null: nullpx
Demandas

Lo que se sabe del caso de supuesta brutalidad policial de Vincent Valenzuela

Vincent Valenzuela, de 32 años, permaneció en coma inducido hasta este domingo, cuando su familia decidió desconectarlo de la máquina que lo mantenía con vida. En un hecho del que todavía quedan muchas dudas, policías de Anaheim forcejearon y utilizaron una pistola eléctrica que le provocó un paro cardiaco.
11 Jul 2016 – 7:54 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- La familia de Vincent Valenzuela, un indigente hispano con problemas mentales que perdió la vida tras un altercado con la Policía de Anaheim, demandará a la ciudad, a los oficiales involucrados en su detención y a la compañía frabicante de las armas de descargas eléctricas Taser por la muerte de este hombre de 32 años.

El abogado que lleva el caso, Garo Mardirossian, tiene experiencia previa con litigios por abuso de las autoridades. En 2015 cerró un acuerdo con la ciudad de Fullerton por la muerte de Kelly Thomas, un indigente que sufría de esquizofrenia y murió en 2011 tras una confrontación con la policía. El desamparado se resistió a las órdenes de los agentes y falleció por el forecejeo. Los parientes de Thomas obtuvieron una indemnización de 4.9 millones de dólares.


Sospechoso de seguir a una mujer

Valenzuela fue víctima de un enfrentamiento con la policía de Anaheim el pasado 2 de julio después de que una mujer sintió que él la estaba siguiendo y llamó a las fuerzas del orden.

“No hay evidencia de que la estaba siguiendo, él caminaba de National Park a la casa de su tía que queda a 20 minutos de donde ocurrió el hecho. La mujer pensó que la seguían e hizo lo correcto, llamó a la policía, pero es la reacción de la policía y la manera en la que maneja un caso en el que no hay un delito, lo que se cuestiona”, recriminó el abogado.

Los oficiales localizaron al hombre y decidieron utilizar una pistola eléctrica para inmovilizarlo. Cómo ocurrieron los hechos exactamente no está claro. Los policías llevaban cámaras corporales en su uniforme y Mardirossian ha indicado que pedirán todos los vídeos disponibles para esclarecer los acontecimientos.

Mardirossian declaró que consiguieron informes del hospital y fotografías del pecho del fallecido que revelaron que los policías dispararon las pistolas eléctricas contra la zona torácica de Valenzuela.

Taser ha recomendado a las fuerzas del orden no usar sus pistolas contra el área próxima al corazón de la persona que se intenta movilizar y en 2012 un estudio publicado por el diario médico Circulation indicaba que las decargas eléctricas realizadas con esas armas en el pecho pueden producir una parada cardiaca.


Vincent Valenzuela y su familia

Loading
Cargando galería

Hasta este domingo, Valenzuela estuvo en coma inducido luego de sufrir un ataque al corazón que se atribuye al "shock" causado en su cuerpo por la descarga eléctrica.

Las autoridades han lamentado le deceso de Valenzuela. La Fiscalía del condado de Orange tiene en marcha una investigación.

El ataque ocurrió un día antes de otro hecho policiaco en el que un joven hispano de 19 años, Pedro Villanueva, murió a manos de un oficial de la Patrulla de Caminos de California encubierto que lo seguía tras participar en un evento de autos ilegales en Fullerton. Se cree que el fallecido no sabía que quienes lo seguían eran autoridades.

Ambas muertes se registraron la misma semana que la de Philando Castile y Alton Sterling, dos afroamericanos que perdieron la vida baleados por policías y han provocado manifestaciones en Estados Unidos.


¿Quién era Vincent Valenzuela?
Desde pequeño, Vincent Valenzuela fue diagnosticado con transtorno bipolar y no era regular con el uso de su medicamento. En sus últimos días consciente, vivió como indigente en el National Park en Anaheim, tenía antecedentes de uso de drogas y tenía dos hijos, un niño y una niña de 9 y 5 años, respectivamente.

“Es difícil explicarle a tus hijos que su padre no será parte de su vida. No creo que mis hijos podrán imaginarse una vida sin su padre”, manifestó su exesposa, Patricia Gómez a los medios de comunicación.

Desde 2009, Valenzuela había tenido diferentes problemas con la justicia por cargos relacionados con las drogas, un robo y por incumplir con su libertad condicional. En marzo de este año pasó un mes entre rejas por no comparecer a una citación en la corte.


Lea también:


Más contenido de tu interés