publicidad

NYC dispara con fuerza contra el impuesto al tampón

NYC dispara con fuerza contra el impuesto al tampón

Un grupo de mujeres somete demanda mientras que asambleísta estatal y el Gobernador se enlistan para combatirlo.

Tampon

Si los tampones y toallas sanitarias son artículos de primera necesidad para la mujer, entonces el Departamento de Impuestos y Finanzas de Nueva York discrimina contra las residentes del estado al hacerles pagar impuestos sobre estos productos. Es lo que estipularon esta semana, en una demanda, cinco residentes de Manhattan.

El único reclamo de las mujeres es que el Departamento de Impuestos y Finanzas de Nueva York elimine los impuestos a estos productos cuya compra es obligatoria, todos los meses y durante décadas.
Catherine O'Neil, una de las demandantes, dijo al periódico NY Daily News que el impuesto lastima sobre todo a las mujeres de escasos recursos, pues como no pueden comprar los artículos en grandes cantidades, todos los meses pagan el impuesto en cada paquetito.

publicidad

En los documentos sometidos ante el Tribunal Supremo, en Manhattan, las demandantes mencionan cómo artículos como el polvo para los pies, shampoos contra la caspa, jabones para limpiar la cara y los pañales para adultos, entre muchos otros, no tienen un precio mayor porque están libres de impuestos. Y destacan que algunos de éstos no son ampliamente necesarios para la población como sí son los tampones y las toallas sanitarias.

La demanda surge en momentos en que tanto el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, así como la asambleísta estatal Linda Rosenthal han expresado su repudio al impuesto.

De hecho, Rosenthal presentó en días recientes legislación para poner fin a la medida que penaliza a las mujeres por un proceso biológico.

El gobernador Andrew Coumo, por su parte, ha expresado a través de sus portavoces que trabaja junto a la legislatura estatal para conseguir el fin del impuesto a estos productos.
Y mientras Nueva York entra en la batalla contra el impuesto al tampón, en California cada vez se fortalece más el combate, pues hace más de un mes que la legisladora hispana Cristina García presentó el proyecto contra el pago extra.

Estimados oficiales reportan que Nueva York genera $14 millones anuales con este arbitrio, mientras que California genera $20 millones.

La oposición a la medida precisamente se basa en el argumento de la pérdida de ingresos con la eliminación.

Estados como Pennsylvania y Minnesota ya abolieron la medida impositiva, mientras que en Utah la propuesta para eliminarla no prosperó.

¿Qué pasará en Nueva York? Les informaremos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad