publicidad
Conrad Black tiene 67 años y se ha defendido a capa y espada en los tribunales en Estados Unidos.

Exmagnate de los medios Conrad Black recuperará su libertad en EU

Exmagnate de los medios Conrad Black recuperará su libertad en EU

El millonario purgó una pena de 13 meses en una prisión de Florida, luego de ser acusado de fraude y obstrucción a la justicia.

Conrad Black tiene 67 años y se ha defendido a capa y espada en los trib...
Conrad Black tiene 67 años y se ha defendido a capa y espada en los tribunales en Estados Unidos.

Su liberación está prevista para el 5 de mayo

MIAMI - El exmagnate de la prensa de origen canadiense, Conrad Black, recuperará esta semana su libertad tras purgar poco más de la mitad de la pena de 13 meses de prisión en Florida por fraude y obstrucción a esa justicia estadounidense que le inspiró unas memorias celebradas en Canadá.

¿Crees en la inocencia del señor Conrad Black? ¡Opina aquí en nuestros foros!

"El señor Black está previsto que salga el 5 de mayo, pero como es sábado probablemente salga el viernes", dijo a la AFP Chris Burke, portavoz de la Oficina Federal de Estados Unidos.

Por el momento sus abogados, con bufete en Canadá y contactados por la AFP, no han querido dar más detalles de la liberación de su cliente que saldrá a finales de la semana de la Cárcel Federal Coleman, en el centro de Florida (sureste de Estados Unidos), donde ingresó esposado la primera semana de septiembre del año pasado.

publicidad

Conrad Black, de 67 años, lleva los últimos años más dedicado a defenderse en tribunales en Estados Unidos que a fomentar sus jugosos negocios en el mundo de los diarios, luego que se le acusara de haber desviado, junto a sus socios, hasta $60 millones entre 1999 y 2001.

Pero en primera instancia se le reconoció culpable sólo del desvío de $6.1 millones producto de la venta de sus diarios.

En los años 90, Black encabezó el imperio mediático Hollinger, que comprende entre otros el Daily Telegraph, el Jerusalem Post, el Chicago Sun-Times y el National Post de Toronto. En 2001 renunció a la nacionalidad canadiense para ocupar un escaño en la Cámara de los Lores británica.

El ingreso del millonario a una prisión de Florida el año pasado coincidió con la publicación de un libro de memorias en el que proclamó su inocencia y narró detalles de su caída en desgracia.

¿Principios?

La obra, titulada "Cuestión de principio" ("A Matter of Principle") fue anunciada por los editores como una "virulenta crítica a un agonizante sistema de justicia" y justamente esta semana la organización canadiense del Premio Nacional de Libro de Negocios (National Bussiness Book) lo nominó entre sus tres finalistas a la mejor publicación de 2011.

"El editor y autor, ofrece una memoria franca de su acusación y su juicio, conjuntamente con una crítica de lo que él percibe como el defectuoso sistema judicial estadounidense. El libro ofrece una mirada de su caso de alto perfil desde su perspectiva", consideró en un comunicado la organización que anunciará al ganador del premio de $20 mil el 28 de mayo en Toronto.

Pero Black, quien antes de su último ingreso a prisión en 2011 confesó que su único temor era "la tristeza de estar separado de Barbara", su esposa, se mantuvo escribiendo desde su celda una columna semanal para el diario canadiense National Post, fundado por él en 1998.

Sus reflexiones sobre el acontecer político en Canadá y Estados Unidos ha sido el leit motiv de editoriales en el diario canadiense escritos por el autor de biografías de Maurice Duplessis, Franklin D. Roosevelt y Richard M. Nixon.

"Las dos malas opciones de Estados Unidos", tituló el sábado en su último análisis, donde lamentó la elección presidencial entre Barack Obama, quien a su juicio solo registra cuatro años de "fracasos", y un hombre de negocios como el republicano Mitt Romney, "un símbolo viviente de los problemas causados por la excesiva dependencia en la economía de Estados Unidos de los servicios de cuello blanco", indicó.

En su columna, donde no hace alusión alguna a su situación carcelaria y pronta liberación, comparó las recientes elecciones en Francia con las estadounidenses para concluir que "tanto en Estados Unidos como en Francia, el debate entre los candidatos es frustrante".

Black había salido de prisión en 2009 luego que la Corte Suprema encontrara un error en la ley federal sobre el fraude en virtud de la cual el magnate había sido condenado a 78 meses de prisión.

publicidad

Pero en octubre de 2010, la corte de apelaciones federal de Chicago anuló dos de los cuatro veredictos de culpabilidad y mantuvo otros dos, por fraude y obstrucción a la justicia, por los cuales volvió tras las rejas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad