publicidad

De lo cotidiano

De lo cotidiano

El nacionalismo, la cubania, la influencia ideológica almacenada durante 50 años, los conducen al pensamiento emocional y discrepan sin razón

El nacionalismo, la cubania, la influencia ideológica almacenada

durante 50 años, los conducen al pensamiento emocional y discrepan sin

razón, por desinformación, dejándose llevar por la constante propaganda

que nos señala superiores dentro del continente. Esgrimen que hay

jóvenes que han ganado concursos internacionales de matemáticas o que

determinados académicos o doctores, son reclamados para buenos trabajos

en el extranjero y ni que decir de los educadores de las misiones

Robinson o los médicos de Barrio Adentro, verdaderos ejemplos de

científicos de alta calidad al servicio de la humanidad. Desconocen que

a concursos de importancia probada, son invitados de acuerdo con el

prestigio de sus universidades y que las latinas no están incluidas, o

son muy pocas las convocadas.

Mi desorganizada manera de responder no ha sabido convencer sin que la

ira les fluya y la conversación se trunque con enojo, haciendo patente

lo difícil que resulta ayudar a analizar con sensatez, a quien ha

vivido durante tanto tiempo en la penumbra de un rebaño, aunque hoy

crea perfilar las cosas diferente.

publicidad

Ante tal frustración, he decidido organizarme para decir lo mismo pero

de manera convincente que aunque no consiga absoluta aceptación los

deje en una mejor posición para reflexionar.

Comenzó el curso escolar y El Gran Teatro de Cuba, muestra a través de

sus principales actores, gerontólogos gobernantes, el maravilloso

panorama que se nos avecina.

Un consciente y amplio trabajo voluntario, dejó listo, con algunos

arreglos y pintura de pésima calidad, dada por inexpertos, con un

evidente tenor político apareciendo en el noticiero nacional, los

viejos y destruidos colegios o locales adaptados con ese fin, donde

nuestros niños y jóvenes pasarán el próximo año. Aisladamente se ve una

infraestructura que cumpla el mínimo de los requisitos que supone

enseñar desde que se convirtieron los cuarteles en escuelas hace medio

siglo. Comparemos con las diversas series televisivas, proyectadas para

dañar, procedentes de países capitalistas, asumidas por el estado,

pagadas por los contribuyentes y notarán la triste realidad.

A pesar de eso, la valoración histórica de las entidades educacionales

publicas ha sido cuestionada siempre, considerándolas inferiores en

todo el mundo con relación a las privadas. Imposible calidad superior

sin suficientes recursos y jóvenes de estratos socio-económico-cultural

de origen mustio. Mentira con una economía visiblemente devastada,

haciendo agua continuamente, anunciando disminución de presupuestos,

con posible PIB por debajo de 1 % para el 2009, que algún funcionario

asegure en pantalla, que no falta nada, que estamos listos a todos los

niveles a pesar de las dificultades conocidas. Falta lo principal.

Vergüenza y calidad.

Nada se sabe en el exterior, sobre historias de soborno y corrupción de

profesores a partir de sus precarias vidas e ínfimos salarios. Que se

compran matriculas en determinadas carreras. Se venden exámenes a todos

los niveles y aprueban suspendidos, siempre que haya con que pagar, sin

publicidad

excluir la enseñanza superior y exámenes estatales. El propio modelo

contribuye al reclamar menor numero de desaprobados evaluando al

profesor a partir de la promoción y no por la capacidad pedagógica que

muestra. Si tenemos que aprobarlos,-dicen- mejor es recibiendo algo. De

los extranjeros ni se diga, 100 % será el saldo de su graduación.

Sorprendidos en fraude, las sanciones son laborales o estudiantiles,

nunca de envergadura material o jurídica, con lo que se aclimatan a la

desvergüenza, haciendo crecer la inmoralidad y la descalificación.

A partir de tal debacle manejada por el pueblo como algo natural, han

aparecido este año nuevas medidas, relacionadas con pruebas de ingreso

y la insólita razón de la falta de ortografía, que se supone evaluada

desde la primaria e incluida como parte de lo imprescindible para

arribar a la universidad. Una manera irrefutable de notar la

involución: Profesionales que no saben escribir, no saben hablar,

pensar con perspectivas y generar con lucidez, no pueden ser capital

publicidad

humano, si ademas tienen innumerables situaciones en su contra que van

desde el transporte, el vestir, la alimentación, que en la mayoría de

estos centros no existe o es pésima y, el estricto control de lo que

deben aprender al carecer de libre información e Internet.

Por estas y otras razones relacionadas con el método de enseñanza y

aprendizaje, las universidades cubanas, con penosas edificaciones,

destruidas, incapaces de ofertar, incumplidoras de los parámetros

internacionales, que no se tienen en cuenta en la creación del hombre

nuevo, no aparecen en la relación de las 500 primeras evaluadas por la

Universidad de Jiao tong, Shanghai, una de las mas prominentes de

China, ni de las 300 revisadas por The Time, suplemento educativo del

periódico británico o probablemente no aparezcan en ninguna encuesta,

si del resto de Latinoamérica tampoco se incluyen dentro de las

primeras 194. Esto sorprende a mis interlocutores y les produce

molestias debido a la falsa idea de que somos potencia en todo y al

publicidad

origen de la información que a ellos le falta. Desconocen que gran

parte de las universidades latinas son estatales y los gobiernos no les

exigen lo suficiente en materia de calidad y que la autonomía de que

disponen les facilita negarse a cualquier supervisión. La única que se

menciona entre las primeras 200, es la Universidad Autónoma de Méjico

en el lugar 195.

No se dan cuenta que la involución en los proyectos socialistas esta

garantizada en las diferentes esferas a partir de la imposibilidad de

crecer sus economías y la responsabilidad asumida por el régimen en

todos los niveles de la sociedad, al eliminar la propiedad privada.

Aquí, el estado se supervisa a si mismo y por esa razón todo marcha

perfecto. Los pequeños errores detectados se deben a la crisis

económica, a la negligencia de los responsables, el pueblo y, al

criminal embargo. Es posible la calidad así?

El estudiante cubano lejos de ser un consumidor con derechos a exigir,

publicidad

es un favorecido que debe agradecer y aceptar, lo que va en detrimento

de la superación y la excelencia. Lo ideal seria que existiera

competencia, que incluye recursos y diferencias, dando la posibilidad

de comprobar el contraste entre lo mejor y lo peor, permitiendo escoger

a los padres, el lugar para estudiar sus hijos, teniendo en cuenta los

valores del claustro, el gusto, y los datos que lo avalan. En Cuba el

educando tiene que estudiar donde le toque según vive. No puede hacerlo

en el lugar que desee o escoja, otra diferencia, ahora, entre las

escuelas en zonas de adinerados, burgueses-revolucionarios-comunistas y

las de pobretes de solares sin merienda.

Lejos de eliminar a los incompetentes para aumentar el nivel de sus

catedráticos, el régimen ofrece la brillante idea surgida en la

batalla, de atraer, con ínfimo crecimiento económico, a maestros

jubilados, envejecidos, cansados, empobrecidos, aberrados, adaptados

hace mucho al nuevo funcionamiento socialista, que incluye la

publicidad

indolencia e ineficacia en la planilla para ser aceptados, hacia sus

antiguas aulas, uniéndolos a un grupo de ¨¨compañeros¨¨ de diversos

orígenes captados por su posición política, que nunca ejercieron el

magisterio, preparados con urgencia, adicionándoles, los incapaces

maestros emergentes, encargados en insuficiente amalgama, de guiar a

los pequeños y jóvenes a través de un inmaculado panorama de cultura

dirigida, a la irracional, sugestionable, frenética y emocionalmente

contagiable, muchedumbre latina. Estos, gardeados personalmente por la

Federeración Estudiantil Universitaria, La Unión de Jóvenes Comunistas

y El partido Comunista, serán los futuros universitarios.

Hablar de robo de cerebros con dichos elementos presentes, suena de

risa y solo persigue que se refuerce el valor de los conocimientos que

se suponen adquiridos aquí, que se vean superiores para aumentar su

valor relativo. En realidad los que escapan del país, lo hacen acosados

por las presiones ejercidas sobre su deseo de superación libre, de un

publicidad

desarrollo personal acorde con su inteligencia, diezmada por la

burocratización y las intenciones políticas que limitan sus libertades,

por la pobreza que lo envuelve todo y penosamente, muy pocos consigue

revalidar. Es incierto que se desee un adecuado intercambio cultural

con el enemigo imperialista. Ahí está el reciente caso de cubanos

invitados a un curso de verano, aceptados luego de rigurosa selección

en la oficina de intereses y que el gobierno les negó la salida

teniendo la visa de entrada a los Estados Unidos. Con ellos se

demostrarían muchas cosas no convenientes. En Cuba si pueden estudiar

norteamericanos, alla cubanos, no.

Hace unos años se sometieron especialistas de Medicina Interna a un

examen de comprobación de conocimientos en diferentes facultades del

país y fue tan funesto lo que arrojó, que nunca mas se han vuelto a

repetir. Fue un verdadero bochorno. Esto también lo desconocen mis

amistades cuando se encolerizan por lo que les informo.

publicidad

Sin embargo, aumentan por días las categorías y los doctorados, con lo

que la información que se da al mundo, es atrayente y sirve para que

nos galardonen.

Por más que intenten dar a entender las ventajas, virtudes y justicia

del sistema ¨¨educacional¨¨, en el proyecto socialista, tienen que

reconocer lo mal preparados que egresan, la creciente vulgaridad

acompañada de numerosas indisciplinas, ausencia de educación formal y

creciente vocabulario marginal que se impone, llegando a niveles

preocupantes, no tanto por lo personal, sino por lo demostrativo de la

diferencia entre lo que se dice y lo que se aprecia, sobre el mito de

la educación en Cuba. http://blogs4cuba.net/sinuescolarte/

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad