca hayan aceptado desde un principio y no se hayan amparado o hayan querido participar en la licitación de las nuevas cadenas, me parece que es algo muy sensato, prudente e inteligente por parte de Televisa en particular, pero también es cierto que hay una serie clausulas en la reforma constitucional, en particular la de reciprocidad de inversión extranjera que puede dificultar enormemente que se creen nuevas cadenas de televisión abierta y de paga ambas y nacionales insisto, en México, que tengan los recursos necesarios para realmente competir con Televisa más que con TV Azteca. El tema central aquí es saber si habrá empresas mexicanas que puedan presentarse en la licitación sin socios extranjeros y realmente ser competitivos con Televisa en el futuro, ó si hay socios extranjeros de esas empresas mexicanas que puedan participar en la licitación en una asociación lo suficientemente atractiva para ellos como para que justifique el gasto que van a hacer. Las disposiciones de reciprocidad de permisos de inversión extranjera en las reformas constitucionales, permiten ciertas dudas al respecto.



¿Hace alguna diferencia que se declare la preponderancia por sectores y no por servicios? ¿A quién beneficia o perjudica esa decisión?

publicidad

En el corto plazo obviamente beneficia a Televisa, perjudica de algún modo a los demás. En el largo plazo no estoy tan seguro que esto realmente tenga tanto impacto, pero no un soy experto en la materia. Lo que habrá que ver en algún momento es si no conviene reformular todo el diseño jurídico de la legislación mexicana al respecto para suprimir esas distinciones o categorías como radiodifusión que vienen de una época muy remota y que realmente tienen poco tienen que ver con la situación actual.



¿Tiene dientes el Instituto Federal de Telecomunicaciones? ¿Se puede esperar que se de cumplimiento a todas las normas contempladas en la legislación?

No va a ser posible saberlo hasta que se tramiten todos los recursos de inconstitucionalidad que se van a presentar, de amparos, etc, lo de derechos de autor para el must carry must offer, gran cantidad de litigios jurídicos que van a  venir. Mientras no se presenten y no se resuelvan, va a ser difícil con claridad saber que tantos dientes tiene el IFETEL y que tanto se va a aplicar toda esta legislación tan compleja y en algunos casos, dicen ciertos expertos, tan contradictoria. Me parece que probablemente es prematuro hoy saber que tan importante es.



¿Por que se tardó tanto que se legislará sobre este tema? ¿No era obvio?

Si, era obvia la necesidad de legislar pero no era obvia la manera de legislar. Esto tiene que ver con la reacción de los mercados internacionales. Hay reformas que pueden ser buenas para el país a largo plazo pero malas para ciertas empresas, para ciertos sectores, en el corto plazo, y los mercados pueden reaccionar o bien sobre el largo plazo o bien sobre el corto plazo. Vamos a ver como resulta en este caso. Como siempre, uno quisiera tener una idea más clara de que es lo que quería el Ejecutivo, se supone que era su ley, como la armaron, quienes la armaron. Pero en todo caso pensar que gracias a  esta reforma, la economía mexicana en corto o largo plazo va a crecer más, me parece un poco iluso. Creo que esta reforma en sí misma es positiva para México porque introduce mayor competencia, mayor pluralidad y mayor calidad, mejores precios, etc. Pero de ahí a  dar el salto mortal a que la economía va a crecer equis puntos más en tantos años, es un salto muy peligroso y si se quiere dar un salto aún más grande de que el año siguiente la economía mexicana va a crecer más gracias a esto, me parece francamente desubicado.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad