null: nullpx
Criminalidad y Justicia

Tres oficiales son puestos en labores administrativas por muerte de Paul O'Neal

El joven de 18 años de edad murió de un disparo en la espalda en un tiroteo registrado el jueves pasado. IPRA está investigando el caso.
1 Ago 2016 – 01:13 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

CHICAGO, Illinois. Tres oficiales relacionados con el tiroteo de Paul O´Neal fueron puestos en labores administrativas este fin de semana, por presuntamente violar políticas del departamento de Policía de Chicago.

Eddie Johnson, superintendente de la policía informó en conferencia de prensa ayer que después de haber visto el video del tiroteo ocurrido la semana pasada decidió retirar a los oficiales de las calles por presuntamente violar las políticas del departamento. Esto sin aclarar específicamente a qué se refería, porque el caso está bajo investigación.

“No puedo entrar en detalles, pero tengo algunas preocupaciones sobre algunas de las cosas que vi en el video", dijo Johnson al referirse a este tiroteo registrado el jueves pasado.

De acuerdo con la policía, alrededor de 19:30 pm del jueves 28 de julio, oficiales detectaron un vehículo convertible modelo Jaguar que había sido reportado como robado en Bolingbrook. Al encontrarlo, intentaron detener al piloto en el 7400 de la South Merrill Avenue en el barrio de South Shore.


Según la policía, al menos dos patrullas bloquearon el paso del Jaguar cuando el conductor, identificado como Paul O´Neal de 18 años de edad, trató de huir.

O´Neil chocó contra un auto de la policía y contra otro vehículo para abrirse paso, cuando dos oficiales empezaron a disparar desde el interior de su vehículo. Un tercer oficial salió de su auto y también disparó.

De acuerdo con la policía, O´Neal estaba desarmado.

El sospechoso fue trasladado al Hospital Northwestern Memorial, donde murió. Posteriomente, se determinó que O´Neil había fallecido a consecuencia de un disparo en la espalda, por lo que su muerte fue catalogada como homicidio.

La Dirección de Revisión Independiente de la Policía (IPRA) está investigando el caso y determinará si el tiroteo fue justificado. Los policías llevaban cámaras corporales y también se activaron las cámaras de las patrullas.

"Estos oficiales tienen que tomar decisiones en una fracción de segundo. Nosotros tenemos el lujo de revisar el vídeo después, sentados en la casa o sentados en nuestras oficinas, y revisar las acciones que hacen los agentes de policía", dijo Johnson en una conferencia de prensa el domingo.

"Después de haber estado en tiroteos y persecuciones yo mismo, sé lo rápido que se tienen que tomar esas decisiones. Por lo tanto si se trata de un error de buena fe, vamos a darles entrenamiento, tutoría y traerlos de vuelta. Si se trata de mala conducta intencional, entonces tienen que rendir cuentas por ello", agregó Johnson.

Un cuarto oficial estaba en la escena, pero no realizó ningún disparó por lo que sigue en funciones.

Lea tambien:


¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés