publicidad
Se espera que la costa este estadounidense comience a sentir los efectos del huracán con fuertes oleajes que llegarán inicialmente a Carolina del Sur.

Alerta en costa estadounidense ante llegada de Earl

Alerta en costa estadounidense ante llegada de Earl

La costa este de Estados Unidos se mantenía en alerta y desplegaba operativos de emergencia ante la llegada del huracán Earl.

Se espera que la costa este estadounidense comience a sentir los efectos...
Se espera que la costa este estadounidense comience a sentir los efectos del huracán con fuertes oleajes que llegarán inicialmente a Carolina del Sur.

No esperar al último momento

MIAMI, Florida.- La costa este de Estados Unidos se mantenía en alerta y desplegaba operativos de emergencia ante la llegada del huracán Earl, cuyos poderosos vientos y grandes olas comenzarán a azotar la zona la tarde de este miércoles, advirtió el Centro estadounidense de Huracanes (NHC).

Ante la proximidad del fenómeno, que recorrerá la zona durante el fin de semana largo por el Día del Trabajo, autoridades de Carolina del Norte ordenaron la evacuación forzoza desde las 05H00 (09H00 GMT) en zonas costeras de ese estado del sureste.

El huracán recorría aguas abiertas del Atlántico con vientos de hasta 205 km/h y se dirigía a la costa estadounidense tras haber provocado destrozos y cortes de energía y agua en varias islas del Caribe en los últimos días.

publicidad

Un aviso de huracán está vigente para la costa este de Estados Unidos entre Surf City, en Carolina del Norte, y Parramode Island, en Virginia, dijo el NHC.

El ojo de Earl se ubicaba a 295 km al este de San Salvador, Bahamas, y a 1255 km al sur-sureste de Cabo Hatteras, Carolina del Norte, informó el organismo.

Las poblaciones costeras en Estados Unidos que se encuentran bajo amenaza de ser impactadas por el poderoso huracán en los próximos días deben estar listas ante la eventualidad de que masivas evacuaciones sean necesarias en la zona, dijo la agencia estadounidense de manejo de emergencias (FEMA).

El director de FEMA, Craig Fugate, pidió el martes a los pobladores que no esperen a último momento para prepararse para evacuar pues corren el riesgo de no escapar a tiempo del huracán.

Se espera que la costa este estadounidense comience a sentir los efectos del huracán con fuertes oleajes que llegarán inicialmente a Carolina del Sur antes que el fenómeno se desplace hacia el norte donde podría llegar hasta la región de Nueva Inglaterra, advirtió el Centro de Huracanes.

Los vientos de Earl descendieron en las últimas horas de los 215 a los 205 km/h y actualmente es un huracán mayor, de categoría tres en la escala Saffir Simpson, con máximo en cinco, que se utiliza para medir la fuerza de los vientos.

"Se espera alguna fluctuación en su fuerza" en los próximos días, dijo el organismo, con sede en Miami.

Un huracán categoría tres tiene el potencial de provocar daños "devastadores" y estructurales en la zona que alcanza, advierten los meteorólogos.

Las violentas olas y ráfagas de lluvia y viento que provocará Earl pueden producir grandes inundaciones y deslaves que amenazan la vida humana, advirtió el NHC.

FEMA dijo que había distribuido en los estados que pueden ser impactados por el ciclón todo tipo de suministros para hacer frente a una posible emergencia. Esos elementos incluyen agua, comida, mantas, generadores eléctricos y otros materiales esenciales.

Asimismo, la agencia pidió a las familias que tengan preparado un plan de comunicación, un kit con comida, agua y elementos necesarios al menos para 72 horas, y que tengan en cuenta que el huracán puede causar grandes marejadas e inundaciones repentinas, incluso muchos kilómetros tierra adentro de donde impacte.

A su paso por el Caribe los últimos días, Earl destruyó viviendas, arrancó árboles, bloqueó rutas y provocó cortes de energía en Puerto Rico y otras naciones, incluidas las islas francesas de Saint Martin y San Bartolomé, donde miles de personas se quedaron sin luz.

La temporada de huracanes en el Atlántico norte se desarrolla durante seis meses entre junio y noviembre, y el punto alto de la estación se ubica entre septiembre y octubre, cuando se forma el mayor número de ciclones.

publicidad

Otro fenómeno en el Atlántico, la tormenta tropical Fiona, se ubicaba a 110 km al noreste de Barbuda y a 235 km al norte de las Antillas menores y se desplazaba al oeste-noroeste con vientos máximos de 95 km/h, informó el NHC.

Este ciclón podría fortalecerse lentamente y tiene pronosticado un rumbo muy similar al de Earl en los próximos días, según los expertos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad