null: nullpx
Corrupción

Destapan vínculos estrechos de Jaime Perelló con asociados de Anaudi Hernández

Testimonios en el caso federal que se ventila contra el exrecaudador del PPD, Anaudi Hernández, ubican al presidente de la Cámara de Representantes en una serie de encuentros fortuitos con los protagonistas del esquema de fraude.
25 Ago 2016 – 7:36 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. - La distancia que ha tratado de interponer el presidente de la Cámara, Jaime Perelló Borrás, entre su amigo Anaudi Hernández Pérez y sus asociados se acorta con la serie de encuentros fortuitos que mantuvo con los propios protagonistas del esquema de fraude, según ha trascendido en el caso que se ventila en el Tribunal Federal.

José Rodríguez, uno de los socios de Hernández Pérez que no es acusado en el caso y que fue pieza central en la instalación del sistema telefónico en la Cámara, señaló a las autoridades federales que conoció a Perelló en varias ocasiones, una de ellas en una actividad de recaudación de fondos.

Hernández Pérez era miembro del comité de finanzas de Perelló y, según el propio Perelló, fue la persona a quien le pasó una faja de dinero que le entregó el ahora convicto contador Lutgardo Acevedo cuando este se la entregó en una bolsa transparente.

Aunque le preguntaron, Perelló no pudo corroborar que fueran $45,000. La entrega del dinero, que nunca reportado como donativos políticos, se dio luego de un viaje en yate entre los tres.

Rodríguez también se reunió, en las oficinas que compartía con Hernández Pérez, con Glenn Rivera Pizarro, un ayudante del exadministrador de la Cámara, Xavier González. Este hizo alegación de culpabilidad por actos relacionados con el fraude. Rivera Pizarro enfrenta juicio en este momento por esos mismos actos.

Otro encuentro cercano de Perelló con una persona a quien Hernández Pérez asesoraba, el presidente de Caribbean Cage, Bob Washington, empresa que busca el contrato de la videolotería. El propio Perelló reconoce que se reunió en varias ocasiones con esta persona.
Testimonio en poder de las autoridades federales señala que Hernández Pérez fue consultor de Caribbean Cage en sus etapas iniciales. Esta empresa encabeza un grupo de compañías locales y externas para administrar ese juego.

Entre los cuantiosos “no recuerdo” de Perelló de preguntas ante un Gran Jurado federal, sí logró recordar que Hernández Pérezlo visitó a su oficina presidencial en la Cámara para que le ayudara a colocar en altas posiciones a Sonia Barreto e Ivonne Falcón en la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados. Estas acompañaron a Hernández Pérez, quien se las presentó a Perelló. Ambas lograron los puestos.

Barreto hizo alegación de culpabilidad por actos corruptos en torno al esquema de fraude de Hernández Pérez. Falcón, que llegó a ser vicepresidenta de la AAA, decidió enfrentar el juicio.

Hernández Pérez logró colocar en posiciones a personas claves para que le facilitaran contratos con esas agencias. Anaudi ya hizo alegación de culpabilidad.
Otra persona colocada en posición clave, Sally López, como directora de la Administración de Derecho Laboral (ADL), había sido contratada inicialmente por Perelló en la Cámara.
López enfrenta casos de corrupción por facilitarle ilegalmente, como hizo la Cámara, contratos a las empresas de Hernández Pérez. La esposa de Perelló, empleada de ADL, fue ascendida a ayudante especial por López.

A Héctor Vargas, socio de i y quien igualmente hizo alegación de culpabilidad en un cargo presentado separado del esquema de fraude, Perelló le decía “Hectorín”. Este y Hernández Pérez formaban parte del comité de finanzas de Perelló.

Tantas fueron las empresas y el tiempo que pasaba Hernández Pérez en San Juan, siendo de Aguadilla, que se compró un apartamento en el lujoso edificio Millenium.
Todavía no han surgido los detalles del multimillonario proyecto que Hernández Pérez pretendía con el Departamento de Educación, con la Administración de Servicios Generales (ASG) y otros.

En una lista de regalos que preparó Hernández Pérez, Perelló era el primero. En esa lista también se incluyó a Tatito Hernández, Eduardo Bhatia, Luis Castro (jefe de ASG), el entonces secretario de Corrección José Aponte Carro, y otros. Ninguno de estos funcionarios ha negado haber recibido regalos de Hernández Pérez.

Perelló, igual muchos otros funcionarios de gobierno, accedían gratis a las actividades que celebraba Anaudi en una suite VIP del Coliseo de Puerto Rico, entre otros regalos.

Más:


Más contenido de tu interés