publicidad

David Brewer, el superintendente escolar de Los Angeles, dijo que dejaria su cargo

David Brewer, el superintendente escolar de Los Angeles, dijo que dejaria su cargo

Los miembros votaron a favor de pagar cerca de $500 mil para cancelar el contrato de David L. Brewer.

David Brewer, el superintendente escolar de Los Angeles, dijo que dejari...

Seguirá hasta el 31 de diciembre

LOS ÁNGELES, California – La junta escolar de Los Ángeles decidió el martes pagar cerca de $500 mil para terminar de forma temprana el contrato del superintendente David L. Brewer III, poniendo fin a más de una semana de especulación sobre el futuro del hombre que durante dos años ha estado a la cabeza del segundo distrito escolar más grande del país.

La junta se reunió a puerta cerrada durante más de dos horas antes de anunciar que había votado 5-2 en apoyo a la compra del contrato. Julie Korenstein y Marguerite Poindexter LaMotte fueron los dos miembros de la junta que emitieron votos en contra.

“Sirvo bajo órdenes de la Junta de Educación de Los Ángeles”, dijo Brewer en un comunicado emitido tras el voto. “Tengo planes de continuar mi rol hasta el 31 de diciembre. Sin importar lo que pase después, seguiré como un defensor de los niños, los maestros y los empleados del LAUSD”.

publicidad

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD, en inglés) cuenta con aproximadamente 700 mil estudiantes.

Brewer, de 62 años, había dicho la semana pasada que se quedaría en el puesto. Pero el lunes anunció que aunque las cosas habían mejorado bajo su liderazgo, estaría dispuesto a aceptar la compra de su contrato para evitar una confrontación de tonos raciales con la junta escolar, cuya presidenta – uno de sus detractores más vocales – es latina”.

Mónica García, presidenta de la junta, dijo que el voto fue una señal de “que la junta ha decidido dirigir al distrito en otra dirección”.

“Tenemos mucho trabajo que hacer”, dijo. “El distrito enfrenta sus peores prospectos financieros en 20 años. La junta se reunirá la semana que entra para desarrollar un plan de liderazgo”.

García no quiso comentar sobre qué tipo de búsqueda se conducirá para encontrar a un superintendente nuevo o quién dirigiría al distrito de manera interina. Dijo que esas decisiones se tomarían a finales de año.

Se espera que Brewer sea remplazado por Ramón C. Cortines, un superintendente adjunto contratado por Brewer para supervisar las operaciones diarias y de instrucción del LAUSD. Brewer ha descrito la alianza como un éxito, pero también atrajo críticas en base a que en efecto, se estaba pagando por dos superintendentes.

Cortines, de 76 años, fungió como superintendente en 2000. Más tarde sirvió como el asesor educativo más importante del alcalde Antonio Villaraigosa. Previamente dirigió distritos escolares en Nueva York y San Francisco.

El paquete de compensación de Brewer incluye un salario anual por $300 mil, $45 mil por gastos y $3 mil anuales para vivienda. Bajos los términos de su contrato, Brewer tiene derecho a 18 meses de indemnización, equivalentes a aproximadamente $500 mil.

Descartó discriminación

El lunes, Brewer trató de poner fin a las especulaciones que veían algún tipo de motivo racial en el debate sobre su futuro en el distrito. "Como afroamericano, me ha tocado experimentar mi ración de discriminación", dijo Brewer. "Se cómo se ve, cómo huele y las consecuencias. Aunque este debate es desconcertante y preocupante, no debe de convertirse en un problema étnico".

"Cuando los adultos se pelean, eso puede manifestarse en nuestros niños", agregó. "Esto no debe de convertirse en una pelea étnica o racial que infeste a nuestras escuelas, nuestras instalaciones, nuestros patios de recreo. Esto no se trata de ajustar una cuenta vieja; se trata de [hacer] lo mejor para cada estudiante de LAUSD.

Los esfuerzos para remover a Brewer a la mitad de su contrato de cuatro años se produjeron en respuesta a indicaciones de que el vicealmirante retirado había perdido el apoyo de líderes cívicos clave, entre ellos el alcalde Antonio Villaraigosa, el ex alcalde Richard Riordan y el filántropo multimillonario Eli Broad.

publicidad

"Un tipo con buenas intenciones"

Villaraigosa, quien intentó tomar control del distrito escolar hace dos años antes de que el tema se estancara en las cortes, no planea hacer ningún comunicado inmediato respecto a la posición de Brewer en el distrito, avisó su oficina.

Pero cuando Brewer fue contratado en 2006, Villaraigosa dijo que estaba "profundamente decepcionado de que la junta escolar realizara esta decisión sin la inclusión significativa de padres, maestros, el Concejo de Alcaldes o la comunidad de Los Ángeles.

Recientemente, Brewer contrató a Cortines para apaciguar críticas en su contra, una movida vista como algo positivo. Pero aparentemente falló en cambiar la percepción de los críticos que mantienes que las habilidades de Brewer como administrador no son lo suficiente para navegar la política del LAUSD y la crisis de financiación.

Los partidarios de Brewer, en tanto, han apuntado que en sus dos años al frente, las calificaciones de los exámenes estandarizados han mejorado y que el mes pasado los votantes votaron a favor del bono de tesoros más grande en la historia del LAUSD.

AJ Duffy, presidente del sindicato United Teachers Los Angeles, dijo que esos logros ya estaban en camino cuando Brewer tomó el control.

"Es un buen tipo, con buenas intenciones, quiere hacer el trabajo correcto. Sólo pienso que está mal posicionado en Los Ángles", dijo Duffy. "Creo que no fue una buena selección por parte de la junta previa".

publicidad

Earl Ofari Hutchinson de la Mesa Redonda de Políticas Urbanas de Los Ángeles dijo que la junta escolar debería de encarar preguntas sobre si la presión para que Brewer renunciara fue el resultado de un desempeño pobre o de presión política.

Brewer fue electo como superintendente tras una búsqueda de ocho meses para encontrar un suplente a Roy Romer, ex gobernador de Colarado, quien se retiró tras seis años a la cabeza del LAUSD.

Por su parte, Brewer, quien se retiró en marzo de 2066 tras 35 años en la Marina, sirvió como subjefe de educación naval y entrenamiento de 1999 a 2001, donde fue responsable de programas educacionales.

Brewer logró alianzas entre los sindicatos marítimos y las escuelas públicas en el área de San Diego para motivar a los estudiantes a que se mantuvieran en la escuela y para participar en programas de aprendices.

En 2001 asumió control del Comando Militar Sealfit, que provee equipos de transportación oceánica, suministros de combustible y munición para sostener a las fuerzas estadounidenses en todo el mundo, una posición que mantuvo hasta su retirmo del ejército.

Brewer, originario de Farmville, Virginia, y el hijo y esposo de educadores, cuenta con un grado universitario en biología por la Universidad A&M y con una maestría en seguridad nacional y estudios estratégicos por parte del Colegio de Guerra Naval.

publicidad

Brewer encabeza la Fundación David y Mildred Brewer, que provee becas para estudiantes negros. Antes de su asignación al LAUSD, frecuentemente visitó preparatorias en todo el país con el fin de motivar a los estudiantes a que permanezcan en la escuela.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad