publicidad

Paula se degrada a tormenta tropical

Paula se degrada a tormenta tropical

El huracán Paula se debilitó y este jueves fue degradado a tormenta tropical mientras recorría la costa noroeste de Cuba.

LA HABANA - El huracán Paula se convirtió en tormenta tropical al tocar tierra en Cuba, donde ha provocado vientos y lluvias intensas.

Paula llegó en la madrugada como ciclón a la provincia de Pinar del Río, y se degradó mientras avanzaba en dirección al centro de la isla.

A pesar de las abundantes precipitaciones sobre los cultivos de tabaco cubanos, las autoridades se mostraron optimistas de que no repetirá la devastación provocada por las furibundas tormentas del 2008.

Ante la inminente llegada del ya degradado huracán Paula, la Defensa Civil declaró la alarma para los pueblos costeros del norte de Pinar del Río, y alerta en la capital de Cuba y en los municipios del litoral norte de las provincias occidentales de La Habana (rural) y Matanzas, y en la Isla de la Juventud, en el suroeste.

"Las lluvias no son tan intensas como esperábamos, probablemente la zona del Cabo de San Antonio se viera más afectada. Por la madrugada (del jueves) hubo ráfagas de viento, pero mi antena del televisor que es medio débil no se cayó ni nada", comentó a la AP Aliuska Baños, una vecina de la localidad de Sandino, a unos 270 kilómetros de la capital.

"Hasta donde sabemos en esta zona no hubo evacuados, creemos que no hubo necesidad pero de todas maneras se tomaron todas las medidas. Nosotros también aseguramos las ventanas", explicó la mujer vía telefónica.

publicidad

El lento avance del temporal sobre la isla afectó los servicios de transbordadores, convirtió los caminos rurales en lodazales y amenazaba con desencadenar un fuerte oleaje.

"Hay que tomar todas las medidas, de evacuación y protección tanto a la población como a los bienes", manifestó el general Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil.

En La Habana el día amaneció nublado y algunas tormentas pasajeras se presentaron a partir de la media mañana aunque se espera un incremento de las lluvias a lo largo del jueves y viernes.

La tormenta, que el miércoles dejó la Península de Yucatán en México sin causar víctimas ni daños, sólo lluvias moderadas, se debilitó en su movimiento en Pinar del Río y llegará a La Habana como depresión tropical, explicó Rubiera.

Los meteorólogos pronosticaron entre 7,5 y 15 centímetros (3 a 6 pulgadas) de lluvia en partes de Cuba. La tormenta no tenía demasiada extensión y los vientos huracanados se extendían sólo a 16 kilómetros (10 millas) de su centro.

El Ministerio del Transporte suspendió el transporte marítimo de pasajeros entre los puertos de Batabanó, Gerona y Cayo Largo del Sur, en el occidente, así como el servicio de autobuses hacia y desde Pinar del Río.

Históricamente azotada por los huracanes, en Pinar del Río, una zona dedicada fundamentalmente a producir la hoja del prestigioso habano, las plantaciones de tabaco y las cosechas fueron protegidas.

Cuba, que salió bien librada de la temporada ciclónica de 2009, aún no se recupera de las pérdidas por 10,000 millones de dólares causadas en 2008 por tres huracanes, que agravaron la situación económica del país, afectada por la baja productividad, ineficiencia, burocracia y corrupción, y la crisis internacional.

Las autoridades mexicanas informaron que un estadounidense, Mickey Goodwin, residente de Corpus Christi, Texas, de 54 años, se ahogó el martes mientras nadaba en una playa de Cancún sin hacer caso a las advertencias y banderas rojas de peligro. Es la única muerte reportada hasta el momento.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad